Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Frente Atlético no viajará a Elche

La peña ultra rojiblanca, que había reservado 200 entradas, descarta el desplazamiento

El Frente Atlético no viajará a Elche

El Frente Atlético no viajará a Elche

El Elche envío la pasada semana al Atlético de Madrid 1.350 entradas para el encuentro que enfrentará a los dos equipos el próximo sábado, día 6 de diciembre, a partir de las 16 horas, en el estadio Martínez Valero e incluso, como sucedió la pasada campaña, se esperaba llegar a las dos mil a lo largo de esta semana.

Inicialmente, doscientas de dichas localidades eran para integrantes del Frente Atlético, pero ayer se comunicó desde la entidad rojiblanca que en principio no iba a viajar a Elche después de los incidentes protagonizados el domingo por la mañana entre la citada peña ultra del equipo madrileño y los Riazor Blues del Deportivo, que terminaron con la muerte de un seguidor del conjunto gallego y que ha causado un gran estupor en el mundo del fútbol. De todas formas, el miércoles, tras los encuentros de Copa del Rey de ambos conjuntos, los dos clubes volverán a hablar sobre el tema.

La pasada campaña, el Frente Atlético protagonizó varios incidentes en su acceso al Martínez Valero y, una vez en el campo, cantaron en varios ocasiones que «El Elche es de Segunda». Además, la Policía Nacional levantó dos actas a los seguidores rojiblancos: Una por fumar marihuna dentro del campo y, la otra, por orinar hacia la grada inferior.

Clasificación «Fair Play»

Por otro lado, el Elche participó la pasada semana en Madrid en un seminario organizado por la Liga de Fútbol Profesional (LFP), en colaboración con el Cuerpo Nacional de Policía, y Aficiones Unidas (AFEPE) en Madrid, que contó con sesiones y ponencias de expertos del fútbol español.

En la reunión sectorial, Pablo Martinez, jefe de Operaciones del Elche, propuso la creación de una «Clasificación Fair Play de la LFP», en la que todos los clubes partan inicialmente de un número de puntos y se vayan restando por comportamiento contra el juego limpio, o conductas violentas, discriminatorias o xenófobas, incluida la violencia verbal e insultos de una grada, afición o estadio y que se recojan en las actas arbitrales del partido, imágenes o situaciones que sean objeto de sanción de la comisión nacional contra la violencia, o se aporten a dicho comité por cualquier medio fehaciente.

Se tasarán los puntos a detraer para los casos, muy graves, graves o leves, por un comité de Fair Play que se reunirá todas las semanas para tal efecto.

A cada punto le corresponderá una dotación económica. Y al final de temporada en el supuesto de igualdad en la clasificación a puntos, golaverage particular y general, prevalecerá la puntuación final obtenida por los clubes y aficiones en la clasificación fair play. Este comité podrá proponer la realización de programas de concienciación y conductas modelo de Fair Play entre las aficiones que sean señaladas bien con casos negativos o positivos.

La idea va a ser defendida por Aficiones Unidas, máxime después de lo sucedido este domingo en los alrededores del Vicente Calderón entre los seguidores del Frente Atlético y los Riazor Blues. Ahora falta el visto bueno de la Federación Española de Fútbol (RFEF), ya que Javier Tebas también ha dado el visto bueno.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats