Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La banca saca partido a la rehabilitación

Hasta 34 entidades tiran de las ayudas para recuperación energética de edificios

La banca saca partido a la rehabilitación

La banca saca partido a la rehabilitación

Los edificios de viviendas en España no son eficientes energéticamente. Según el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, en 2019, 10 de cada 100 hogares en España presentaban pobreza energética. Por ello, desde el Gobierno, han puesto en marcha el programa de ayudas para actuaciones de rehabilitación energética de edificios (PREE) con el que pretenden impulsar la rehabilitación de viviendas con los Fondos Next Generation de la Unión Europea.

La banca ya se ha apuntado a este negocio: 34 entidades, entre las que se encuentran Bankinter, BBVA, Banco Santander o Triodos Bank, han firmado un protocolo para la financiación de la rehabilitación energética de edificios con el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). El objetivo es impulsar la transición energética del inmueble mediante un préstamo dirigido a las comunidades de propietarios.

Según el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, el parque inmobiliario español cuenta actualmente con cerca de 26 millones de viviendas construidas, con un consumo total, según el IDAE, del 30% de la energía final y el 36% de las emisiones de CO2. Además, solo el 0,3% de los edificios existentes en España han realizado intervenciones en rehabilitación energética. Esto pone de manifiesto la necesidad de implementar medidas, desde cambios en la envolvente térmica, la generación térmica y eléctrica renovable para el autoconsumo y la incorporación de tecnologías de regulación y control, hasta mejorar la eficiencia energética en la iluminación

Fernando de Roda, fundador y coCEO de Greenward Partners, asegura que es un programa beneficioso tanto del punto de vista social «porque mejorará la salubridad y el confort de los hogares y propiciará ahorros en el consumo de energía con la consiguiente reducción de las facturas y del impacto medioambiental»; como desde el punto de vista económico. «Supondrá un importante impulso, ya que por cada millón de euros invertido se crean 20 puestos fijos de empleo local ligados a edificación para envolventes, ingeniería para instalaciones, auditorías energéticas y un largo etcétera de empresas, principalmente pymes», apunta.

De hecho, las previsiones anunciadas por el Gobierno con respecto de los diferentes planes desarrollados estiman la creación de 188.000 empleos de aquí a 2023, y una contribución al PIB de 13.500 millones de euros.

El plan es de ámbito nacional y el Gobierno ha situado en 6.820 millones de euros la cuantía

decoration

El plan es de ámbito nacional y el Gobierno ha situado en 6.820 millones de euros la cuantía necesaria para llevarlo acabo. El objetivo de viviendas a reformar es de 500.000. No obstante, Fernando de Roda indica que, si se tienen en cuenta los cálculos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima elaborado por el Ministerio para la Transición Ecológica, hacen falta más de 40.000 millones para financiar la descarbonización de edificios hasta 2030, por lo que «la inversión anunciada queda muy lejos de las necesidades reales -representa el 17% del total-».

De Roda explica que este plan es un impulso para un problema que existe, pero «sería deseable que se mejorase», ya que esta fórmula implica que el propietario tenga que adelantar el coste de la reforma, algo que no está al alcance de cualquiera: la reforma integral de un edificio de 20 viviendas de 100 m2 con finalidad de eficiencia energética, incluyendo envolvente, calderas y otros elementos, podría superar los 300.000 euros.

¿Qué ofrecen los bancos?

Las entidades adheridas al protocolo ofrecen esta financiación como un préstamo verde y tiene una serie de condiciones específicas. Por ejemplo, en el caso de Bankinter, es un préstamo destinado «en exclusiva» a comunidades de propietarios que deseen financiar proyectos de eficiencia energética dentro de su comunidad. El importe máximo es de un millón de euros y el plazo de amortización, de hasta diez años, de manera mensual. Para la concesión del préstamo será necesaria la apertura de una cuenta corriente en Bankinter a nombre de la comunidad, en la que se realice la domiciliación de las cuotas.

Por lo que respecta a Banco Santander, el préstamo se llama Reforma Verde y, según explican, ofrece condiciones «exclusivas» para financiar reformas ecológicas en el hogar que tengan como objetivo el ahorro de energía y la eficiencia energética. En este caso sí que financian tanto a comunidades de propietarios como a particulares. Sin embargo, la cantidad ofrecida es de 100.000 euros con un plazo de devolución de siete años.

BBVA es la tercera gran entidad del Ibex 35 que se ha adherido al protocolo con el IDAE. En este caso, ofrece el préstamo Eficiencia Energética dirigida solo a comunidades de propietarios, con una financiación de hasta un millón de euros para amortizar en ocho años.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats