Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno prevé una recuperación de los ingresos turísticos superior al 80%

El secretario de Estado de Economía señala en el Foro Alicante la digitalización y la lucha contra el cambio climático como claves para superar la crisis actual - Gonzalo García defiende la creación de empleo estable generada por la reforma laboral

Un instante de la intervención del secretario de Estado de Economía, Gonzalo García, durante la celebración del Foro Alicante. | HÉCTOR FUENTES

El actual escenario de crisis económica y social, en el que a los dos largos años de pandemia le ha sucedido una guerra en Europa, exige medidas contundentes para lograr la recuperación económica y la creación de empleo estable. Muchas de estas medidas son requeridas desde la propia Unión Europea (UE) para poder hacer uso de sus fondos. Algunas de las principales claves de este plan de transformación y resiliencia fueron expuestas este viernes por el secretario de Estado de Economía, Gonzalo García, en el regreso del Foro Alicante, organizado por el Club INFORMACIÓN, la Universidad de Alicante (UA), la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana (CEV) y Baleària.

«Desde el Gobierno estamos respondiendo a las nuevas circunstancias que ha creado la guerra de Rusia en Ucrania. La economía se está enfrentando desde 2018 a situaciones convulsas», comenzó su intervención García, quien hizo hincapié en que su comparecencia se produce en un momento clave, coincidiendo con el inicio de la temporada alta del sector turístico, que tanto peso tiene en la economía provincial. Precisamente, sobre el turismo ofreció uno de sus datos más optimistas: «Las perspectivas turísticas con las que hemos hecho las previsiones, que son prudentes, contaban con llegar este año a recuperar el 80% de los ingresos por turismo de 2019. Con la evolución que estamos viendo, probablemente lo superemos. Sigue habiendo riesgos sanitarios, pero el año para el turismo va a ser bueno y dinamizará la economía».

El representante del Gobierno también aprovechó su intervención para sacar pecho sobre algunos parámetros económicos, muchos de ellos ligados directamente a los primeros meses de aplicación de la reforma laboral. Entre estas cifras vinculadas al mercado de trabajo se encuentran los datos de afiliación a mediados de mayo, que se conocieron este jueves y que señalan que hay 550.000 afiliados a la Seguridad Social más que antes de la crisis y 1.200.000 contratos indefinidos más.

«Esto se ha conseguido, en parte, por la capacidad que han tenido las empresas para afrontar la situación y adaptar sus estructuras y estrategias de negocio manteniendo el empleo, lo que es una base muy sólida para el crecimiento», manifestó García en un guiño a los empresarios que escuchaban su discurso.

Durante su intervención, el secretario empleó en varias ocasiones el término «viento de cara» en alusión a los graves contratiempos que han ido provocando, en primer lugar, la pandemia del coronavirus y, ahora, las consecuencias de la guerra. «Es importante que este viento de cara no nos frene. Hemos seguido creciendo en el primer trimestre y se está creando empleo. Todas las previsiones, hasta las más pesimistas, apuntan un crecimiento para España que es muy considerable. Lo más importante es que este crecimiento sea alto y sostenido para el próximo año y para los venideros», apostilló el representante del Gobierno, que en su intervención no pudo pasar por alto la inflación que está golpeando con fuerza: «Tenemos un episodio de inflación alto, pero se espera que en el segundo semestre se continúe en la senda del descenso que ya vimos en abril. Es un problema y un foco de atención mes a mes, y casi semana a semana, para la política económica».

Araceli Poblador, Gonzalo García, Toni Cabot, Juan R. Gil y Andrés Sánchez, antes de comen zar el acto, celebrado en El Maestral.. | HÉCTOR FUENTES

Ejes

Sobre el programa de recuperación que se está llevando a cabo desde el Ejecutivo central, bajo el paraguas de la UE, el protagonista del foro expuso sus principales ejes, entre los que se encuentra la actuación contra el cambio climático, una estrategia que se ha acelerado a consecuencia de la pandemia. «En Madrid hay 38 grados un 20 de mayo, lo que no he visto en mi vida. Con esto quiero decir que el cambio climático no es una amenaza futura, lo es ya. Si la crisis sanitaria no nos ha servido para darnos cuenta de las amenazas que tenemos, hay un problema», alertó García.

El segundo de los ejes es el de la transformación digital, un terreno en el que el secretario considera que España se encuentra en una posición «bastante avanzada». Ello lo argumenta con indicadores de la Comisión Europea como los que hacen referencia a la conectividad y la Administración digital, quedando «un poco más bajo» en el aprovechamiento de los servicios digitales. «En un momento como el que estamos, con tantos desafíos, tenemos que aprovechar las oportunidades que nos ofrece la tecnología digital para producir, trabajar y vivir mejor e innovar más», añadió el ponente.

Los otros dos ejes que componen el programa de recuperación fueron agrupados por García en aspectos como la cohesión social, la reducción de la desigualdad, tanto en rentas como en territorios, o los avances en la igualdad de género. «Este plan está en plena ejecución y hemos alcanzado la velocidad de crucero. Sé que las expectativas no están colmadas porque a todas las empresas os gustaría tener subvenciones y ver el dinero ya. Somos conscientes de ello», manifestó en otra alusión a los empresarios que prestaban atención a su discurso.

En este marco, el alza de los precios de la energía fue uno de los hilos conductores de la exposición del representante del Gobierno central: «Ha sido un golpe muy significativo que se acentuó desde el pasado otoño, porque se estaban anticipando algunos de los movimientos que estaba planteando Rusia, junto a otros factores, como el aumento de la demanda de gas desde Asia. A finales de febrero, con la invasión, todo esto se ha intensificado, provocando una dosis mayor de incertidumbre».

Julián López, Trini Amorós, Andrés Perelló, Manuel Martínez y Manuel Marín, conversando, poco antes de la intervención de Gonzalo García. | HÉCTOR FUENTES

Estabilidad

Ante este escenario, García abogó por la estabilidad de los precios como «un valor absolutamente esencial» para el buen funcionamiento de la economía. «Durante la pandemia, el objetivo era superar la situación sanitaria con las menores heridas persistentes para la economía y el tejido empresarial. La mayoría de los datos apuntan que hemos logrado el objetivo, pero tenemos que digerir ese aumento de costes y de inflación», hizo hincapié sobre la actual situación de inflación.

El funcionamiento del sistema eléctrico español y su relación con el alza de los precios también fue motivo de análisis: «Ya hace un año se bajaron los impuestos que pesan sobre la tarifa eléctrica, se rebajó el IVA al 10%, se suspendió el impuesto sobre la producción eléctrica y se bajó al mínimo el impuesto especial de la electricidad. Eran medidas esenciales que hemos ido complementando con otras muy especiales que algunos no han entendido, porque se beneficiaban de una situación que era insostenible».

Por último, un factor de optimismo para García, vinculado a la relación de España con la UE, es que en la actual situación, a diferencia de la crisis de 2008, la economía nacional es «más equilibrada y sólida», con la mitad de peso de la construcción y 15 puntos menos de deuda exterior.

Gonzalo García: «Siempre es fácil que los informes se liguen al pesimismo»


En el turno de preguntas que siguió a la intervención del Foro Alicante, una de las primeras cuestiones que se le plantearon al secretario de Estado de Economía, Gonzalo García, estaba relacionada con el informe anual del Banco de España, que fue dado a conocer el miércoles y que alertaba de aspectos negativos como la falta de sostenibilidad del sistema de pensiones o de cómo está afectando la inflación a las rentas. «A los informes del Banco de España siempre se les saca punta y, en algunos análisis, es fácil ligarlos al pesimismo», apuntó García al respecto. 

Para el representante del Gobierno central, en otros aspectos de este extenso documento, de cerca de 300 páginas, hay elementos destacables, entre los que subraya la respuesta que han dado las políticas económicas a las crisis, el alcance que han tenido las reformas estructurales o el crecimiento potencial de la economía española que, precisamente por estas reformas estructurales, podría llegar hasta el 2%. «Es muy importante porque podemos lograr que nuestra capacidad de crecimiento permanente mejore», concluyó sobre esta cuestión.

A García también se le preguntaron por los motivos que llevan a la provincia a estar a la cola en cuanto a las inversiones en los Presupuesto del Estado y sobre dónde se encuentra Alicante en el plan de recuperación de infraestructuras. «La Comunidad Valenciana es la tercera que más recursos ha recibido de los planes de recuperación. El contexto general de financiación para las comunidades autónomas ha sido muy favorable los últimos dos años. Estamos en un entorno en el que no va a haber escasez de recursos», fue la respuesta que ofreció.

Otro asunto que preocupa en la provincia es que el turismo no cuente todavía con un plan específico de recuperación. «Este sector no debe resignarse porque es un sector básico de la economía española y lo seguirá siendo en el futuro. Durante la pandemia ha sido de los más apoyados por ser el que más necesidades tenía. Y seguirá recibiendo fondos», indicó García.


