Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell restaurará el centro de oficios de Coepa a cambio de 50 años de concesión

El Ayuntamiento de Alicante dará luz verde la próxima semana al convenio con Labora y el Instituto Valenciano de Finanzas

Imagen exterior del centro de oficios de la extinta patronal alicantina Coepa.

La recuperación del centro de oficios de la desaparecida patronal provincial Coepa está algo más cerca. Tras años de abandono, lo que ha provocado un considerable deterioro de las instalaciones a manos de los vándalos, la junta de gobierno del Ayuntamiento de Alicante tiene previsto dar luz verde la próxima semana al convenio a tres bandas con el servicio autonómico de empleo Labora y el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) que permitirá la rehabilitación del inmueble y su transformación en un centro formativo.

El acuerdo no ha sido fácil, dada la complicada situación legal que tenía el edificio, que en su día costó 6,8 millones de euros, todos ellos financiados con dinero público vía subvenciones y créditos. La historia del denominado centro de oficios con el que la extinta patronal alicantina quería poner fin a la escasez de mano de obra especializada en los años del boom se remonta al año 2001, cuando los empresarios consiguieron que el Consistorio de la capital cediera por 30 años el uso de cuatro parcelas de titularidad municipal en el polígono de Babel, con la condición de que, una vez concluido este periodo, todo lo construido revertiera a la ciudad y que su uso fuera exclusivamente para fines formativos.

Coepa financió las obras gracias a las subvenciones que por entonces le otorgó la Generalitat, a lo que se sumó la hipoteca de tres millones de euros que le concedió el IVF y que esperaba devolver con las ayudas que esperaba recibir por la impartición de cursos.

Sin embargo, con la llegada de la crisis, el Ejecutivo autonómico, entonces en manos del PP, cerró el grifo de las subvenciones y la patronal se vio incapaz de devolver el dinero, lo que acabó provocando que solicitara en concurso de acreedores y, posteriormente, su disolución.

Desde entonces, el edificio permanecía en un limbo legal, ya que el Ayuntamiento no quería asumir su titularidad para no cargar con la hipoteca y el IVF tampoco podía quedarse el edificio porque no imparte formación.

Estado del interior del centro de oficios.

Acuerdo

Después de varios años en los que el edificio se fue deteriorando cada vez más, finalmente el alcalde de Alicante, Luis Barcala, y el conseller de Economía, Rafa Climent, decidieron desbloquear la situación y entablaron unas negociaciones que han concluido con la propuesta de convenio que debe aprobar el Consistorio la próxima semana. Según este documento, el Ayuntamiento de Alicante realizará una nueva cesión del suelo por un plazo de 50 años a cambio de que el servicio valenciano de empleo Labora corra con los gastos de restauración del edificio y lo destine a centro de formación.

Eso sí, el organismo autonómico deberá consensuar la programación del centro con la Agencia de Desarrollo Local, que quiere potenciar los perfiles tecnológicos y relacionados con las nuevas tecnologías en la ciudad. Además, el organismo municipal tendrá un espacio dentro de este centro y podrá usar sus instalaciones.

Por su parte, el IVF se compromete a cancelar definitivamente la hipoteca que aún pesa sobre el edificio y a elevarlo a escritura pública en el plazo de un mes. A cambio, el brazo financiero del Consell también dispondrá de un despacho en el inmueble y podrá usar sus instalaciones.

El coste de las obras de rehabilitación se prevé millonario, ya que, en el tiempo en que ha estado abandonado, los vándalos han destruido la mayor parte de las instalaciones para llevarse el cableado y todo lo que era susceptible de ser vendido. El inmueble también ha estado ocupado y su estado actual es bastante ruinoso.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats