Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Activos

El Brexit echa a rodar

La burocracia lastra el estreno del nuevo comercio exterior británico

El Brexit echa a rodar

El Brexit echa a rodar

Cuatro años y medio después de que se anunciara la celebración del referéndum y tras intensas negociaciones, la pasada Nochevieja Reino Unido y la Unión Europea (UE) firmaban in extremis un divorcio mucho más silencioso de lo que cabría esperar, debido a la pandemia. Ha pasado un mes y medio desde entonces, 52 días, y a falta de datos oficiales, los oficiosos hablan de una caída del 68% de las exportaciones desde Reino Unido a la Unión Europea a través de los puertos en enero del 2021, respecto al año anterior, según datos de la Asociación de Transporte por Carretera (RHA, por sus siglas en inglés). Según declaró su director ejecutivo, Richard Burnett, al semanario inglés The Observer, hasta el 75% de los camiones que salen del Reino Unido con carga regresan vacíos para evitar las retenciones en las aduanas.

El pacto, que todavía debe ser ratificado por el Parlamento Europeo en los próximos días, evitó la catástrofe de una salida sin acuerdo; pero fue un trato de mínimos, muy ambicioso en el ámbito comercial (con la inclusión de productos agrícolas y pesqueros), pero poco en el de los servicios y la circulación de las personas. Además, echó a andar en un contexto de «total incertidumbre» sin capacidad para que las pymes pudieran asumir las «nuevas fricciones» que suponen los nuevos trámites de papeleo y aduanas, según explica Enrique Feás, investigador del Real Instituto Elcano. Por ello, «los datos de los primeros meses van a ser terribles», aunque a medio plazo serán matizados, a medida que las empresas asuman las nuevas reglas, vaticina.

Además, en la última parte de 2020, sectores como el automóvil o el químico farmacéutico aumentaron sus ventas al exterior en previsión de que en enero sería más difícil. No obstante, habrá una parte del comercio exterior que Reino Unido perderá para siempre, asegura Feás. Según el último informe del Banco de España sobre el Brexit, el impacto negativo sobre la economía británica sería, en el mejor escenario, del 1,5% del PIB, mientras que para la UE sería del 0,1% en 2022.

Reino Unido es el quinto socio comercial para España. Las exportaciones rozaron los 20.000 millones de euros en 2019 (en 2020 cayeron hasta los 17.014, 2 millones por el covid), mientras que la inversión española directa en Reino Unido se sitúa en el entorno de los 80.000 millones de euros. Es previsible que, desde España hacia Reino Unido se produzca una caída de las exportaciones en los primeros meses del año, «tal vez de dos dígitos», según Feás, aunque en ningún caso de la dimensión del 68% vaticinado para las ventas británicas al exterior. «Reino Unido está sufriendo a la vez las dificultades de empezar a exportar con nuevas reglas a un número muy amplio de países. En sentido inverso, el caso de España, las dificultades solo son con un país, el Reino Unido», apunta Feás.

El Brexit echa a rodar

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats