La fusión de BBVA y Sabadell coparía una de cada tres sucursales bancarias en Alicante

El número de entidades con presencia en la provincia se reduce a menos de la mitad desde la crisis financiera

Varios usuarios en los cajeros de una ofician de Banco Sabadell en Alicante.

Varios usuarios en los cajeros de una ofician de Banco Sabadell en Alicante. / Pilar Cortés

David Navarro

David Navarro

La posible absorción del Sabadell por parte de BBVA contribuirá a concentrar aún más la oferta de servicios bancarios existente en la provincia, que desde el estallido de la crisis financiera e inmobiliaria de 2008 ya ha visto reducirse a menos de la mitad el número de operadores del sector. De esta forma, la nueva entidad resultante de la operación acapararía por sí sola más de un tercio de toda la red de sucursales existente en la provincia en estos momentos. En concreto, 207 de las 597 oficinas bancarias existentes, según los últimos datos del Banco de España.

En concreto, el Sabadell contaba a 31 de diciembre con 131 sucursales en Alicante, tras haber cerrado tres durante el último ejercicio. Aún así, se mantiene como la entidad con la red más tupida en la zona, una posición que, desde que se produjo la integración de la CAM, la entidad presidida por Josep Oliu solo ha perdido durante un breve periodo de tiempo, a raíz de la integración de Bankia en CaixaBank. Sin embargo, tras la reorganización de la red que siguió a esta operación, el Sabadell volvió a encabezar la clasificación, mientras que esta última se sitúa en segunda posición actualmente, con 103 sucursales.

La sede de Banco Sabadell en Alicante.

La sede de Banco Sabadell en Alicante. / Héctor Fuentes

Por su parte, BBVA se mantiene como la cuarta entidad por número de oficinas en Alicante, con un total de 76 delegaciones, una cifra que no ha variado en el último ejercicio, de acuerdo con los datos del supervisor. En este caso le supera en la tercera posición el Grupo Cajamar, que suma 77 sucursales entre todas las cajas que lo conforman.

Si la integración se consuma, solo cuatro bancos se repartirán tres cuartas partes del mercado financiero en la provincia. Al respecto, cabe recordar que desde el estallido de la burbuja inmobiliaria la cifra de oficinas operativa en la provincia se ha reducido en un 66%, al pasar de 1.770 en 2008, a 597. Eso sí, la tendencia se frenó durante el pasado año, en el que Alicante sumó siete nuevas sucursales, sobretodo gracias a la expansión de la manchega Eurocaja Rural.

En cuanto a la cifra de operadores, la desaparición de las cajas de ahorros y las fusiones bancarias han provocado que de las 53 entidades que tenían presencia en la provincia en 2007 se haya pasado a únicamente 22 operadores, según los registros del Banco de España.

En cuanto a la plantillas, el Sabadell suma 1.456 empleados en Alicante, de los que más de 500 trabajan en servicios centrales, mientras que BBVA suma otros 516. En total, 1.972 empleados, que suponen el 42% de todos los ocupados en el sector en Alicante.

Suscríbete para seguir leyendo