Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La venta de coches usados recupera terreno en Alicante pero sigue por debajo de los niveles prepandemia

El mercado cerró 2021 con 89.279 operaciones, un 12,6% más que en el ejercicio anterior, pero un 7,3% por debajo de 2019

Una feria de vehículos de ocasión en IFA.

La venta de automóviles de ocasión recuperó en 2021 parte del terreno perdido en el primer año año de pandemia, aunque no consiguió volver del todo la normalidad, sobre todo por la escasez de oferta que se produjo en la segunda mitad del año. La crisis de los microchips redujo el número de vehículos nuevos que se vendieron, lo que redujo a su vez la cifra de coches que se retiraban y pasaban al mercado de ocasión, lo que lastró el negocio.

Aún así el balance conjunto del año resulta positivo. En el caso de la provincia de Alicante, en 2021 se vendieron 89.279 vehículos usados, lo que supuso un incremento del 12,6% sobre los volúmenes del año anterior, a pesar de los retrocesos experimentados a partir del verano, de acuerdo con los datos de las patronales Faconauto (concesionarios) y Ganvam (distribuidores). Eso sí, la cifra sigue un 7,35% por debajo de los niveles previos a la llegada del covid, cuando en un solo ejercicio se vendían más de 96.000 coches de ocasión.

En comparación con el número de matriculaciónes -31.662-, el año pasado se vendieron en Alicante práctimante el triple de automóviles usados que nuevos.

Más de 10 años

A nivel nacional, el año pasado se vendieron 1.989.662 coches usados, lo que supone una subida del 9% pero todavía un 5,2% menos que en 2029. En un análisis por tramos de antigüedad, las operaciones con usados de entre 5 y 8 años fueron las que más crecieron durante el año pasado, con una subida del 34,2% y un total de 173.699 unidades, lo que significa una subida del 24,5% en comparación con 2019. Por su parte, las transferencias con modelos de más de 15 años, protagonistas de las operaciones entre particulares, ascendieron un 22,7% en 2021, concentrando el 34% del mercado, en línea con 2019. En total, seis de cada diez vehículos vendidos superaba los 10 años.

En un ejercicio caracterizado por el vacío de oferta derivado de la crisis de los microchips, la importación marcó la pauta para poder satisfacer la demanda de modelos más jóvenes. De ahí que las transacciones con vehículos importados crecieran un 28,4% en 2021, mientras que las operaciones con vehículos procedentes de flotas de rent a car se desplomaran un 26,2% con respecto a 2020 y nada menos que un 41,3% con respecto a 2019.

"La incertidumbre y las restricciones que ha continuado generando la crisis sanitaria, unido a la crisis de los microchips ha provocado que el ritmo de crecimiento, aunque mayor que el mercado de nuevos, no lo hiciera a la velocidad deseada", reconoce el portavoz de Faconauto, Raúl Morales, que prevé que la escasez de oferta siga afectando este año a los modelos más nuevos, de menos de cinco años.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats