Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Pablo Carbonell Consejero delegado de Everis en Europa

«Esta crisis va a agudizar las diferencias entre las empresas»

«Alicante tiene lo necesario para ser hub tecnológico, pero necesita un plan en el que creamos todos»

José Pablo Carbonell en las instalaciones que Everis tiene en Alicante |

José Pablo Carbonell en las instalaciones que Everis tiene en Alicante | Héctor Fuentes

El alicantino José Pablo Carbonell es el consejero delegado en Europa de Everis, una consultora que, con sus más de 30.000 trabajadores distribuidos por 18 países de todo el mundo y una facturación cercana a los 1.500 millones de euros, ofrece soluciones de negocio, estrategia, desarrollo y mantenimiento de aplicaciones tecnológicas y subcontratación. Todo ello para sectores tan diferenciados como las telecomunicaciones, entidades financieras, industria, utilities, energía, Administración pública y sanidad. Integrada en la multinacional japonesa NTT Data, la compañía tiene en Carbonell a uno de sus principales activos, papel este que ejerce desde su despacho situado en la propia ciudad de Alicante. Afirma que la crisis derivada del coronavirus ha acelerado la digitalización de la economía y que, en este contexto, se van a agudizar las diferencias entre las empresas.

¿Cómo llegó a Everis?

Se trata de un largo periplo. Me fui a los 18 años de Alicante para estudiar fuera y, cuando me cansé de dar tumbos por el mundo, cumplidos los 30 años, regresé a mi ciudad natal, donde monté una pequeña compañía que en 2005 se incorporó a DMR Consulting, que es como se denominaba por aquel entonces Everis. Recuerdo que en esos momentos solo había una pequeña delegación de unas diez personas en Alicante, que en la actualidad ha pasado a contar con cerca de 2.000 trabajadores. En esta progresión desempeñó un papel destacado la entrada de la empresa en NTT Data allá por 2014, una gigantesca compañía japonesa presente en medio centenar de países.

¿Dónde está el secreto del crecimiento de la empresa?

En nuestra capacidad de atraer a los mejores profesionales. No somos una compañía de producto, sino que nos pagan por ofrecer intangibles y por nuestra capacidad para solucionar problemas, así que, para nosotros, resulta fundamental contar con personal altamente cualificado. Desde el año 1996 hemos ido creciendo a través de una política basada en la contratación persona por persona, porque nunca hemos comprado ninguna empresa. Y para eso tenemos que ser una compañía atractiva, con una gestión de personal que permita a cualquiera de sus trabajadores llegar a ser socio en un intervalo de tiempo de ocho a doce años. Y la verdad es que los resultados nos han estado dando hasta ahora toda la razón.

¿Qué perspectivas de crecimiento manejan de cara al futuro?

Estamos en plena era de la digitalización, en el momento del internet, la Inteligencia Artificial y el Big Data, y en este campo hay una escasez de talento a nivel mundial. Por eso nuestras expectativas de crecimiento son elevadas. De hecho, este es el momento de crecer, hasta el punto de que para abril del próximo año tenemos previsto contratar a otras 600 personas para la Comunidad Valenciana.

¿Cuántas de ellas tendrán su puesto en Alicante?

Estamos contando mucho con el talento local, pero en estos momentos de pandemia, en que el trabajo desde casa es lo que manda, ya no tienen tanta importancia las sedes físicas. Nos vale cualquier trabajador, independientemente de que preste sus servicios desde Alicante, Elche o Elda.

Hablando de trabajo desde casa, ¿cómo ha afectado a la empresa la pandemia de coronavirus?

El covid fue un mazazo cuando se declaró el confinamiento en marzo del año pasado. Nuestra matriz está en Japón, y eso nos permitió vivir la crisis de cerca desde el principio. Por eso fuimos ágiles a la hora de poner en marcha el trabajo en remoto, aunque sinceramente pensábamos que iba a durar menos. Hubo un derrumbe completo de la economía a nivel mundial y, como no podía ser de otra manera, nuestros clientes sufrieron muchísimo y nosotros con ellos. En el caso concreto de nuestra empresa, adoptamos algunas medidas como la rebaja de sueldos sólo del equipo directivo, y eso nos permitió capear el temporal sin recurrir a ajustes de personal. De hecho, Everis nunca ha reducido trabajadores por razones de negocio. Con el paso de las semanas, la economía empezó a regenerarse, y las perspectivas que manejamos en estos momentos son de incrementar la facturación a final de año.

José Pablo Carbonell en las instalaciones que Everis tiene en Alicante | Héctor Fuentes

La digitalización es algo de lo que se viene hablando desde hace mucho tiempo como una herramienta imprescindible para las empresas. ¿Qué impacto ha tenido la pandemia en este proceso?

La crisis ha acelerado la digitalización de la economía a nivel mundial. Existe un auténtico boom en este sentido, sobre la base de que empresarialmente tienen claro que hay que hacerlo y, además, hay que hacerlo rápido. El ahorro en los softwares antiguos se está invirtiendo en herramientas más avanzadas de Inteligencia Artificial, Big Data o el internet de las cosas. Así que, en este sentido, estamos satisfechos, porque nuestro sector va a crecer.

¿La crisis del covid va a dejar muchas secuelas?

Vamos a ver qué es lo que pasa cuando se acaben los estímulos de las diferentes administraciones, que han permitido a muchas empresas sobrevivir en estos tiempos tan complicados. Lo que tengo claro es que, como en otras crisis, va a haber grandes ganadores y grandes perdedores. Habrá quienes no se podrán adaptar a la suficiente velocidad que requieren estos tiempos, lo que va a agudizar las diferencias entre las empresas.

Además de CEO de Everis en Europa, ejerce también como responsable global de la compañía en el negocio de la banca. ¿Está evolucionando mucho este sector?

También se está registrando una aceleración de la digitalización, con base en un modelo en el que se están reduciendo oficinas y se priman las aplicaciones y las gestiones remotas. Así que también tenemos trabajo en este campo.

¿Qué opina sobre la iniciativa de Distrito Digital en Alicante? ¿Tiene la provincia capacidad para ser un importante hub tecnológico?

Alicante tiene un enorme potencial, porque aparte de Distrito Digital, contamos con la Universidad, el talento, buenas comunicaciones gracias al aeropuerto y el AVE, y, además, es un sitio extraordinario para vivir. Lo que necesitamos es un plan estratégico que ponga el foco en el talento y el conocimiento, y en el que estén todas las partes implicadas, porque da la sensación de que ahora las instituciones van cada una por su lado. Es necesario el consenso y, como digo, un plan en el que todos creamos para desarrollarlo.

¿Everis también cree en Alicante?

Everis siempre ha apostado por Alicante, y la prueba es el crecimiento continuado del número de trabajadores y el caso que nos hace la compañía en todos los proyectos que planteamos. Además, la integración completa en NTT Data le dará a Alicante una dimensión global.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats