Visibilizar la presencia de la mujer en el ámbito agroalimentario y acercar a los jóvenes al campo es uno de los objetivos que se han compartido en la mesa de expertos «El papel de la mujer en el sector agroalimentario y el relevo generacional». Un encuentro organizado por el Club INFORMACIÓN y por CaixaBank en el que han participado Alba Díaz, doctoranda de la Universidad de Lleida; Belén Castellano, gerente de la Comunidad General de Regantes Riegos de Levante; Carmen Royuela, gerente de Eco- Citric; y Francisco Javier Arcís, director de AgroBank en la Comunidad Valenciana.

Preguntadas por el moderador del acto, Toni Cabot, sobre si existen o no oportunidades de futuro para los jóvenes en el campo, Alba Díaz asegura que «sí», siempre y cuando « se les enseñe la belleza de este sector». «Es cierto que desde mediados del siglo XX los jóvenes se han ido desvinculando poco a poco de las zonas rurales para instalarse en las ciudades, y esto se debe a que ven estas zonas como lugares sin oportunidades de futuro o subdesarrolladas desde el punto de vista socioeconómico y cultural. Si adquieren conciencia de que es un trabajo esencial y especializado volverán a verlo como una opción de futuro», explica Díaz, finalista al mejor Trabajo Final de Máster realizado en el ámbito de la agricultura, ganadería y alimentación.

Sin embargo, Carmen Royuela muestra una postura contraria a su compañera de mesa, al argumentar que «como el gobierno no ponga una alternativa y mime más a este sector yo no lo aconsejo ahora mismo. Cada vez los precios se disparan más y los precios para vender son más bajos».

«Hay que romper con los roles de genero que existen y hacer visible a la mujer»

Alba Díaz. - Doctoranda de la Universidad de Lleida

Alba Díaz, doctoranda de la Universidad de Lleida. RAFA ARJONES

Apoyo institucional en la España rural

Actualmente existen dos programas del Gobierno, «Empleaverde» y «Cultiva», que tienen como fin fomentar la vinculación de los jóvenes en el medio rural. El primero de ellos forma a jóvenes desempleados en el mundo rural para que lo conozcan, «lo cual es muy importante porque el hecho de que existan escuelas agrarias permiten a la población aprender continuamente sobre ello», afirma Díaz. Por su parte, Cultiva es similar al programa Erasmus de las universidades. «En él, los jóvenes agricultores se desplazan a explotaciones agrarias modelo donde aprenden cómo se trabaja y conocen nuevas técnicas de gestión para luego aplicarlo en el campo», explica la joven.

¿Cuál es la presencia de la mujer y los jóvenes en el medio agrario?

¿Cuál es la presencia de la mujer y los jóvenes en el medio agrario?

No obstante, Belén Castellano opina contundente que «estas medidas se quedan muy lejos de lo que el sector realmente necesita». Alega que estas iniciativas «no son suficientes» si lo que se pretende es que «una persona redireccione su vida hacia el mundo agrario. Los gobiernos están enfocados en digitalizar a los jóvenes y especializarlos en alta tecnología, sin embargo sin Internet podríamos vivir, pero... probar a estar una semana sin comer».

Entonces ¿es la tecnología un factor clave para que los jóvenes se involucren en el sector agrario? La mesa de debate encuentra posturas opuestas a este respecto, y es que, en palabras de Castellano, «la tecnología es solo un complemento, el pilar fundamental es que el joven vea un futuro, una proyección y compruebe que puede ser un medio de vida digno.

La digitalización se nos vende como la solución a todo pero tiene que estar basada en unos cimientos reales, como un futuro de agua o una garantía de precios». Frente a la gerente de la Comunidad General de Regantes Riegos, Díaz sentencia que «la tecnología haría más atractivo el sector, lo verían más moderno y lo plantearía como una opción en la que poder intervenir con estudios más especializados. Implantar nuevas tecnología dará lugar a nuevos puestos de trabajo que requieran a personas cualificadas».

«La digitalización se nos vende como la solución a todo pero tiene que estar basada en unos cimientos reales»

Belén Castellano - Gerente de la Comunidad General de Regantes Riegos de Levante.

Belén Castellano, gerente de la Comunidad General de Regantes Riegos de Levante. RAFA ARJONES

La mujer en el ámbito rural

Para Castellano existe una doble vertiente, por un lado la mujer agricultora, cuyo reto es «mantener el patrimonio familiar, ya que se están abandonando muchas explotaciones si no se consigue realmente un apoyo institucional al sector definido, decidido y firme hacia los jóvenes». Por otro lado se encuentra la mujer profesional que tiene los mismos retos y obstáculos que tiene en el resto de sectores. «Pero la mujer que vale, la que tiene una especialidad puede ahora mismo encontrar en el sector agrario perfectamente su futuro», asegura la experta.

Para que la mujer supere los obstáculos que se le ponen por el camino «es clave darle más visibilidad, porque la mujer está y tiene un papel fundamental pero no es protagonista. Hay que romper con los roles de género que existen y hacerla visible», afirma Díaz. En este hilo, Royuela declara que «hay que superar el machismo y por otro lado las condiciones sociales que tiene una autónoma agrícola en cuanto a bajas y cotizaciones».

Desde mediados del siglo XX los jóvenes se han ido desvinculando poco a poco de las zonas rurales para instalarse en las ciudades 

Otorgar la visibilidad que merece la mujer en el ámbito agroalimentario es fundamental para reducir la desigualdad existente, un hecho que Castellano pone en especial relevancia al indicar que «la mujer todavía ni si quiera es visible. Para que así fuera tendríamos que habernos interesado en qué le ocurre a esa mujer, qué le falta, y partir de ahí podríamos empezar a trabajar en la igualdad. Pero ni si quiera sabemos que está presente, y así es muy difícil ayudar».

Una de las muestras de la desigualdad que sufren las mujeres en este sector es la brecha salarial, que en opinión de la experta, se debe a que «las tareas encomendadas a las mujeres son de menor especialización. La mujer siempre ha estado más enfocada el mundo comercializador, a la distribución, las cuales son tareas muy rutinarias y con las que se percibe una menor retribución».

Puestos de responsabilidad

¿Dónde están las mujeres? ¿Por qué no está su presencia en los puestos de directivos del sector agrario? «Siempre se ha pensado que es un mundo de hombres. La división en el trabajo por el sexo ha condicionado la vida de las mujeres, obstaculizando su plena participación laboral, su crecimiento profesional y el acceso a estos puestos de poder», argumenta Díaz en contestación a la preguntada planteada por Toni Cabot.

El papel de la mujer en el campo ha estado siempre enfocado en tareas de menor retribución 

Por su parte, Castellano afirma que «el mundo rural no está cerrado para las mujeres. Hay que ofrecer igualdad de oportunidades y cualquier mujer que quiera acceder tiene que poder hacerlo». Para la gerente de la Comunidad General de Regantes Riegos de Levante, «la mujer que está en el campo es cada vez más visible», y por otro lado se encuentra aquella mujer que tiene puestos de responsabilidad o especializados y que cada vez está más incorporada. «Se trata de mujeres jóvenes, y esto es muy positivo porque van a seguir durante varios años y van a permitir que continúen incorporándose mujeres».

 La presencia y participación de mujeres y jóvenes en el medio rural puede que tenga un impulso con las medidas que formen parte de la PAC 23-27 con «programas de refuerzo de la formación y el asesoramiento, innovación y digitalización del sector agrario para jóvenes y mujeres», afirma Díaz. Un tanto reticente se postula Castellano, que declara que «la PAC del próximo ciclo parece que está empezando a aterrizar un poco en las necesidades reales del sector pero creo que seguimos pecando de legislar en la distancia».

Arcís, director de AgroBank en la Comunidad Valenciana. RAFA ARJONES

Las iniciativas de CaixaBank que impulsan la inclusión

AgroBank, la marca de CaixaBank centrada en el sector agroalimentario, lleva a cabo diferentes iniciativas para impulsar el relevo generacional y el papel de la mujer en el sector agroalimentario. Un ejemplo de ello es la Cátedra AgroBank que promueve los premios fin de máster para potenciar el empoderamiento femenino dentro de la ciencia en el sector agroalimentario.

Al mismo tiempo mantiene acuerdos de colaboración con las principales asociaciones, como la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales. Muestra de su compromiso con la diversidad, CaixaBank, a través de su programa Wengage, fomenta la igualdad de oportunidades, no solo de género, si no también funcional y generacional. 

En el mundo rural las mujeres se enfrentan a una «doble desigualdad». La primera asociada a su entorno de residencia, en términos de oportunidades laborales, acceso a servicios y conectividad física y digital; y la segunda provocada por el hecho de ser mujer. Todo esto impacta en la generación de rentas del medio rural, algo que está cuantificado en más de 38 mil millones de euros, que se traduce en más del 3% del PIB español.

«La mujer se va incorporando más y sobre todo en la agricultura ecológica»

Carmen Royuela - Gerente de Eco- Citric.

Carmen Royuela, gerente de Eco- Citric. RAFA ARJONES

Para aumentar la presencia de la mujer en los puestos de responsabilidad en todo el sector agrario, Francisco Javier Arcís, director de AgroBank en la Comunidad Valenciana, apunta que «la clave es hacer atractivo el sector, y para ello se debe garantizar la rentabilidad, pero también tiene que ser inclusivo. No podemos dejar apartada al otro 50% de la sociedad, que tiene mucho que aportar.

Además tenemos que garantizar la igualdad de oportunidades, y en este punto pensamos que la digitalización va a ser un factor clave porque facilitará la conciliación». Para lograr una integración real de la mujer en el ámbito agroalimentario se le debe «dar visibilidad a través de acciones donde se la ponga en valor», asegura Arcís, que anima a que las mujeres se presenten al Premio A Mujer Profesional Autónoma, iniciativa con la que CaixaBank pretende «visibilizar esa fuerza».

En lo que respecta a los jóvenes, Arcís asegura que «la digitalización es parte esencial del futuro de este sector para que las nuevas generaciones formen parte de este segmento».