Autoridades y representantes de entidades de ámbito local, autonómico, nacional e internacional departieron en una intensa y fructífera jornada sobre el papel de la acuicultura en el desarrollo económico y social de las localidades costeras y fluviales.

El encuentro contó con un centenar de invitados y un elenco de destacados ponentes, formado por Ignacio Gandarias, Houssam Hamza, Javier Remiro, Basilio Otero, José Carlos Rendón, Bjørn-Erik Stabell, Céline Cousteau y Quique Dacosta, quienes concluyeron que pesca y acuicultura comparten la misión de proporcionar pescado de calidad a una población en crecimiento, protegiendo los recursos naturales para las generaciones futuras.

Asimismo, destacaron que la acuicultura es una gran oportunidad para las comunidades, que su gestión está sujeta a una estricta normativa que garantiza el respeto medioambiental y que existen indudables sinergias con otras actividades que hacen uso del bien público de las aguas de mares y ríos, como la pesca o el turismo.

Una interesante cita, promovida por la Asociación Empresarial de Acuicultura de España (APROMAR), que tuvo como objetivo incrementar el conocimiento sobre la acuicultura de los decisores políticos del ámbito local, así como recoger sus inquietudes y responder a las mismas de manera participativa.

Cabe destacar que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Comisión Europea afirman que el desarrollo de la acuicultura es esencial para asegurar la soberanía alimentaria europea, destacando su sostenibilidad medioambiental, y señalan la necesidad de llevar a cabo iniciativas que mejoren su aceptación social para evitar que se frene su crecimiento.

En definitiva, el indiscutible éxito de este evento, nacido como espacio para el diálogo y conocimiento mutuo entre administración local y sector, va a permitir trabajar en la mejora de la percepción social de la actividad, para poder cumplir así con el mandato europeo de convertirse en una de las fuentes de alimento del futuro.

Eficiente y sostenible

La acuicultura es el cultivo respetuoso de mares, ríos y océanos para obtener alimentos de alta calidad, una actividad que la FAO considera imprescindible para proporcionar al ser humano proteína de calidad sin forzar los límites biológicos de los ecosistemas.

Con una población en crecimiento, la acuicultura tiene el potencial de proporcionar muchos más alimentos de los que ya aporta, con una baja huella de carbono y un impacto sobre su entorno muy limitado.

Además, España, al estar rodeada de agua y surcada por numerosos ríos, tiene unas condiciones óptimas para su desarrollo y no cabe duda de que ya es un referente en innovación para Europa.