Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los retrasos en la fabricación de coches disparan los precios en el mercado de ocasión

Los vehículos usados se encarecen un 20% debido a que la elevada demanda ha propiciado que escasee la oferta. El tiempo medio de espera para un automóvil nuevo ya supera los seis meses

Venta de vehículos de ocasión en la última edición del certamen Firauto en IFA. Matias Segarra

La tormenta perfecta que se ha desencadenado sobre el sector del automóvil, con la falta de componentes como principal anomalía, ya está teniendo su incidencia también en el mercado de ocasión. Y es que los retrasos que se están registrando en la fabricación, con un tiempo medio de espera que se sitúa en los seis meses, han propiciado que se disparen los precios de los coches de segunda mano. El encarecimiento, en concreto, se sitúa alrededor de un 20%, debido a que la alta demanda ha traído como consecuencia una escasez de la oferta. De hecho, en la actualidad ya resulta muy complicado encontrar vehículos con menos de 100.000 kilómetros, lo que genera, como efecto colateral, un preocupante envejecimiento del parque móvil.

La ruptura de las cadenas de distribución como consecuencia de la pandemia, agravada por el estallido de la guerra de Ucrania, se está cebando con especial virulencia con el sector automovilístico. Las ventas de vehículos nuevos se han hundido en la provincia de Alicante alrededor de un 50% desde que se inició el año, y el motivo hay que buscarlo en la falta de disponibilidad, ya que los retrasos en la fabricación están siendo cada vez más importantes.

Para los que puedan aguardar y tengan paciencia, no hay problema, pero hay muchos conductores que necesitan de forma urgente un coche, por lo que no están teniendo otra opción que acudir al mercado de segunda mano. Y en un sistema en el que lo que manda es la oferta y la demanda, el incremento de los precios no se ha hecho esperar. La subida se ha situado desde enero en un 20%, siendo curiosamente los vehículos más antiguos los que registran los aumentos más altos, hasta situarse en un 34% en los que tienen más de 15 años.

Ruth Candela, gerente del concesionario Movilsa, en Alicante, destaca que en la actualidad, debido a la altísima demanda, están desapareciendo los coches seminuevos, y ya resulta difícil hacerse con alguno que tenga menos de 100.000 kilómetros, entre otras cuestiones, porque hasta las empresas de alquiler están recurriendo al mercado de ocasión para reforzar sus flotas. Los precios han subido de tal manera que, destaca Candela, "personas que compraron un coche nuevo hace un año o dos, están ganando dinero ahora con su venta".

En parecidos términos se expresa Nacho Juan, director de marketing del Grupo Marcos, también en Alicante, quien señala que "estamos asistiendo a esperas para un coche nuevo que en ocasiones se acercan a los ocho meses, por lo que es normal que la demanda de los vehículos de ocasión se haya disparado hasta propiciar que prácticamente no haya existencias, lo que ha traído consigo un notable encarecimiento".

Esa escasez de coches de segunda mano está trayendo consigo que también estén reduciéndose las ventas en este segmento, alrededor de un 5% en el presente ejercicio, aunque la rentabilidad es bastante mayor por los precios más elevados.

Sea como fuere, la situación en la que se encuentra inmerso el sector está trayendo consigo un envejecimiento del parque automovilístico, en un contexto que, según señala Gerardo Cabañas, director general del portal especializado Coches.com, "nos debe preocupar a todos, porque no nos ayuda a avanzar en aspectos tan importantes como la eficiencia energética, la reducción de las emisiones contaminantes o la mejora de la seguridad en nuestras carreteras".

Lo mismo opina Jaime Barea, director corporativo de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos (Ganvam), quien considera necesario "poner en marcha estrategias más eficaces para que al conductor le resulte más rentable entregar los vehículos antiguos para achatarrar que venderlos en el mercado de segunda mano".

En envejecimiento del parque móvil aumenta la actividad de los talleres

El envejecimiento del parque automovilístico que se está registrando como consecuencia de los retrasos en la fabricación de los coches nuevos está teniendo como resultado un incremento de la actividad de los talleres mecánicos. Así lo reconoce Guillermo Moreno, presidente de la Asociación de Empresarios de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines de la Provincia de Alicante (Atayapa), quien destaca, no obstante, que no se llevan a cabo trabajos caros. Según sus palabras, «la gente está acudiendo por lo básico, como son las revisiones y pequeños problemas. Las reparaciones costosas están brillando por su ausencia». 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats