Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bragarnik hará un esfuerzo

El nuevo dueño del Elche está dispuesto a depositar los 700.000 euros necesarios para abrir la ventana de fichajes de invierno y firmar el central y el delantero que demanda Pacheta

Christian Bragarnik, el pasado sábado, durante el encuentro frente al Huesca. aNTONIO AMORÓS

El Elche tiene previsto reforzar la plantilla en el mercado de invierno, pero sin grandes alardes. El nuevo dueño del club ilicitano, Christian Bragarnik, está dispuesto a realizar un esfuerzo para depositar ante LaLiga los 700.000 euros necesarios para poder abrir la ventana de fichajes de enero y la cantidad requerida para poder ampliar el límite salarial. La entidad franjiverde se encuentra todavía entre los equipos con riesgo máximo, por lo que tiene que, aparte del dinero para obtener el permiso para fichar debe poner casi tres veces más del coste de la ficha del jugador que quiera incorporar.

El inversor argentino es consciente de que la plantilla actual es muy escueta y más todavía tras la marcha de Danilo Ortiz. Bragarnik va a intentar cumplir los deseos de Pacheta de incorporar un central y un delantero, que son las piezas que ha demandado el entrenador para completar el puzle con el que afrontar la segunda vuelta de la Liga para intentar soñar con alcanzar metas altas.

Lo que está descartado, salvo sorpresa mayúscula, es la llegada de futbolistas de renombre y de un perfil alto porque, actualmente, el Elche no se lo puede permitir. La misión es encontrar un defensa y un atacante que complemente los jugadores que hay en la plantilla. Desde el club ilicitano señalan que «algo se va a hacer», pero, al mismo tiempo, admiten que «no mucho» porque para poder alcanzar miras más altas es necesario depositar mucho dinero ante LaLiga. El club ilicitano agotó todos los parámetros a su alcance en verano y ahora se encuentra sin margen.

El propio Pacheta reconoció ayer que «el club está por la labor» de fichar un par de futbolistas, pero el técnico tiene claro que con los condicionantes económicos que arrastra en la actualidad la entidad franjiverde tienen que hilar muy fino para no fallar. «Estamos pendientes de todo y filtrando toda la información que tenemos de jugadores. El mercado invernal no es fácil y lo que estamos haciendo es ajustar para acertar», indicó el entrenador franjiverde.

En principio, hasta después del partido del próximo martes frente al Sporting de Gijón no se espera ningún movimiento. Será a partir de la segunda quincena de enero y, sobre todo en los últimos días, cuando el mercado entra en ebullición y es más factible encontrar los futbolistas deseados a un precio más razonable, cuando el Elche entrará en acción.

Primero encontrar lo deseado

Una vez que se encuentre al jugador deseado y se llegue a acuerdo sobre sus emolumentos se activará el botón para depositar en LaLiga los 700.000 euros obligatorios para abrir la ventana y la cantidad necesaria para ampliar el límite salarial y poder darlo de alta.

Con la marcha de Danilo, Pacheta se ha quedado con Gonzalo Verdú y Dani Calvo como únicos centrales específicos de la plantilla. Por ello quiere otro y un delantero de características diferentes a Yacine y a Claudio Medina.

El técnico franjiverde insistió ayer en que su principal condición es que no lo toquen lo que tiene actualmente. «No quiero que salga nadie, aunque no está en mi mano y si viene algún equipo y paga la cláusula, como ocurrió el año pasado con Sory Kaba, no podremos hacer nada». Y en caso de no llegar ningún fichaje volvió a asegurar que «si tengo que morir con esta plantilla hasta final de temporada estaré feliz».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats