Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Locales de ocio nocturno empiezan a detectar desabastecimientos puntuales de alcohol

La escasez de materias primas, como el vidrio, genera problemas a varias marcas de ginebra y vodka

Jóvenes en un local de ocio nocturno. | FERNANDO BUSTAMANTE

Jóvenes en un local de ocio nocturno. | FERNANDO BUSTAMANTE

La velocidad de la desescalada tras la pandemia cogió al comercio mundial con el pie cambiado y ha provocado una serie de distorsiones globales que poco a poco van ramificando hacia otros sectores. Aumento del precio del transporte marítimo, escasez de materias primas, sobrecostes energéticos, falta de mano de obra... Una tormenta perfecta que va calando cada vez en más industrias y que amenaza con generar nuevos cuellos de botella antes de una época de alta demanda como la Navidad.

El último en dar la voz de alarma ha sido el ocio nocturno. Han sido los que más tiempo han permanecido cerrados por la pandemia y ahora, en plena reactivación y con los clientes sedientos de diversión, ven con temor como sus estanterías comienzan a vaciarse de algunos productos.

Tanto la patronal del sector en la Comunidad Valenciana (Fotur) como la nacional (España de Noche) confirman a este diario que la escasez ya se deja notar en sus barras. Víctor Pérez, presidente de la organización valenciana, afirma que «no hay champán» en muchos locales y que las dificultades de algunos proveedores comienzan a expandirse a otros artículos.

El portavoz de España de Noche, Vicente Pizcueta, confirma, por su parte, que determinadas marcas de destilados como la ginebra Seagram’s o el vodka Absolut están teniendo problemas para cumplir con sus entregas. Pizcueta tilda las alteraciones de «puntuales» y asegura que se deben a la escasez de materias primas y a los problemas logísticos por el precio del transporte marítimo, por lo que están afectando más a las importadas. Así, apela a la «tranquilidad» e insiste en que «puede faltar una marca en un momento determinado, pero la categoría no va a fallar».

Problemas de stock

David, propietario del pub Jagger de València, también confirma a este diario que el desabastecimiento es una realidad. No quiere concretar en marcas, pero asegura que son de vodka y ginebra. Según cuenta, su proveedor justifica la falta de material en la escasez de materias primas, en concreto del vidrio no retornable. «Nos aseguran que es puntual, pero estamos teniendo un montón de problemas porque no tienen stock y con algunas nos hemos quedado desabastecidos», asegura. Bernardo Pérez, director ejecutivo de Adislev, distribuidora del canal horeca, mantiene que su sector esquivará el desabastecimiento, aunque admite «nervios» en algunos proveedores, que ya notifican subidas de precio inminentes a sus clientes. «Alcohol habrá, pero es posible que más caro», concluye.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats