Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alicantina Mimoto también gestionará parkings para bicicletas y patinetes eléctricos

La compañía se adjudica el contrato para crear, junto al despacho de arquitectura WiseBuild, su primera instalación piloto en la Cartuja de Sevilla

Los fundadores de la startup alicantina Mimoto, en una imagen de archivo. | ALEX DOMÍNGUEZ

De las motos a las bicicletas y los patinetes eléctricos. La startup alicantina Mimoto Parking amplía sus líneas de negocio y, a partir de ahora, también gestionará aparcamientos de pago para vehículos de micromovilidad, como se conoce en el argot a este tipo de transporte, cada vez más presente en todas las ciudades como una alternativa a los automóviles. La compañía fundada por Alejandro Martín, Begoña Entrena y Juan de Dios Martos acaba de adjudicarse el contrato para construir en Sevilla la que será su primera instalación de este tipo, que se ubicará en concreto en el Parque Tecnológico de la Cartuja, dentro de un proyecto promovido por la Junta de Andalucía, el Consistorio sevillano y Endesa para promover la descarbonización de este recinto.

En este caso, el proyecto se realizará de la mano del despacho de arquitectura madrileño Wise Build y constará de unas instalaciones modulares, que tendrán cabida para unas cincuenta bicicleta y diez patinetes, la mitad de ellas con toma para carga eléctrica. La gestión del aparcamiento se realizará a través del mismo software con el que la firma ha desarrollado sus parkings especializados en motos, que permite realizar los pagos y la entrada en el establecimiento automáticamente a través de una aplicación y que utiliza Inteligencia Artificial para detectar cualquier posible anomalía que indique un problema de seguridad.

Además, también incluirá taquillas para el casco o el resto de pertenencias de los usuarios, como ocurre en los aparcamientos para motos de la cadena. Pero la intención de la firma es ir más allá y que este tipo de instalaciones para patinetes y bicicletas, que la firma ya negocia expandir a otras ciudades españolas, se conviertan en «hub multiservicios». Así, como la intención es que puedan ubicarse en plazas o espacios abiertos, también habrá bancos para los peatones y se incorporarán taquillas para la recogida de productos comprados por internet.

«Una cosa es que una o dos personas lleven el patinete y lo suban a la oficina, pero, a medida que se populariza esta alternativa, está claro que también es necesario articular espacios específicos para estacionarlos sin que molesten y de forma segura», explica Alejandro Martín, que recuerda que tampoco suele ser una buena idea dejar estos vehículos sin más aparcados en la calle.

Tras la experiencia piloto, el propio Ayuntamiento de Sevilla tiene previsto sacar a concurso la ubicación de varias decenas de estos nuevos aparcamientos para bicicletas y patinetes eléctricos, a los que Mimoto también quiere optar. Pero la firma ya negocia con varios consistorios más, según sus responsables.

Por otro lado, Mimoto Parking inaugurará el próximo mes de enero su primer aparcamiento para motos en Bacelona, que se ubicará en la calle Ciutat, justo a las espaldas del Ayuntamiento de la capital catalana, en pleno Barrio Gótico. Será el quinto de la compañía, tras los dos que ya tiene en Alicante y los dos que opera en Madrid, tanto propios, como en franquicia. En el caso de Barcelona, se gestionará bajo esta última modalidad. Los aparcamientos de Mimoto están pensados especialmente para motos, por lo que están al nivel de la calle para evitar rampas, y están completamente automatizados.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats