México y los peluches impulsan las ventas de Famosa hasta los 173 millones

La juguetera alicantina no logró salir de números rojos, pero redujo sus pérdidas un 69%, hasta los 4,5 millones de euros

La sede de Famosa en el polígono de Las Atalayas de Alicante.

La sede de Famosa en el polígono de Las Atalayas de Alicante. / Información

David Navarro

David Navarro

El aumento de la cuota de mercado en Latinoamérica, especialmente a través de su filial mexicana, y la mejora de las ventas en la categoría de peluches permitieron a la juguetera alicantina Famosa elevar casi un 10% sus ventas durante el año pasado, hasta alcanzar los 173 millones de euros. Una cifra con la que prácticamente recupera los niveles del año 2019, tras la caída que había experimentado su cifra de negocios por culpa de la pandemia y de los problemas en la cadena logística que sacudieron al sector en el ejercicio de 2021.

Así lo refleja el último balance consolidado que la compañía propiedad del grupo Giochi Preziosi ha depositado en el Registro Mercantil y que señala que, pese a la mejora de los ingresos, el conglomerado no logró dejar atrás los números rojos que arrastra desde el año anterior. Eso sí, el volumen de estas pérdidas se redujo en un 69%, al pasar de 14,5 millones en 2021, a los 4,5 millones del año pasado.

En este sentido, el propio informe de gestión que acompaña a las cuentas atribuye estos resultados al considerable incremento de precios que han experimentado las materias primas –el plástico fue uno de los productos que disparó su coste tras la pandemia-, además de la inflación y la incertidumbre, que hicieron mella en algunos de sus mercados.

Una de las líneas de producción de la juguetera, en imagen de archivo.

Una de las líneas de producción de la juguetera, en imagen de archivo. / Pilar Cortés

Exportación

Por lo que respecta a la distribución geográfica del negocio, Famosa vio caer sus ventas en España –que pasaron de 77 a 61 millones de euros-, mientras que crecieron con fuerza en el exterior, con casi 112 millones de euros frente a los 81 de 2021. Consultados por este diario, desde la propia compañía destacan especialmente la buena evolución de los resultados de su filial en México, donde las marcas insignia de la firma "están registrando un importante crecimiento". En concreto, las ventas de Nenuco crecieron un 37% en este mercado; las de Nancy, un 62%; y las de Pinypon se duplicaron.

En España, a pesar de la caída, la compañía asegura en su Estado de Información No Financiera que se mantiene como "jugador número uno, muy por delante de competidores directos como Hasbro, Mattel, Lego, etc".

Por productos, hasta el 54% de la facturación -93,7 millones- se corresponde con la venta de muñecas, el gran fuerte de la compañía. Sin embargo, tal y como recalcan sus responsables, el pasado ejercicio el mayor incremento se registró en el segmento de peluches, donde las ventas pasaron de 19,3 a 37,8 millones, algo que vinculan al buen rendimiento de determinadas licencias de cine y de series de las que es titular.

Por el contrario, tras el boom que se registró con la pandemia, la venta de productos de deportes y de aire libre desciende un 28,9%, hasta los 20,9 millones.

En cuanto a la producción, la información remitida al Registro Mercantil señala que hasta el 69% de los artículos que vende la compañía se fabrican en China y Vietnam, mientras que España concentra otro 29% y México el restante 2%.  

El número medio de empleados de la compañía durante el año pasado fue de 549 personas, 28 menos que en el ejercicio anterior. Fundada en 1957 por un grupo de fabricantes locales de Onil, en 2010 la compañía fue adquirida por el fondo Sun Capital, que en 2019 la vendió a la multinacional italiana Giochi Preziosi.