Preocupación por la exportación de cítricos

Entre otras consecuencias económicas, la guerra de Ucrania está generando unas pérdidas de 40 millones de euros para las exportaciones de cítricos, con 100.000 toneladas de naranjas y 15.000 de mandarinas que se quedan sin recoger en la provincia. Este preocupante cuestión fue analizada por el secretario de Estado de Economía, Gonzalo García, durante su intervención en el Foro Alicante. El representante del Gobierno central fue cuestionado sobre si se está planteando la petición de cláusulas de salvaguarda que protejan a la agricultura ante el actual conflicto bélico en Europa.

El secretario de Estado de Economía exige una solución en el marco comunitario que palie las pérdidas de la agricultura

decoration

Para García, la situación por la que está atravesando el campo alicantino es otro ejemplo más de que la guerra no afecta solo a los precios de la energía. «También está afectando a otros flujos comerciales, como el de la industria del azulejo, por ejemplo. Este efecto tiene que ver con la demanda de destino y con la desviación de los flujos», apuntó el secretario. El ponente también dejó patente que este asunto supone una preocupación para el Gobierno de Pedro Sánchez y que tanto la ministra de Industria, Reyes Maroto, como la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, están siguiendo la cuestión. «Es en el marco comunitario donde se tienen que tomar las medidas que ofrezcan una reacción ante la situación que se está produciendo», exigió el protagonista del Foro Alicante en su intervención.

Al abordarse la agricultura, no se podía dejar pasar por alto un asunto tan candente y tan polémico como el del trasvase, cuestión sobre la que también fue requerida la visión del secretario, con relación al impacto que el recorte de envíos va a tener en la zona del Levante español y en la producción agraria. «Los temas del agua son muy difíciles de abordar y las posiciones se ven desde diferentes posturas según la comunidad en la que nos encontremos. Hay un plan de inversión para apoyar a los regadíos que se va a ampliar y hay que hacer un esfuerzo para invertir en el ámbito de los recursos hídricos, con el que todas las comunidades tengan más certidumbres y más tranquilidad a la hora de disfrutar de estos recursos», fue la respuesta que ofreció García.

Prácticas irregulares

Sobre la reforma laboral y el apoyo al diálogo social, durante el Foro Alicante se abordó la problemática de la economía sumergida que está presente en la provincia. ¿Sería posible un plan de choque para poner freno a esta situación? «La economía sumergida es un problema en España desde hace mucho tiempo y se están tomando medidas contra ello», aseguró el representante del Gobierno central, que espera que la digitalización, uno de los principales ejes en el plan de recuperación que expuso, junto a la lucha contra el cambio climático, permita poner coto a las prácticas irregulares que caracterizan la economía sumergida.

«La inversión para apoyar a los regadíos se va a ampliar», asegura García al abordar la situación del trasvase

decoration

El ponente también avanzó que la próxima semana la Comisión Europea va a dar a conocer un paquete de primavera que será el siguiente paso del programa de estabilidad, con recomendaciones en materias fiscales. «Tenemos que esperar a lo que diga la Comisión Europea para tomar las decisiones adecuadas», expresó un García que también abordó algunas de las políticas para la búsqueda de empleo en las que se está profundizando junto a los ministerios de Trabajo y Educación: «Hay que hacer un análisis actualizado de las necesidades y perfiles en distintas industrias que faciliten la canalización de los recursos de formación hacia esas necesidades. Al mismo tiempo está bastante avanzada la nueva Ley de Empleo, que regulará todas las políticas activas en este terreno. Aquí hay un margen significativo de mejoras».  

Energía nuclear

El aumento de los costes de la energía y del transporte está llevando a las administraciones públicas a sufrir un notable incremento de los costes que tienen que asumir. Sobre este hecho, también fue pulsada la opinión del secretario, al que se le preguntó si la energía nuclear se contempla como una variable, al igual que están haciendo otros países del entorno. «La planificación en el ámbito de la energía es fundamental. En el caso español, queremos seguir ampliando nuestra capacidad renovable, donde la Comunidad Valenciana es líder. Hay que centrarse en esa vía, siendo conscientes de que la energía renovable es intermitente. En la ecuación del futuro, la nuclear, en términos de lo que cuesta y de su tiempo de desarrollo, no está. Nos centramos en los recursos medioambientales», finalizó García.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats