Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Famosa acapara 7 de los 20 juguetes más vendidos en el inicio de la campaña navideña

La firma alicantina sitúa sus muñecas The Bellies o la Nancy entre lo más demandado durante el último mes - Las ventas del sector se disparan un 23% en octubre y noviembre, según la consultora NPD, que prevé que se recuperen las cifras prepandemia

Una clienta mira un expositor con un modelo de las The Bellies de Famosa, en una juguetería. | PILAR CORTÉS

En un sector como el juguete, que concentra alrededor del 70% de su facturación en poco más de dos meses, el arranque de la campaña de Navidad suele ser determinante o, al menos, un buen indicador de lo que puede ocurrir en el conjunto del ejercicio. Y, si nada se tuerce, este puede ser un buen año para Famosa. La juguetera alicantina, propiedad desde 2019 de Giochi Preziosi, consiguió situar durante el pasado mes de noviembre hasta siete de sus productos entre los veinte más demandados en España, según los datos de la consultora NPD Group, lo que anticipa una buena temporada para la firma, en un año en que el conjunto del sector prevé regresar a cifras de facturación prepandemia.

Ninguna otra juguetera logra colar más referencias en el Top 20 en el último mes -la siguiente sería Bizak, que suma cuatro productos en esta clasificación-, aunque, a diferencia del año pasado, cuando sus muñecos The Bellies se situaban en lo más alto de la lista, en esta ocasión la compañía ha visto cómo dos productos de sus rivales lograban adelantarle, al menos en el mes de noviembre. Se trata de la «Training Tower» del megaéxito de la catalana Magic Box SuperZings -unos pequeños muñecos coleccionables con forma de objetos cotidianos o alimentos que visten capa y antifaz y que triunfan en los recreos de los colegios-, y del peluche animatrónico de The Child, el popular «baby Yoda» de la serie The Mandalorian, de la saga Star Wars. Un producto de la multinacional Hasbro.

En cualquier caso, los bebés interactivos de Famosa se mantienen en tercera posición, por delante de su más directos rivales, los Cry Babies de la catalana IMC Toys. Pero, sobre todo, la compañía dirigida por Marie-Eve Rougeot, logra situar en la lista hasta cuatro referencias de su popular Nancy, que sigue en plena forma a pesar de sus más de 50 años de vida. Además, también cuela entre los juguetes más demandados en este arranque de campaña el cerdito de su colección Little Live Pets y el proyector de dibujo Smart Sketcher 2.0.

27 euros es el precio medio de los juguetes vendidos en diciembre En la campaña de Navidad se venden más juguetes, pero también más caros. En abril el precio medio fue de 14 euros.

decoration

«En lo que llevamos de campaña estamos recibiendo datos muy positivos. El mercado está creciendo y prevemos buenos resultados en nuestras marcas», reconocen desde la compañía, que señala, además, que han adelantado los pedidos de sus clientes para sortear los problemas de suministro que se están registrando en todos los sectores, y que confían «en tener suficientes productos para cubrir la demanda de estas Navidades». Aún así, aconsejan no dejar las compras para el último momento.

Adelantadas

Lo cierto es que el temor a un posible desabastecimiento ha provocado que la campaña de Navidad haya arrancado con mucha más fuerza de lo habitual para el conjunto del sector juguetero, debido al adelanto de las compras por parte de muchos padres, según reflejan los datos de NPD Group. Así, mientras que hasta el verano las ventas de juguetes apenas repuntaban alrededor de un 3% con respecto a 2020, con la llegada del otoño y las noticias de los problemas en el transporte de mercancías se produjo una aceleración, que llevó a que en algunas semanas se experimentaran aumentos de hasta el 48% en las ventas, con relación al año anterior.

En su conjunto, durante los meses de octubre y noviembre se han vendido un 23% más juguetes que el año pasado, algo inédito en este negocio, lo que lleva a la consultora a prever que las cifras del conjunto del año también serán positivas. «Calculamos que el ejercicio podría cerrar con un incremento de entre el 9% y el 10%, lo que supondría no sólo mejorar los ingresos del año pasado -cuando la facturación del sector en España cayó alrededor de un 7%-, sino también los de 2019», cuando el mercado nacional del juguete alcanzó los 1.074 millones de euros, según apunta Fernando Pérez, desde la citada consultora.

Por segmentos, Pérez destaca que , aunque el inicio del año fue más flojo para aquellas categorías que se vieron más beneficiadas durante el confinamiento -como los juguetes de exterior para jardín, los juegos de mesa o los puzles para adultos-, a partir de octubre todas están creciendo.

A diferencia de lo que ocurre en otros países europeos, donde son los juguetes para exterior los que aportan la mayor facturación, en España es la categoría de muñecas la que lidera el mercado, con cifras que rondan el 25% del total de ventas. Eso sí, con algún cambio. Si en los últimos ejercicios eran las muñecas tipo bebé -«nurturing», en el argot del sector- las más demandadas, este año cobran protagonismo las muñecas como Nancy o Barbie, las denominadas «fashion dolls», en un ciclo que suele repetirse en el negocio cada cierto tiempo.

Los empresarios prevén una caída de márgenes

El aumento de costes empaña la mejora de la facturación que esperan las firmas jugueteras

La mejora del mercado nacional del juguete se suma al aumento de las exportaciones del sector, que hasta el pasado mes de septiembre crecían un 16% en el conjunto del país, según señala el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), José Antonio Pastor. Sin embargo, los empresarios están lejos de la satisfacción por la evolución de su negocio ya que, a pesar de la subida de ingresos, son muchas las firmas que podrían cerrar el año en negativo ante el aumento que han experimentado los costes. «Se ha subido todo, desde la materia prima a la energía, pasando por los fletes marítimos, que se han disparado un 500%», recuerda Pastor, que asegura que estos sobrecostes se han comido el margen de la mayoría de empresas, ya que el juguete es un producto muy sensible al precio, lo que limita trasladar los incrementos al consumidor final. Así, según la AEFJ el precio medio apenas ha subido un 3%.

En la misma línea, NPD Group apunta que el coste de los juguetes que ya estaban en catálogo el año pasado apenas ha variado, mientras que las mayores subidas se estarían concentrando en los nuevos lanzamientos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats