Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sabadell ejecutará todo el ERE con voluntarios

La entidad garantiza a los sindicatos que no habrá despidos forzosos, tras recibir alrededor de 2.000 solicitudes de trabajadores

La sede del Sabadell en Alicante.

No habrá despidos forzosos. La dirección de Banco Sabadell ha garantizado, finalmente, a la representación sindical que todo el ajuste de personal previsto en el ERE se ejecutará únicamente con voluntarios. De esta forma, se cumple la entidad se garantiza la paz social, ya que esta era la principal reivindicación de los representante de la plantilla.

Según el acuerdo alcanzado, el ERE contempla un máximo de 1.605 salidas, pero la entidad se comprometió a cerrar el proceso si lograba 1.380 voluntarios. Hasta este lunes, a pocas horas de que se cerrara el plazo, el banco ya había recibido alrededor de 2.000 adhesiones, pero el problema es que la entidad consideraba que entre 600 y 700 de ellas procedían de trabajadores no elegibles. Es decir, pertenecían a grupos funcionales o colectivos de determinada edad donde ya se había superado la cifra máxima de salidas prevista.

Por ejemplo, en el caso de Alicante había 203 voluntarios para 195 plazas. El problema es que 112 de estos voluntarios eran administrativos y sólo 83 eran gestores, cuando la entidad preveía la salida de un máximo de 100 de los primeros y quería recortar en 103 los segundos.

Ante esta situación, la dirección del banco mantuvo una reunión este pasado lunes para decidir qué hacía y, finalmente, comunicó a los trabajadores que buscaría medidas alternativas para cubrir todas las bajas únicamente con voluntarios, según explican fuentes de la representación sindical.

En concreto, la entidad incentivará la movilidad funcional de los trabajadores que se quedan para reorganizar la plantilla y que se cubran los huecos en aquellos departamentos con mayor número de salidas de las previstas. De esta forma se evitarán salidas traumáticas.

En cuanto a las personas que han solicitado su adhesión al ERE, será a partir del próximo 3 de diciembre cuando la dirección del Sabadell comunique a los interesados qué peticiones se acepten y cuáles se rechazan.

El objetivo del ajuste, que va acompañado del cierre o la reducción de horarios de cerca de 500 oficinas, es ahorrar unos 130 millones de euros anuales. Un ahorro que se suma al que ya ha conseguido con el plan de bajas incentivadas que ejecutó en el primer trimestre del año y que supuso la salida de otros 1.800 trabajadores.

Con estos movimientos, el banco quiere garantizar su viabilidad para seguir operando en solitario y alejar cualquier rumor de compra o fusión, como el que hace un año le llevó a negociar con el BBVA. Unas conversaciones que se rompieron ante las discrepancias por la valoración del Sabadell y que ahora han llevado a BBVA a utilizar el dinero en la compra del 100% de su filial turca.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats