Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Debemos meterle el dedo en la llaga al Depor, donde más duela»

El entrenador del Elche, Pacheta, quiere hurgar mañana en la herida y jugar con la ansiedad del colista, que lleva 13 jornadas seguidas sin ganar

«Debemos meterle el dedo en la llaga al Depor, donde más duela»

«Debemos meterle el dedo en la llaga al Depor, donde más duela»

Aliviado por la contundente y reparadora victoria ante el Mirandés (4-2), el entrenador del Elche, José Rojo, Pacheta, animó ayer a sus jugadores a aprovecharse de la situación límite que vive su próximo rival, el Deportivo de La Coruña -colista de la Liga tras 13 jornadas consecutivas sin ganar-, para pescar mañana (12.00) en el río revuelto de Riazor. En la jornada del estreno del Polideportivo de Altabix como nueva sede de los entrenamientos, Pacheta invoca el precedente de Girona (0-2) como modelo a seguir frente al conjunto gallego y no quiere pronunciarse de momento sobre la posibilidad del retorno al Elche del centrocampista Javi Flores por la grave situación económica de su actual club, el Córdoba.

«El Deportivo es un club muy grande, con 11 millones de presupuesto», avisó Pacheta, que recela de la grave crisis del equipo coruñés, en el peor momento de sus últimos 39 años, en los que siempre ha militado en el fútbol profesional. «Van últimos, pero tiene muy buenos futbolistas. Hay que intentar meter el dedo donde más duela. A ganar con nuestras armas. Va últimos, pero son muy buenos. Es un equipo grande de la categoría, más de Primera que de Segunda, pero es un buen momento, venimos de ganar y pueden tener dudas», añadió.

El técnico franjiverde pretende «sacar tajada» del estado de nervios y ansiedad en que vive el Depor, que destituyó a Juan Antonio Anquela en la décima jornada del campeonato, pero su sustituto Luis César Sampedro tampoco ha encontrado el camino de la victoria -dos empates y dos derrotas es su balance-.

«Hay que generarles dudas e ir a ganar; debemos estar muy activados y concentrados y ser muy valientes. Debemos insistir en lo que somos, las virtudes que nos llevan a ganar. Meter el dedo en la llaga del Deportivo», recalcó Pacheta, que confía en controlar el partido para que la presión que ejerce un estadio como el coruñés se vuelva contra el propio Depor: «Debemos aprender a manejar ese ambiente; el estado de motivación en esos estadios. Toda esa presión, que se les vuelva en contra a ellos, no a favor».

Para preparar el asalto a Riazor, el técnico burgalés toma como referente la victoria del 12 de octubre en Girona (0-2), otro rival con más estructura de Primera que de Segunda División. «Ahí tenemos una base en la que fijarnos», reconoció. «Ajustamos mucho, rápido y muy bien ante muy buenos jugadores. Contra el Mirandés [4-2] también lo hicimos. Hace que llegues rápido al área rival. En los cuatro goles, incluidos los penaltis, hay acciones de una calidad tremenda. Un pase, un control, un desmarque. Tiene que aparecer la calidad».

Con el doloroso antecedente de la temporada pasada, en la que el Elche perdió 4-0 en Riazor, el conjunto franjiverde tiene la oportunidad mañana de recomponer su figura a domicilio tras la mala imagen que ofreció el equipo en su anterior salida a Huesca (2-0), donde fue superado de principio a fin por el conjunto azulgrana. «El día del Huesca fue el que más corrimos y perdimos, pero nos dice que somos capaces de correr mucho y bien, aunque la clave es el balón. Es un primer paso muy interesante. Nos dice que somos buenos a la hora de replegar juntos y correr por el de al lado».

En asuntos de intendencia, Pacheta elogió el estado del césped del Polideportivo Municipal de Altabix, en el que el Elche volvió ayer a entrenarse 40 años después tras vencer su acuerdo con los propietarios del campo anexo al Martínez Valero. «El campo está muy bien», reconoció. Iremos alternando de momento. El anexo es muy cómodo para entrenar. Es una de las pérdidas; nadie nos ha dicho que debamos dejarlo ya. El campo de Altabix está mejor que el anexo para entrenar».

A esta primera sesión en el campo municipal asistieron el máximo accionista José Sepulcre y el presidente Joaquín Buitrago.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats