Es algo que no se podía llegar ni a imaginar, después del fuerte impacto que tuvo la pandemia sobre la economía. Pero lo cierto es que la rápida recuperación registrada desde la irrupción de la crisis sanitaria ha permitido a la provincia de Alicante alcanzar las 60.000 empresas, una cifra jamás vista hasta la fecha, merced a un incremento de 949 en el último año. Y ahí, el sector que ha desempeñado un papel más decisivo es la construcción, hasta el punto de representar el 45% de las nuevas firmas. El buen ritmo que registran las operaciones de compraventa de viviendas, así como las obras de mejora y rehabilitación de numerosos inmuebles, están teniendo una influencia decisiva en este despegue. La hostelería y las actividades artísticas y recreativas también están contribuyendo al crecimiento del número de compañías.

Los últimos datos publicados por el Instituto Valenciano de Estadística (IVE) ponen de manifiesto que las empresas inscritas en la Seguridad Social en la provincia de Alicante no han parado de crecer desde el golpe que supuso la pandemia. El estallido de la crisis propició que se pasase de las 59.558 firmas de 2019 a 57.262 solo un año después. En 2021, sin embargo, la dinámica ya había cambiado por completo, con un ascenso hasta las 59.051 empresas, en una tendencia que se ha confirmado este último ejercicio, que se ha cerrado justo con 60.000.

Con relación a 2021, las compañías que más han crecido han sido las relacionadas con la construcción, al contabilizarse 341 más, que han dejado la cifra total en 6.776. También las empresas vinculadas a la actividad inmobiliaria han pegado un salto de 85, lo que les ha permitido situarse en 2.126. Destaca, asimismo, el aumento de 127 en la hostelería, para quedarse en 8.867, así como el de 128 en las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento, que sitúan el baremo total en 1.470. Más discreta ha sido la subida registrada en el apartado de la industria manufacturera, que llega a las 5.559 empresas tras un aumento de 37, mientras que el comercio permanece inalterable, con 13.847. Los únicos sectores que retroceden son las actividades del hogar, que pierden 45 firmas para situarse en 1.470; la agricultura, ganadería y pesca, que se deja 73 y contabiliza 1.922; y las industrias extractivas, que con dos menos se quedan en 37.

A la hora de buscar las razones del fuerte incremento de las empresas de construcción, el secretario general de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de la Provincia de Alicante (Provia), Jesualdo Ros, hace referencia, además del buen momento de las ventas de viviendas, al aumento de las obras relacionadas con la rehabilitación de edificios e instalación de placas solares que han propiciado los fondos europeos Next Generation. En el mismo sentido sentido se pronuncia el presidente de la Federación de Obras Públicas de Alicante (FOPA), Javier Gisbert, quien, además, destaca el aumento de las licitaciones por parte de las administraciones.

Por su parte, la presidenta de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Alicante (Aphea), Mar Valera, destaca que la recuperación turística y un otoño que ha sido "mucho mejor de lo esperado" han beneficiado al sector.

En lo que respecta a las actividades artísticas, la presidenta de la Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana (Lavac), Rosa Santos, confirma un regreso del público a las salas tras la pandemia, algo en lo que coincide Joanfra Rozalén, de la Asociación Valenciana de Empresas de Teatro y Circo (Avetid), quien, no obstante, advierte de la incertidumbre ante lo que pueda pasar a partir de 2024.

L'Alcoià y El Comtat son las únicas comarcas que pierden empresas

L’Alcoià y El Comtat son las únicas comarcas de la provincia de Alicante que perdieron empresas durante el año pasado. En el primer caso el descenso fue de siete, lo que dejó la cifra total en 3.342, mientras que en el segundo fueron 22, lo que las situó en 906. El Alto Vinalopó ganó 19, hasta alcanzar 1.507; el Medio Vinalopó, 22, para dejarlas en 4.808; la Marina Alta, 182, con un registro global de 6.796; y la Marina Baixa, 129, para totalizar 7.322. L’Alacantí, por su parte, registró la incorporación de 159 empresas, lo que situó el baremo en 15.264; el Baix Vinalopó, 241, lo que le permitió llegar a 9.261; y la Vega Baja, 230, hasta conseguir una cifra total de 10.888.