Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Elche echa el cerrojo

Edgar Badia busca en Lugo su tercer partido sin encajar, algo que los ilicitanos no consiguen desde hace casi dos años - El equipo también quiere lograr el domingo la tercera victoria seguida

El meta Badia, en un entrenamiento. a. amorós

Las dos últimas victorias frente a Almería y Málaga han servido para disparar la moral de jugadores, técnicos y aficionados del Elche, pero seguro que han sido realmente especiales para alguien que vive los partidos de una manera única, la de la soledad de un portero. Edgar Badia ha tenido celebración extra, pues esos dos triunfos llegaron sin encajar gol, una gran noticia para la escuadra franjiverde.

Además, la sensación de control de la situación fue más allá de los seis puntos y los cero goles encajados. Tan habituados a exhibiciones del meta catalán, tanto por cantidad como por calidad, frente a almerienses y malacitanos sólo fue necesario lo segundo. Badia realizó paradas en momentos clave de los dos partidos, pero no fue necesario un rosario de milagros, como ya había ocurrido en otras ocasiones anteriores.

Frente al Lugo, el Elche tendrá un doble objetivo a conseguir en forma de tercer partido consecutivo, tanto por ganar como por mantenerse imbatido. Si lo logra será la primera vez que consigue ambas empresas en la temporada actual. Los franjiverdes dejaron su portería a cero en diciembre frente a Racing (2-0) y al por entonces líder Cádiz (0-0), pero el «huracán» Las Palmas se llevó por delante la oportunidad de ampliar la racha en el Martínez Valero (2-3).

Paso hacia la permanencia

La última vez que los ilicitanos encadenaron tres triunfos de manera consecutiva fue en el tramo final de la pasada campaña, cuando en pleno sprint hacia la permanencia, los de Pacheta ganaron a Alcorcón (3-1), Las Palmas (0-1) y Córdoba (1-0), entre las jornadas 31 y 33. Esos nueve puntos fueron un bloque importante a la hora de construir el objetivo de la salvación matemática con bastante más antelación de la esperada. Repetir esa racha será sinónimo de lo mismo, un año más tarde.

Además, hacerlo sin encajar ningún gol en el Anxo Carro supondrá repetir un logro que no se consigue desde abril de 2018, cuando la «era Pacheta» apenas estaba arrancando. Entonces, en la recta final de la liga regular de Segunda División B, los franjiverdes empataron sin goles en casa frente a Villarreal B y Mallorca, venciendo entre medias en el difícil campo del Formentera (0-1). Apenas unas semanas después, Elche entera celebraba un ascenso a Segunda División.

Por lo que respecta al fútbol profesional, la última vez que el Elche consiguió encadenar tres encuentros consecutivos sin que su portero tuviera que sacar un balón del interior de su portería fue en la temporada 2015/16, con Rubén Baraja en el banquillo y Javi Jiménez como cancerbero.

Como hace cuatro años

En el mes de abril, los franjiverdes empataron en Pamplona frente a Osasuna (0-0), vencieron al Lugo en el Martínez Valero (2-0) e igualaron en Mendizorroza contra el Alavés (0-0). Aquellos resultados fueron preludio de una mala racha, pues los discípulos del «Pipo» ya no volvieron a saborear más las mieles del triunfo.

En enero de 2016, el Elche había enlazado tres victorias seguidas sin encajar: Alcorcón (2-0), Ponferradina (1-0) y Bilbao Athletic (0-1), liderados por el «pichichi» de aquella liga, Sergio León.

Ahora, cuatro años después, los franjiverdes buscan repetir esa hazaña en Lugo para consolidarse en zona de «play-off» de ascenso a Primera División, acercarse al objetivo de la permanencia y seguir soñando con escribir el final más bonito posible a la temporada actual.

Nico Rodríguez y la intención de que el Elche siga creciendo

Nico Rodríguez también tomó la palabra para valorar los movimientos del mercado invernal, con cuatro altas y tres bajas. «Con estos futbolistas se transmite una clara intención de seguir creciendo y de ser mejores cada día», aseguró de manera tajante.

«Si la plantilla sale reforzada de enero lo veremos con el tiempo. Tenemos la sensación de haber hecho un buen trabajo, de haber reforzado adecuadamente la plantilla. La palabra sensatez creo que nos define perfectamente», opinó el director deportivo.

Por último, el asturiano explicó cómo convenció a Jonathas para que volviese a la disciplina franjiverde: «Partimos con ventaja porque su mejor época la vivió aquí. No es fácil atraer a un futbolista de este perfil en Segunda. Le convencimos con seriedad, sin esconder nada». Ilusión y felicidad. Así fue la puesta de largo de los cuatro fichajes invernales. La plantilla del Elche realizó ayer una intensa sesión de entrenamiento, con partidillo incluido frente al Juvenil A de División de Honor que dirige René Martínez.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats