Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lista de espera para conseguir naves logísticas en Alicante: la demanda latente alcanza los 50.000 metros

La escasez de inmuebles en buenas condiciones mantiene los alquileres por encima de los que se pagan en València o Zaragoza

La nave que ocupa Amazon en la zona del Llano del Espartal, en Alicante. RAFA ARJONES

El boom de la logística ha sorprendido al área metropolitana de Alicante sin apenas naves disponibles, que cumplan con las condiciones que demanda actualmente la prestación de este tipo de servicios. Tanto es así, que la mayoría de firmas que quiere instalarse o ampliar capacidad se ve obligada a encargar proyectos a medida –como ha hecho Amazon o Mercadona- o a esperar los que se encuentran en ejecución, con el consiguiente retraso de sus planes.

De esta forma, el entorno de la capital de la provincia y la ciudad de Elche acumulan en estos momentos una demanda latente de más de 50.000 metros cuadrados, según ha expuesto este miércoles el director del área de Industrial de CBRE en la Zona Este, Javier Muñoz, durante la presentación del estudio que la consultora ha realizado sobre este segmento del mercado inmobiliario.

Según los datos de la compañía, el área logística de Alicante acumula un stock de naves de cerca de 900.000 metros cuadrados, pero apenas un 5% cumple con el grado A, es decir, con los requisitos que demandan actualmente las empresas que se dedican a esta actividad, como son una altura mínima de 10 metros, una parcela cerrada con playa para maniobras de los camiones o un sistema de protección contra incendios completos.

Parque "obsoleto"

Por el contrario, la mayoría de naves presentan unas características “obsoletas”, según ha apuntado el ejecutivo, lo que obliga a los operadores a optar por proyectos de nueva construcción. “Es lo que ocurría hace unos años en València y en otros enclaves, hasta que el mercado se desarrolla”, ha apuntado Muñoz. De hecho, como ha recordado, alrededor de la mitad de los 80.000 metros que absorbió el mercado el año pasado en Alicante fueron proyectos “llave en mano”. En otras palabras, naves construidas ex profeso para la compañía que las ocupa.

No obstante, esta opción también cuenta con un importante problema, ya que los terrenos disponibles en la primera corona del área metropolitana también son escasos y, por tanto, bastante caros. Así, CBRE señala que el metro cuadrado de suelo industrial en esta zona -donde se incluyen los polígonos del municipio de Alicante, los de San Vicente y los de Elche- se paga ya a una cantidad que oscila entre los 180 y los 260 euros, lo que eleva considerablemente los alquileres posteriores.

Así, para encontrar terrenos más asequibles hay que recurrir a los polígonos de la segunda corona -Monforte, Novelda, Crevillet, Villena o Sax-, donde el metro cotiza entre 80 y 140 metros cuadrados.

En cualquier caso, la escasez de producto terminado se traduce en una tasa de disponibilidad de sólo un 2%, muy por debajo de la que reflejan otras zonas, como Bilbao (5,5%), València (4,8%) o Zaragoza (3,2%). La consecuencia es que también los alquileres que deben pagar los inquilinos de estas naves son superiores. Así, en el caso de las nave prime –las que cumplen todos los requisitos- la renta mensual media se sitúa en 4,8 euros, por encima de los 4,5 euros que se pagan en València o de los 3,8 euros de la capital aragonesa. Eso sí, en el caso de que se rebajen las exigencias, pueden encontrarse alquileres con precios que oscilan entre los 2,5 y los 3,25 euros mensuales por metro cuadrado.

Javier Muñoz ha recordado que, desde hace un par de años, los grandes fondos y los family office han puesto a Alicante en su punto de mira para invertir en logística, lo que permitirá dinamizar el mercado y aumentar la disponibilidad de naves, como ya ha ocurrido en otros mercados donde este segmento ha empezado a desarrollarse antes. Así ha confiado en que los proyectos en marcha sean suficientes para absorber la demanda latente.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats