Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los sindicatos critican la pérdida de empleos en Correos y se oponen a la venta de la sede de Alicante

CC OO y UGT protagonizan una acampada junto al edificio, denunciando también el cierre de puntos de reparto

Los sindicatos han acampado en la plaza Gabriel Miró. Héctor Fuentes

Los sindicatos CC OO y UGT están protagonizando este miércoles una acampada en la plaza Gabriel Miró en Alicante, junto al edificio de Correos, para criticar la merma que se está produciendo en la plantilla encargada de prestar el servicio postal y mostrar su rechazo a la venta de este inmueble. Las centrales también denuncian el cierre de oficinas de reparto en toda la provincia.

El acto forma parte de las movilizaciones que se están llevando a cabo a nivel nacional, bajo el lema "Salvemos el servicio postal", para protestar y hacer visible el desmantelamiento que, según los sindicatos, está sufriendo Correos como consecuencia de un recorte en la financiación del 50%.

En el caso concreto de la provincia de Alicante, ambas organizaciones sindicales denuncian que se han perdido cerca de 300 empleos en apenas dos años, y que está previsto un recorte similar en los dos próximos ejercicios. El secretario provincial de la sección de Correos en CC OO, José Joaquín Oliva, señala que "desde la dirección aseguran que no han despedido a nadie, cosa que es cierta, pero no se están reponiendo los puestos de trabajo por jubilaciones o traslados a otras administraciones".

Por su parte, José Luis Caballero, responsable de esta misma sección en UGT, lamenta que Correos esté recurriendo a la venta de su patrimonio para paliar el déficit, poniendo como ejemplo el emblemático edificio de Alicante, en la plaza Gabriel Miró, para el cual ya existe un preacuerdo con la Generalitat. "Además -enfatiza-, todo se está haciendo con oscurantismo, pero ya han colgado un cartel a la entrada del inmueble en el que se anuncia que están buscando un local alternativo".

Ambos sindicatos critican, igualmente, el cierre de puntos de reparto en municipios como Cocentaina, Castalla, Biar, Petrer, Pedreguer o El Verger, "lo que está trayendo como consecuencia un alarmante deterioro y pérdida de calidad del servicio". Las movilizaciones van a continuar en los próximos días, hasta desembocar en una huelga general programada para los días 1, 2 y 3 de junio.

Correos, por su parte, niega las acusaciones sindicales. A través de un comunicado, explica que, como compañía pública, tiene la obligación de fortalecer su apertura a otros sectores y de diversificar su negocio, asignando eficientemente sus recursos, tanto humanos como logísticos y tecnológicos, en función de la producción. Así, asegura que no está cerrando ninguna oficina ni centro de distribución, y que tampoco está llevando a cabo despidos. En este sentido, explica que en el periodo 2018-2021 se han convocado a nivel nacional 13.297 plazas para personal laboral indefinido, de las cuales 7.730 ya se han incorporado a la organización, mientras está en marcha la convocatoria de los 5.377 puestos restantes.

En el caso de la provincia de Alicante, Correos asegura que en 2022 se han incorporado 178 personas a un puesto de trabajo indefinido. De ellas, 59 desempeñan labores de reparto motorizado y 34 trabajan en reparto a pie, en carterías urbanas y servicios rurales; 42 ocupan puestos de agentes de clasificación en el centro logístico situado en la carretera de Ocaña y 43 desarrollan funciones de atención al cliente en oficinas. En 2020 , añade la compañía, la cifra de personas que se incorporaron a puestos fijos fue de 156, mientras que en 2019 fue de 84.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats