Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La economía de la Comunidad coge velocidad de crucero gracias al turismo

La autonomía finaliza 2021 como la segunda con mayor recuperación del PIB y seguirá con crecimientos de más del 5% hasta 2023, según BBVA Research - El gabinete de estudios asegura que el impacto de ómicron en la actividad será limitado

Aspecto de la playa de Benidorm el pasado mes de agosto. | DAVID REVENGA

A pesar de los vaivenes de las distintas olas del coronavirus, de los cuellos de botella en el transporte o del descontrol de los precios energéticos, la Comunidad Valenciana logró cerrar el pasado ejercicio con el segundo mayor aumento del PIB de todo el país, un 5,4%, tres décimas más que la media nacional, y mantendrá un ritmo superior a los cinco puntos anuales al menos hasta 2023, cuando habrá recuperado por completo todo lo perdido en el inicio de la pandemia.

Así, al menos, lo aseguran los expertos de BBVA Research en la última edición de su Observatorio Regional, en el que destacan la solidez de la recuperación, que incluso podría acelerarse si se resuelven los riesgos actuales y se realiza un buen uso de los fondos europeos para transformar el modelo económico y aumentar su «potencial de crecimiento», según apuntó ayer el economista principal de esta organización para España, Pep Ruiz.

Tras perder un 10,1% del PIB durante el primer año de pandemia, la Comunidad Valenciana fue una de las autonomías que más se benefició el año pasado por la recuperación de turismo nacional y el tirón del consumo que lleva aparejado, junto con Andalucía. Una reactivación del sector servicios que permitió finalizar 2021 con un crecimiento del 5,4%, una cifra sólo superada por el rebote que experimentó Baleares, que subió un 10,5% tras el desplome del 21,7% que había sufrido en 2020.

Para este 2022, la previsión de BBVA Research es que el avance del PIB valenciano sea ligeramente más moderado, del 5,2%, lo que situará a la autonomía algo por debajo de la media nacional, que estima que crecerá alrededor de un 5,5%. Sin embargo, lo cierto es que esta diferencia se debe más a la aceleración que sufrirán aquellas autonomías que fueron más retrasadas el año pasado, que a una desaceleración real de la economía de la Comunidad.

En concreto, el estudio prevé un crecimiento más intenso para este año de aquellas regiones donde el turismo extranjero y el turismo urbano, que han tardado más en reaccionar, tiene más peso, como ocurre con Madrid, Cataluña o Canarias. Algo que también propiciará que la provincia de Alicante crezca más que la media dentro de la Comunidad, según apuntó Pep Ruiz.

Junto a esta mejora el turismo internacional, se espera que también la industria aumente su contribución al crecimiento, a medida que se eliminen los cuellos de botella en el transporte y la situación en el suministro de materias primas tienda a normalizarse. Además, las exportaciones seguirán al alza, gracias a que la mayoría de países europeos va algo más adelantado en la recuperación y, por tanto, con mayor demanda. Igualmente, aunque señala que ha ralentizado algo el consumo, el banco estima que el impacto de ómicron en la actividad económica será «limitado», frente a lo ocurrido en olas anteriores.

El gabinete de estudios también prevé que los fondos europeos ganen protagonismo como motor de la reactivación, a medida que se vayan poniendo en marcha los distintos proyectos y se intensifique su despliegue. Al respecto, Ruiz destaca que un buen uso de este dinero para transformar la economía podría elevar el potencial de crecimiento y llevar a un mayor aumento del PIB en 2023. Un ejercicio para el que, en cualquier caso, BBVA Research ya prevé una mejora del 5% del PIB autonómico, una décima más que la media española.

Funcas prevé que la inflación alcance el 3,5% este año

Los precios seguirán siendo un quebradero de cabeza este año para hogares y empresas. Aunque no se alcanzarán los niveles del último ejercicio, que se cerró con un aumento del 6,5%, el panel de expertos de Funcas estima que la inflación subirá en 2022 una media del 3,5% y, lo que es más importante, que la inflación subyacente, la que no tiene en cuenta la energía ni los productos frescos, alcanzará el 2%, lo que supone 1,2 puntos más que en 2021.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats