La posible ralentización de la economía y el encarecimiento de las hipotecas, que restarán dinamismo al mercado inmobiliario, no serán suficientes para que los precios de la vivienda caigan, como ocurrió durante la gran recesión que siguió al estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008. Al menos esa es la previsión que realiza la tasadora alicantina Euroval, que prevé que el metro cuadrado continúe con un repunte moderado durante los próximos ejercicios.

En concreto, de acuerdo el informe Proyección de los precios de la vivienda en España 2023-2025 elaborado por la firma que dirige Nacho Amirola, el precio medio de la vivienda en Alicante se incrementará un 6,6% hasta el último trimestre 2025, lo que supondrá una subida media anual del 2,2%.

Así pues, el metro cuadrado pasaría en este período de los 1.364 euros actuales a 1.454 euros, teniendo en cuenta tanto la vivienda nueva como la usada, que es la que mayor peso tiene en estos momentos.

Viviendas en construcción en Finestrat. David Revenga

No obstante, desde la tasadora recalcan que se trata de la proyección realizada teniendo en cuenta las actuales circunstancias del mercado y de la evolución económica, y que esta evolución podría variar ante determinados cambios del mercado. Por ejemplo, si aumenta considerablemente la promoción de obra nueva, ya que las viviendas de nueva construcción tienen un coste mayor, lo que elevaría la media; o si se produce una mayor demanda de casas como inversión, como una forma de protegerse frente a la inflación.

Por el contrario, subidas mayores a las esperadas en los tipos de interés, la restricción crediticia o una pobre evolución del empleo, podrían influir también en las transacciones y los precios de la vivienda de forma negativa.

En cuanto a la comparación con la media nacional y la autonómica, en el primer caso, Alicante superaría ligeramente la media española de subida de precios en los próximos años, ya que en el conjunto del país se prevé un incremento acumulado del 5,8% hasta 2025. En cambio, la revalorización del precio medio de la vivienda en Alicante quedaría muy por debajo de la València y, sobre todo, de la de Castellón, que subirían en este mismo período, según la proyección de Euroval, un 10,4% y un 11,3%, respectivamente.

Eso sí, en términos absolutos Alicante se mantiene como la provincia de la autonomía con los precios medios más elevados. Así, frente a los 1.312 euros por metros cuadrado que se pagan actualmente en el conjunto de Alicante, en València la media es de 1.191 euros, mientras que en Castellón desciende hasta los 1.058 euros.