Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una fábrica de startups en la Bolsa de París

Mutter Ventures se convertirá en la primera «venture builder» española en cotizar

Christian Rodríguez, CEO de Mutter Ventures. | ’activos’

Christian Rodríguez, CEO de Mutter Ventures. | ’activos’

Mutter Ventures, la «fábrica de startups» asentada en Barcelona, está rematando la puesta a punto para estrenarse en el parqué antes de que acabe 2021. «Nuestro objetivo es final de año y calculamos que será noviembre, pero hemos querido ser prudentes», asegura Christian Rodríguez, CEO y cofundador de la compañía. Según explica, no hay una fecha exacta porque «hay una transformación de sociedad limitada a sociedad anónima. A priori, los timings suelen estar marcados, pero nunca sabes si se puede dilatar algún proceso».

Lo que sí es seguro es que los títulos de la empresa se negociarán en la Bolsa de París. Concretamente, dentro del mercado Euronext Access, una plataforma alternativa de cotización a la que se va a incorporar mediante listing técnico, que permite acometer el debut bursátil sin tener un número mínimo de socios o sin la necesidad de que ninguna acción cambie de dueño hasta que la empresa esté cotizando. La compañía, que lleva meses preparando la operación junto al «listing sponsor» Armanext y los despachos de abogados DWF-RCD y Hive Legal, ha iniciado un proceso de financiación previo al que ya han acudido los socios existentes para reforzar su posición y en el que se está dando entrada a nuevos socios estratégicos.

Fundada en diciembre de 2018, Mutter Ventures se convertirá en la primera «venture builder» española en salir a bolsa. Ante la pregunta de por qué se no se han decantado por el «patrio» BME Growth -anteriormente conocido como MAB (Mercado Alternativo Bursátil)-, Rodríguez apela a la tipología de las compañías presentes en uno y otro parqué. «En el MAB los proyectos son más industriales, más inmobiliarios... Es una estructura de producto completamente distinta a la nuestra. En cambio, cuando miras a Euronext las empresas son mucho más cercanas a la naturaleza que tenemos», comenta. Y esto implica ahorrarse un trabajo de «educación y de evangelización» al inversor. «Una aventura como la de cotizar tiene sus riesgos. Si a eso le añades una barrera de desconocimiento; que no te puedan comparar o que no haya un criterio de valoración... No queríamos correr ese riesgo», completa.

La empresa que dirige se dedica a identificar oportunidades empresariales y a crear, impulsar y liderar startups, de alto componente tecnológico y escalables, hasta su venta. La «clave» de su actividad reside en buscar propuestas de negocio que puedan tener un alto impacto en sectores maduros. Desde su inicio ya ha impulsado seis negocios, entre los que figuran Groenlandia Tech, una nevera inteligente para el sector «biotech»; Advancing, que adelanta rentas a propietarios de inmuebles; o Menai, especializada en préstamos con garantía hipotecaria.

Durante los próximos 18 meses, la compañía espera añadir nuevos proyectos a estos seis, hasta sumar un total de 15 startups. En cuanto a sectores interesantes, fintech e insurtech están ahora en su radar. Al tiempo que los proyectos se están consolidando, Christian Rodríguez aspira a saber equilibrar la balanza y eliminar aquellos proyectos que no den el retorno esperado: «Una de las cosas que Mutter Ventures tiene que aprender a hacer, y hacerlo lo más rápido posible porque los inversores lo van a valorar mucho, es cerrar proyectos».

A su vez, la hoja de ruta a tres años plantea el propósito de crecer desde la valoración a día de hoy, estimada alrededor de los 25 millones de euros, hasta alcanzar una capitalización de 100 millones. Y para ello es fundamental la inyección de liquidez que esperan conseguir en su aventura bursátil. «Convertirnos en una cotizada nos va a permitir acceder a nuevas fuentes de financiación, que seguro nos ayudarán a seguir consolidando nuestro objetivo de crear startups referentes en sus sectores en los próximos años», asegura el CEO y cofundador de Mutter Ventures.

En palabras de Rodríguez, para tener un «venture builder» de éxito «necesitas tener acceso a capital de manera relativamente fácil y con una ambición importante», razón por la cual están apostando por un modelo con el que crecer «sin depender únicamente de los nuevos socios que tienes que ir convenciendo: al estar en el mercado tienes acceso a muchísimos más inversores». Al mismo tiempo, destaca que les abrirá más oportunidades a nivel de negocio y que, de cara a estos potenciales nuevos inversores, podrán ofrecer mayor transparencia al disponer de información periódica, tanto de la evolución operativa como financiera.

En paralelo, la compañía está poniendo los cimientos de su internacionalización, que está planificando para sí misma como holding con su mudanza a la Bolsa de París, y también para algunos de los proyectos que está propulsando. Con oficinas en Barcelona y también en Madrid, prevén abrir un nuevo hub de desarrollo de proyectos en Latinoamérica que permita adaptar los modelos de negocio.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats