Indemnizan a un conductor alicantino con 7.500 euros por no respetar su derecho a la desconexión digital

La empresa obligaba al trabajador a tener el teléfono conectado permanentemente y tampoco le hizo reconocimiento médico

Varios vehículos VTC en el aeropuerto de Alicante -Elche, en imagen de archivo.

Varios vehículos VTC en el aeropuerto de Alicante -Elche, en imagen de archivo. / Antonio Amorós

David Navarro

David Navarro

No respetar el derecho de los trabajadores a la desconexión digital puede salir muy caro a las empresas. El juzgado de lo Social número 5 de Alicante ha condenado a una compañía de alquiler de vehículos con conductor (las conocidas como VTC) al pago de una indemnización de 7.500 euros por obligar a uno de sus trabajadores a tener el móvil permanentemente operativo. Una circunstancia a la que, además, se añadía el hecho de no ofrecerle la posibilidad de realizar un reconocimiento médico.

Tal y como recoge la sentencia a la que ha tenido acceso este diario, el juez considera estos hechos como una vulneración de los derechos fundamentales del trabajador y un ataque a su integridad moral, por lo que considera adecuada la reclamación de cantidad promovida por su representante legal, el graduado social Alberto Payá.

El caso en cuestión se refiere a un trabajador contratado por una pequeña empresa de alquiler de vehículos con conductor, que opera principalmente transportando pasajeros desde el aeropuerto hasta su destino final. Según se recoge en el fallo, los responsables de la firma obligaban al conductor a tener operativo su teléfono móvil de forma indefinida, ante la posibilidad de que pudieran entrar nuevas solicitudes de clientes. Una circunstancia que impedía al afectado poder desconectar y disponer libremente de su tiempo libre, según explica su representante.

La situación acabó afectando a la salud del empleado, que sufrió un cuadro de ansiedad que le llevó a causar baja en el trabajo durante casi tres semanas, según se señala en el fallo. Además, el demandante también denunció que la compañía no le había ofrecido la posibilidad de realizar un reconocimiento médico.

Vehículos de VTC a la espera de clientes.

Vehículos de VTC a la espera de clientes. / EFE

En el fallo, el juzgado considera probados los hechos –la empresa no se presentó a la vista oral- y determina que la falta de reconocimiento médico supone una infracción del convenio colectivo del sector y, además, determina que la actitud de la compañía también incumple las previsiones legales sobre desconexión digital en el trabajo, "en perjuicio de la integridad moral del trabajador".

Por este motivo decide estimar la demanda presentada por vulneración de derechos fundamentales del afectado y condena a la compañía al pago de una indemnización de 7.500 euros, más los intereses legales.

Aunque la sentencia es del pasado 31 de enero, no ha sido hasta ahora cuando se ha convertido en firme, tras varios intentos de la empresa por solicitar la nulidad de las actuaciones, alegando que no se les notificó correctamente.

Como señala Alberto Payá, la demanda pone de manifiesto las condiciones en las que trabajan muchos trabajadores del sector de los vehículos con conductor, que se ven obligados a permanecer pendientes del móvil ante la posibilidad de que entre un nuevo servicio. Una circunstancia que vulnera sus derechos laborales.

En España, el derecho a la desconexión digital está regulado desde el año 2018 por la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales. Una regulación que se reforzó con la aprobación en 2021 de la ley que regula el teletrabajo.