Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Grupo Aire conecta EE UU de este a oeste

Grupo Aire, cuyo embrión es Aire Networks, con sede en Elche, está formado por distintas empresas tecnológicas que no solo ofrecen soluciones de conectividad, comunicaciones móviles y fijas

El CEO de Aire Networks, Raúl Aledo, en la sede de Elche.

En un planeta cada vez más globalizado, en el que las telecomunicaciones son una herramienta del todo imprescindible para cualquier tipo de actividad, Grupo Aire está pisando cada vez más fuerte tanto en el mercado nacional como internacional. Con más de mil operadores de todo el mundo en su cartera de clientes, la compañía está llevando a cabo un ambicioso plan de despliegue de redes a través de acuerdos de propiedad, el último de los cuales le ha permitido conectar las costas Este y Oeste de Estados Unidos y mejorar, de esta forma, el nivel de sus prestaciones.

Grupo Aire, cuyo embrión es Aire Networks, con sede en Elche, está formado por distintas empresas tecnológicas que no solo ofrecen soluciones de conectividad, comunicaciones móviles y fijas, sino que han apostado por extrapolar esas capacidades a otros ámbitos como el sector audiovisual o las soluciones cloud (nube), dirigidas a operadores, empresas y administraciones públicas. Con más de veinte años de experiencia en el sector, fue en 2018, con la entrada del fondo Magnum Capital en el accionariado de Aire Networks, cuando se inició el proceso de crecimiento inorgánico a través de adquisiciones empresariales que han desembocado en lo que en estos momentos es la compañía. Fruto de ese proceso de expansión, también pertenecen al grupo LCRcom, especializado en ofrecer soluciones de comunicaciones unificadas; Prored, operador nacional con red propia; y Ar Telecom, ubicado en Portugal y especializado en servicios de comunicaciones y cloud.

Según explica el CEO de Aire Networks, Raúl Aledo, la firma es «el cuarto operador mayorista de telecomunicaciones de España, con más presencia y capilaridad en el ámbito rural y metropolitano. Algunos de los activos más valiosos son los más de mil acuerdos de interconexión nacionales e internacionales con los principales actores sectoriales, así como una amplia red de telecomunicaciones con un gran potencial de crecimiento». De hecho, el grupo dispone en la actualidad en la Península de una red de 27.000 kilómetros y está previsto que a final de año haya aumentado hasta los 30.000.

Pero la cosa no queda ahí, toda vez que la firma tiene una amplia vocación internacional, lo que le permite prestar servicio en todo el mundo al conjunto de sus clientes a través de acuerdos con terceros para el uso de sus redes. Fruto de ese plan de expansión es el acuerdo de propiedad alcanzado recientemente para desplegarse en Estados Unidos, conectando las costas Este y Oeste del país norteamericano. Según explica Aledo, «los acuerdos con terceros permiten el uso de redes en todo el mundo, pero lo que ha hecho Aire Networks ha sido cerrar contratos directos con los propietarios, de manera que la red pasa a ser directamente del grupo». El resultado, añade, es que «se puede reforzar el servicio que ya se prestaba a los clientes. Mejorar, en definitiva, la experiencia de los usuarios».

Dentro de esta política internacional, la compañía también tiene a su servicio puntos de interconexión en Amsterdam, Londres, París, Frankfurt y Hong Kong, y en breve dispondrá de otro en Marsella, clave para reforzar sus servicios en el continente africano. «El objetivo de la compañía -subraya el CEO- es la comunicación global, es decir, prestar servicio a nuestros clientes en cualquier parte del mundo donde haya redes, y es lo que ya hemos conseguido y tratamos incluso de potenciar».

Otro proyecto en el que se encuentra inmerso el grupo es Gaia-X, una gran plataforma público-privada en la nube con la que Europa pretende hacer frente a las tres alternativas estadounidenses, como son Amazon Web Services, Microsoft Azure y Google Cloud. En la iniciativa están involucradas empresas como SAP, Deutsche Telekom, Deutsche Bank, Siemens, Bosch, Atos o Telefónica y, entre otras cuestiones, tiene la protección de datos como uno de sus principales objetivos. Raúl Aledo explica que «las alarmas saltaron cuando Donald Trump exigió a las grandes empresas norteamericanas poder acceder a los datos cuando el gobierno estadounidense así lo considerara. Ahí se dio cuenta Europa de la necesidad de ser también una potencia en el ámbito del cloud, y es lo que ahora se está tratando de convertir en realidad».

Grupo Aire trabaja para mil operadores internacionales y 30.000 empresas españolas, y su imparable proceso de expansión también se está dejando notar en las cuentas, hasta el punto que para 2021 espera facturar 120 millones de euros, cuando el ejercicio anterior lo cerró con 80 millones. «La pandemia, más allá de forzarnos a teletrabajar, no ha tenido impacto en la compañía, que ha mantenido su línea de crecimiento», concluye el directivo.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats