Las exportaciones alicantinas vuelven a crecer después de nueve meses de descensos continuados

El empuje del sector agroalimentario y del metal, así como la estabilización del calzado y el textil, se encuentran detrás del incremento del 7,9 % en el mes de abril

Planta de producción de una empresa textil de la comarca de l'Alcoià.

Planta de producción de una empresa textil de la comarca de l'Alcoià. / Juani Ruz

M. Vilaplana

M. Vilaplana

Nada menos que nueve meses han tenido que transcurrir para que las exportaciones de la provincia de Alicante hayan vuelto a la senda del crecimiento. Fue el pasado mes de abril, con un incremento del 7,9 %, hasta los 625,7 millones de euros, gracias al empuje del sector agroalimentario y del metal, así como a la estabilización de dos industrias, como el calzado y el textil, que habían venido mostrando una clara línea descendente debido a la caída del consumo. En cualquier caso, y pese al cambio de tendencia, el balance sigue siendo negativo con relación a 2023, con un descenso del 6,1 % en las ventas al exterior.

La última vez en que las exportaciones alicantinas habían crecido fue en junio del año pasado. Se quebraba de esta forma la imparable línea de recuperación que se venía registrando desde el hundimiento acontecido en la pandemia. La incertidumbre de los mercados internacionales, los conflictos bélicos y la inflación han sido elementos que han venido impactando de lleno sobre las ventas al exterior de las empresas de la provincia, hasta el punto de que han tenido que transcurrir nueve meses para que se empiecen a vislumbrar de nuevo algunos brotes verdes.

Así lo ponen de manifiesto los datos publicados este lunes por el Ministerio de Economía, Comercio y Empresa, según los cuales las exportaciones de la provincia se incrementaron en abril un 7,9 % con relación al mismo periodo del ejercicio anterior, lo que ha supuesto alcanzar los 625,7 millones de euros.

A la hora de explicar las razones de este cambio de tendencia hay que referirse, en primer lugar, al comportamiento del sector agroalimentario, que a nivel global ha tirado de las ventas al exterior, aunque de una forma un tanto irregular. Y es que mientras las legumbres y hortalizas han alcanzado los 63,4 millones frente a los 58,9 de abril del año pasado, las frutas frescas, en cambio, han retrocedido desde los 56,9 millones a los 53. Las conservas de verduras y frutas, por su parte, también crecen, pasando de 27,4 millones a 29,6. Cabe reseñar que, más allá de las ventas al exterior de productos cultivados en la propia provincia, muy mermados como consecuencia de la sequía, diversas empresas alicantinas también comercializan frutas y verduras procedentes de otras zonas geográficas, algo que se ve reflejado en las estadísticas.

También el metal ha tenido un buen comportamiento. El aluminio y sus manufacturas ha permanecido prácticamente estable en los 28 millones de euros. Sin embargo, los componentes para vehículos han alcanzado los 24 millones frente a los 23,7 del año anterior; los aparatos y material eléctrico han pasado de 14,1 millones a 21,8; y las máquinas y aparatos mecánicos, de 14,9 a 18.

En cualquier caso, otro elemento que ha resultado decisivo a la hora de incrementar exportaciones es la estabilización tanto del calzado como del textil, dos industrias muy vinculadas a la moda y con artículos que no son de primera necesidad, y que a lo largo de este último año se han visto muy afectadas por la caída del consumo. En el caso del calzado, se ha pasado de los 94,1 millones de euros de abril de 2023 a los 93,5 del mismo mes de 2024, mientras que el textil incluso ha crecido, pasando de 31,3 millones a 33,4.

Las materias plásticas, por su parte, han experimentado un ligero retroceso, pasando de 40,4 millones a 39,4, mientras que el juguete crece desde los 8,6 millones a los 10,5. El mármol, sin embargo, sigue con su particular travesía en el desierto, al caer desde los 8 millones a 7,6.

Pese a todo, en el acumulado el balance continúa siendo negativo. Y es que los 2.376,4 millones de euros exportados por la provincia en los primeros cuatro meses del año están un 6,1 % por debajo que la cantidad alcanzada en el mismo periodo de 2023.

Consellera

Sea como fuere, la consellera de Innovación, Industria, Comercio y Turismo, Nuria Montes, ha valorado este cambio de tendencia registrado en abril también en el conjunto de la Comunidad Valenciana, en que las exportaciones han aumentado un 11,1 %. Un repunte que ha propiciado que en el primer cuatrimestre las ventas al exterior hayan quedado situadas a nivel autonómico en 12.906,3 millones de euros

«Durante los primeros meses de 2024, las ventas al exterior han estado experimentando descensos debido a la actual coyuntura», manifestó Montes, para subrayar que «nuestras empresas se enfrentan diariamente al reto de posicionar sus productos en los mercados exteriores, en un escenario cambiante». En este sentido, destacó que las firmas valencianas cuentan con el apoyo de la conselleria a través de ayudas económicas, programas de apoyo y servicios personalizados. 

Suscríbete para seguir leyendo