30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El central, a fuego lento

El Elche trabaja desde hace semanas para contratar a un tercer zaguero de nivel que compita con Gonzalo Verdú y Dani Calvo - Marcos Mauro, del Cádiz, es el favorito en una operación nada sencilla - A Olmo se le busca una salida por su alta ficha

El central, a fuego lento

El central, a fuego lento

Una vez cerrada la portería, la posición de central parece ser la principal inquietud de la dirección deportiva del Elche en el mercado de fichajes estival. En este sentido, el objetivo es encontrar un tercer central de nivel, con experiencia en Segunda División, que compita por el puesto de tú a tú con Gonzalo Verdú y Dani Calvo, fijos para Pacheta a día de hoy.

El Elche lleva varias semanas enfrascado en esta operación, cociéndola a fuego lento para tratar de encontrar el punto adecuado al final del guiso. El principal nombre, aunque no el único, en la agenda franjiverde de defensas centrales es el de Marcos Mauro, zaguero argentino del Cádiz. Sin embargo, su llegada no es nada sencilla por las circunstancias que rodean a su situación.

Para empezar, Marcos Mauro tiene un año más de contrato en el Cádiz, donde ha militado en las dos últimas campañas, tras salir del filial del Villarreal. Allí disputó 25 partidos de Liga y tres de Copa la temporada pasada, en la que fue un hombre importante para Álvaro Cervera hasta febrero, cuando se lesionó. Pese a ello y a ser un hombre muy querido en el vestuario y en el club gaditano, su continuidad no está nada clara.

El argentino, que tiene una de las fichas más bajas del equipo andaluz, no ha terminado de llegar a un acuerdo para ampliar su contrato. Y el Cádiz, lejos de esperarle, no se ha cortado a la hora de fichar a futbolistas para su posición en estas semanas. Hasta tres centrales ha incorporado el equipo del Ramón de Carranza a filas durante el verano: Juan Cala, Fali, y Rhyner. Estos tres futbolistas se unen a Sergio Sánchez, Kecojevic y el propio Marcos Mauro, que permanecen en la plantilla del curso anterior. Seis jugadores para dos puestos. Las matemáticas hablan por sí mismas.

Negociación compleja

En esta tesitura, cada parte está llevando a cabo su propia estrategia en la operación. El Elche de momento mantiene la calma porque considera que está en posición de esperar acontecimientos. Nico Rodríguez tiene una buena relación con la agencia que representa al jugador (Soccermedia) y desde el club esperan que esto sea un punto a favor para decantar la balanza de su lado. Por eso no hay prisas.

El Cádiz tampoco está mostrando nervios, pese al overbooking de centrales que tiene ahora mismo. Si Marcos Mauro no renueva, la intención del club andaluz es sacar un beneficio económico de su salida, algo que en el Elche, dada la situación económica de la entidad, no parecen demasiado dispuestos a conceder.

En ese tira y afloja, el futbolista se ve en medio de la espiral negociadora. Está a las órdenes de Álvaro Cervera en la pretemporada del Cádiz, con quien participó en los dos primeros amistosos veraniegos frente a Barbate y Chiclana, en ambos como titular, pero no lo hizo en el tercero, frente a Los Barrios.

Olmo y Primi

Mientras se resuelve la llegada del central, el club no pierde tampoco de vista la operación salida en este sentido. De momento, junto a los indiscutibles Gonzalo Verdú y Dani Calvo, Pacheta tiene a sus órdenes a Olmo y Primi.

El catalán llegó el pasado mercado invernal procedente del expulsado Reus, llamado a filas para su segunda etapa en el Elche tras la lesión de Neyder Lozano. Sin embargo, apenas disputó un choque, frente al Oviedo.

En la planta noble del Martínez Valero no gustó nada esta operación de Jorge Cordero, por la ficha firmada a un futbolista que posteriormente no entró en los planes del entrenador. Este fue uno más entre los motivos que llevaron a la ruptura de relaciones con el anterior máximo responsable de los fichajes del Elche. Ahora, Nico Rodríguez y su grupo de trabajo tratan de encontrar una solución que agrade a todas las partes. Olmo se entrena como uno más y no hay ni una sola queja sobre su comportamiento. De hecho, Pacheta le ha alineado en la misma proporción de minutos que al resto de sus compañeros en los dos primeros amistosos de pretemporada ante Torrellano e Ilicitana.

Si se llega a un acuerdo de rescisión, pretendientes no le van a faltar a Olmo. Ya se ha deslizado el interés de uno de sus ex, el Sabadell, de Segunda División B. El jugador tiene cartel en la categoría de bronce. El mismo destino podría correr Primi, que viene de ser indiscutible con el Alcoyano, donde incluso vio puerta en cuatro ocasiones. La otra opción del canterano, más arriesgada, sería quedarse en la plantilla del Elche como cuarto central.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats