Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Licencia para soñar

Los goles de Pere Milla, que sigue en racha, y del debutante Dani Escriche llevan el delirio al Martínez Valero. Los franjiverdes ya son quintos en la clasificación

El Elche puso ayer con su victoria frente al Málaga la guinda a tres últimos días ilusionantes para una afición franjiverde que está soñando con un equipo que invita a hacer cosas grandes.

Si el jueves llegó la primera entrega de una película que se podría llamar «Felicidad» con el anuncio del fichaje de Víctor Rodríguez, el viernes la segunda con el bombazo de la vuelta de Jonathas, ayer se produjo el capítulo principal con un gran final.

El triunfo ante a los malagueños permite al conjunto de Pacheta situarse quinto en la clasificación y continuar una semana más en plazas de promoción de ascenso a Primera División, independientemente de lo que suceda en el resto de partidos de la jornada que se disputan hoy.

Pero el mayor motivo de optimismo son las sensaciones que transmite el equipo. El Elche fue un conjunto compacto, con muchos momentos de fútbol brillante y con las ideas muy claras. A falta de todavía 17 jornadas suma 39 puntos y alcanzar la gesta que todos los seguidores franjiverdes sueñan no es ninguna utopía.

Además, con la victoria contra el Málaga los ilicitanos rompieron el maleficio que le perseguía en el Martínez Valero, donde no ganaban desde hacía dos meses.

Los hombres de Pacheta están de dulce y todo le sale bien. El encuentro frente a los malagueños era una importante prueba de fuego. Enfrente tenían a un rival en alza que iba a servir de termómetro tras los traspasos de Gonzalo Villar, el organizador del juego, a la Roma y de Yacine Qasmi, el delantero centro, al Rayo Vallecano. La respuesta no pudo ser más positiva. Pere Milla, que fue el relevo del franco-marroquí en el once inicial, abrió el camino del triunfo. Y Dani Escriche, uno de los fichajes, tardó poco más de cinco minutos en marcar su primer gol tras su debutar.

Y eso que el primer cuarto de hora no invitaban al optimismo porque fueron los malagueños los que se adueñaron de la pelota y cuando el Elche no la tiene sufre. Los andaluces dieron dos sustos que se quedaron en eso, principalmente porque Edgar Badia volvió a hacer su parada antológica correspondiente de cada día.

Fútbol coral y en equipo

El mal momento de los franjiverdes solo tardó un cuarto de hora, porque a partir de ese momento el Elche ofreció todo un recital de lo que es presionar, jugar a la primera, desbordar por las bandas y de llegadas al área contraria. Más que nunca fue un EQUIPO, con un fútbol coral que encandiló a la afición. El ritmo de juego de los primeros 45 minutos fue vertiginoso.

El resumen de todas esas buenas prestaciones fue el primer gol. Una jugada colectiva con el balón primero en la banda derecha, Pere Milla lo abrió para Nino que estaba en el centro de la frontal del área, el almeriense vio la entrada por la izquierda de Juan Cruz y el centro del madrileño lo remató a la primera el catalán empalando el balón con la zurda. Pere Milla marcó por tercer partido consecutivo y volvió a confirmar que, hasta el momento, a la espera de lo que puedan ofrecer las nuevas incorporaciones, está siendo el mejor «fichaje».

Ese golpe fue fulminante para el Málaga, que ya no fue capaz de reaccionar en el resto del encuentro. Nino, que dio otro recital jugando entre líneas y ayudando al centro del campo, tuvo el segundo antes del descanso, al igual que Gonzalo Verdú en un remate a la cruceta tras un saque de esquina de Fidel. Pero el marcador no se movió antes del tiempo de asueto.

En el comienzo del segundo tiempo parecía que iba a suceder como en el primero y los malagueños tuvieron un atisbo de mejoría, que terminó siendo insignificante. La presión del Elche siguió siendo asfixiante y la intensidad de los ilicitanos provocaba que a los andaluces apenas le durara la pelota en su poder.

En el minuto 57, después de una acción con numerosas combinaciones, Josan, que volvió a mostrarse desequilibrante en la banda derecha, puso un buen centro al que Pere Milla no llegó por muy poco. Ramón Folch también lo intentó con un disparo a la media vuelta que salió alto.

El debut soñado de Escriche

El partido estaba controlado para el Elche, pero el segundo gol y la sentencia no llegaban. A falta de 18 minutos, Pacheta consideró que había llegado el momento del debut de Dani Escriche. Quitó a Nino y puso al atacante cedido por el Huesca como segundo delantero e intentó cerrar el partido con la salida de Manuel Sánchez por Nuke Mfulu. El franco-congoleño volvió a estar brillante y se llevó una enorme ovación de la afición cuando abandonaba el terreno de juego.

Escriche solo tardó seis minutos en marcar su primer gol como franjiverde. Juan Cruz, que estuvo inconmensurable -menos mal que ha terminado el mercado de invierno porque después del partido de ayer seguro que hubiera tenido ofertas de Primera-metió un balón al espacio. Escriche le ganó la espalda a la defensa del Málaga y tras recortar a un rival en el área salvó a Munir con un toque sutil que se coló ajustado al poste. El árbitro anuló el gol en un primer momento, porque el asistente había levantado la bandera al considerar que estaba en fuera de juego. Sin embargo, la imágenes de televisión y el VAR demostraron que la acción era reglamentaria. El tanto subió al marcador y sentenció el partido.

Con el encuentro resuelto, la recta final del partido se convirtió en una fiesta en las gradas del Martínez Valero. Las caras de felicidad eran tan contagiosas que hasta Pacheta se atrevió a sonreír. Incluso hubo tiempo hasta para proteger a Juan Cruz, que ya estaba al límite físicamente, y dar unos minutos a Andoni López para demostrar que en esta plantilla todo el mundo es importante.

Este Elche tiene muy buena pinta y puede tener mejor si Victor Rodríguez y Jonathas se acercan al nivel que mostraron en su anterior etapa en Primera División. Pero como dijo Pacheta: calma y poco a poco porque todavía queda un mundo por delante.

Víctor Rodríguez se queda sin debutar, Josema fue el descartado y Jonathas llega hoy

De los cuatro fichajes que ha realizado el Elche en el mercado de invierno solo Escriche debutó ayer. Víctor Rodríguez estuvo en el banquillo, pero no jugó ningún minuto. Por su parte, el central Josema fue el jugador descartado de la convocatoria de 19. Jonathas, la incorporación estrella, tienen previsto viajar hoy a tierras ilicitanas desde Brasil. Pasará reconocimiento y buscará domicilio. El equipo entrena esta mañana a puerta cerrada y descansa lunes y martes. No se descarta que los nuevos sí que entrenen para acelerar su puesta a punto.

FICHA TÉCNICA:

ELCHE: Edgar Badia, Óscar Gil, Gonzalo Verdú, Dani Calvo, Juan Cruz (Andoni López, 89), Ramón Folch, Nuke Mfulu (Manuel Sánchez, m. 77), Josan, Fidel, Nino (Escriche, m. 72) y Pere Milla.

MÁLAGA: Munir, Cifuentes, Luis Hernández, Juande, Juankar (Antoñín, m. 35), Luis Muñoz, Adrián (Buenacasa, m. 76), Hicham, Pacheco (Boulahroud, m. 61) , Juanpi y Sadiku.

GOLES: 1-0 m. 28, Pere Milla. 2-0 m. 78, Dani Escriche

ÁRBITRO: Segués Oscoz, del colegio vasco. Mostró tarjetas amarillas Cifuentes (m. 45), Nuke Mfulu (m. 59), Adrián (m. 64) y a Gonzalo Verdú (m. 71).

ESTADIO: Martínez Valero, ante 10.012 espectadores.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats