Dos meses después de la destitución del máximo responsable de la Unión Empresarial de la Provincia de Alicante (Uepal), Juan José Sellés, como vicepresidente de la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana (CEV) en Alicante, el máximo responsable de esta patronal, Joaquín Pérez, ha decidido cubrir la vacante y concedérsela a la Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja). El elegido para ocupar el cargo ha sido el presidente de esta organización, José Vicente Andreu, en un gesto que pretende reforzar la defensa de los recursos hídricos de la provincia, en plena polémica por los recortes en el trasvase Tajo-Segura.

La destitución de Sellés, en medio de la tensión larvada que siempre ha estado presente en las relaciones entre Uepal y la CEV, se produjo a finales del pasado mes de septiembre, después de que emitiera un comunicado criticando una serie de iniciativas, como es el caso del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, que cuentan con el respaldo de la confederación.

Se trata de un cargo de designación directa por parte del presidente de CEV Alicante, que apenas unos días después quiso cubrir con el vicepresidente de Uepal, César Quintanilla, en una decisión que por parte de la organización dirigida por Sellés fue interpretada como una falta de respeto, sobre la base de que tenían que ser ellos quienes decidieran la persona que les representa.

Pues bien, transcurrido todo este tiempo, Joaquín Pérez ha decidido cubrir definitivamente la plaza vacante, algo que se materializó este jueves en el transcurso de una reunión de la junta directiva de CEV Alicante. El elegido ha sido el presidente de Asaja, José Vicente Andreu, también integrante de Uepal, en un nombramiento que propicia que la confederación vuelva a contar con tres vicepresidencias. Las otras dos son las que ya venían ocupando Marián Cano y José Juan Fornés.

La incorporación, según explican desde CEV Alicante, se enmarca en su estrategia por priorizar, como un objetivo fundamental de la entidad, la defensa de los recursos hídricos que necesita la provincia y su sector primario, y supone un punto de partida para el plan de acción conjunto que va a desarrollar con Asaja para exigir el mantenimiento del trasvase y las soluciones complementarias. Según Pérez, este nombramiento «va a reforzar la estrecha relación que mantiene CEV con Asaja, con la que estamos trabajando desde hace tiempo en la defensa del agua que necesita nuestro territorio, dado que, como todo el mundo sabe, es un reto estratégico del que dependen cientos de empresas y miles de empleos». 

Malestar

Pese a que en la reunión de la junta directiva nadie expresó su disconformidad, el nombramiento no ha sido bien recibido en el seno de Uepal. Así lo reconoce el propio José Vicente Andreu, quien, no obstante, asegura que ha aceptado pensando en los intereses del sector agrario y del conjunto de la provincia. Según sus palabras, «todo lo que sea visibilizar el problema del agua es muy positivo, y, en este caso, hay que pensar que la CEV forma parte de la CEOE, y que esta organización tiene línea directa con el presidente del Gobierno. Por tanto, se trata de una forma de darle visibilidad al conflicto y de llevar la voz de los agricultores hasta las más altas instancias».

Respecto al conflicto que mantienen Uepal y la CEV, Andreu aboga por que ambas limen asperezas y lleguen a un entendimiento. «Se trata -indica- de organizaciones complementarias que deben trabajar juntas por la provincia de Alicante, pero sabiendo cada una cuál es su papel. Uepal, al igual que Asaja, tienen un carácter provincial, mientras que la CEV, vuelvo a insistir, tiene una dimensión nacional por su presencia en la CEOE, lo cual es algo que se debe aprovechar».

Incorporación de Cedelco a costa de una vocal de Uepal

El nombramiento de José Vicente Andreu no fue la única decisión adoptada en la junta directiva de CEV Alicante. El presidente, Joaquín Pérez, también decidió incorporar al Círculo Empresarial de Elche y Comarca (Cedelco), en la persona de Diego García, quien ocupará la vocalía de María Salud Torrelló, de Uepal, que causa baja. De esta forma, Uepal se queda con cuatro vocales.