El deseo de contratar a un lateral para la banda izquierda se cumple con la cesión de Thiago Carleto, un brasileño de 20 años que se incorporará hoy a los entrenamientos junto a sus nuevos compañeros. El carioca llega cedido por un año, procedente del Valencia CF. El acuerdo entre ambos clubes se cerró ayer, en torno a las seis de la tarde, y el jugador viaja hoy mismo hacia Elche, donde se espera que llegue a las 10 de la mañana, para pasar el reconocimiento médico y ser presentado en el Martínez Valero. Se trata de una cesión en la que el Elche se hará cargo del 30% de la ficha del jugador, lo que supondrán unos 100.000 euros para las arcas del club ilicitano. En el contrato no se contempla ninguna opción de compra.

El jugador brasileño fichó por el Valencia en el pasado mercado de invierno. Con el conjunto ché sólo disputó un encuentro la temporada 08/09 contra el Málaga, cuando saltó al terreno de juego por la lesión de Moretti. Para la próxima campaña, Unai Emery tampoco contaba con él, por lo que se le ha buscado un equipo en el que jugar.

El director deportivo de la entidad, Jesús de Huerta, afirmó que "el Elche es un equipo idóneo para él porque puede crecer y aportarnos su granito de arena". Y lo definió como "el típico lateral brasileño, muy ofensivo y que nos va a dar mucha salida por la banda". Este jugador viene a competir por un puesto en el once titular con Raúl Fuster.

Otros refuerzos

Mientras tanto, en el club continúa trabajando en el fichaje de un central, aunque el director deportivo aseguraba que "está siendo complicado, porque este año escasean en el mercado". Desde el final de la pasada temporada, momento en el que se conoció la decisión de retirarse de Fernando Niño, el club anda rastreando el mercado para encontrar a ese hombre que sustituya al gaditano en el eje de la zaga. Se continúa buscando a un hombre para este puesto y De Huerta afirmó que "es arriesgado esperar a los descartes de Primera División. Por lo que si podemos tenerlo esta semana, mejor". Para una posición tan importante se están fijando en el mercado nacional, ya que quieren contratar a algún jugador que se conozca y se haya seguido su trabajo.

Respecto a la ausencia de Wakaso durante la pretemporada, que continúa en Ghana sin obtener el visado, el director deportivo se mostró comprensivo y dijo que "se le espera para antes del final de esta semana. Vamos a esperar a que llegue y veremos las opciones". Lo cierto es que Claudio ya dejó ver hace unas semanas su malestar con esta situación. De todos modos, De Huerta, ante la posibilidad de cederlo a un conjunto de Segunda B, aseguró que "Wakaso no puede ir a cualquier equipo".

Por su parte, al canterano Joaquín Calderón también se le está buscando una cesión a un equipo de categoría inferior que le permita coger confianza. Según el responsable del área deportiva, "tiene condiciones y queremos intentar que juegue para que crezca". En el caso de los descartados, Rubén Pérez y Rodri, se les rescindirá el contrato, como ya se hizo a principio de verano con Iván Amaya, si no encuentran un conjunto al que marcharse cedidos.

A poco más de una semana para que dé comienzo la competición liguera, además del fichaje del central, sólo se plantea la contratación de un jugador de banda que sea "rápido, técnicamente bueno, desequilibrante y con gol". Por un jugador de estas características, los responsables de la entidad estarían dispuestos a hacer un esfuerzo, aunque también aceptarían una cesión, siempre que las condiciones sean interesantes.