UGT cifra en más del 80% el seguimiento de la huelga en Intrum en Alicante

Los trabajadores protestan contra el ERE que ha presentado la compañía y que afectará a más de 60 empleos en la provincia

Los trabajadores de Solvia e Intrum, durante la concentración que han realizado este lunes.

Los trabajadores de Solvia e Intrum, durante la concentración que han realizado este lunes. / Información

David Navarro

David Navarro

Seguimiento masivo de la jornada de huelga convocada en Grupo Intrum –el propietario de Solvia- para protestar por el ERE que ha presentado a la compañía y que supondrá un recorte de aproximadamente un tercio de la plantilla. Según ha informado UGT, más del 80% de los cerca de 250 trabajadores que la firma tiene en la demarcación han seguido el paro, al que también se ha sumado CC OO. Además, varias decenas se han concentrado a las puertas de la delegación de la firma en la ciudad de Alicante.

Tras comprar Haya Real Estate el año pasado, el grupo sueco Intrum comunicó hace unas semanas su intención de poner en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para reordenar lsa plantillas de sus empresas en España alegando causas económicas, técnicas, organizativas y de producción. La propuesta inicial suponía la supresión de hasta 702 empleos de los 2.088 con los que cuenta en todo el país, una cifra que en las negociaciones que se han desarrollado hasta la fecha ha rebajado a 646, según los sindicatos.

Un momento de la concentración que han realizado este lunes los trabajadores de Intrum en Alicante.

Un momento de la concentración que han realizado este lunes los trabajadores de Intrum en Alicante. / Información

En el caso de Alicante –donde el grupo tiene uno de sus mayores centros de trabajo desde que comprara la inmobiliaria Solvia a Banco Sabadell-, el ajuste afectaba inicialmente a 68 trabajadores de una plantilla de 255 empleados, una cifra que ahora se habría rebajado hasta dejar los despidos en unos 60, según las mismas fuentes. Intrum ofrece una indemnización de 25 días por año trabajado, con un máximo de 14 mensualidades, que los sindicatos consideran insuficientes.

En este sentido, los sindicatos también denuncian que, junto con el ERE, la compañía ha comunicado su intención de aplicar el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores para aplicar también una modificación sustancial de las condiciones de trabajo para el resto de empleados que permanezca en la firma, lo que supondrá un cambio de horarios y de las retribuciones variables con las que ahora complementan sus salarios, según ha apuntado Manuela Botía, miembro del comité de empresa de la firma por UGT.

Con esta medida, la firma trataría de "armonizar a la baja" las condiciones de los trabajadores procedentes de las distintas compañías que ha ido incorporando el grupo en los últimos años. "Una vez más, pretenden que la fiesta la paguemos los mismos y ya no queda esfuerzo que podamos hacer, horas extras sin cobrar que podamos ejecutar o lexatín que podamos consumir para seguir dando satisfacción a una empresa que nunca mira por el bienestar de sus trabajadores", señala el manifiesto que han distribuido este lunes los trabajadores.

Tras la protesta de hoy, la mesa de negociación volverá a reunirse esta semana. El plazo oficial para alcanzar un acuerdo concluye el próximo viernes, aunque puede prolongarse si las partes lo acuerdan.

Suscríbete para seguir leyendo