Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Elche recula y saca a la plantilla del ERTE para mantener el buen ambiente

La presión de Pacheta y la intervención de Bragarnik desde Argentina resultan determinantes para dar marcha atrás - Los futbolistas volverán a entrenar este jueves en el estadio Martínez Valero

Ramón Folch chutando un balón durante un entrenamiento de esta semana. SONIA ARCOS/e.c.f.

El Elche dio marcha atrás anoche después de un día largo y difícil y decidió sacar del expediente de regulación de empleo (ERTE) a todos los componentes de su plantilla, al igual que había hecho el martes con el cuerpo técnico.

Tras el revuelo que se montó con el plante de los futbolistas y su decisión de no acudir ayer miércoles a entrenar al estadio Martínez Valero, como lo estaban haciendo desde el pasado miércoles, los dirigentes franjvierdes reflexionaron y consideraron que lo mejor para preservar el buen ambiente del vestuario era que los jugadores dejaran de estar en ERTE, aparcar la reducción de empleo y sueldo del 70% y normalizar su situación.

La presión del entrenador Pacheta resultó determinante para cambiar la postura inicial. El dueño del club ilicitano, Christian Bragarnik, también intervino desde Argentina y después de varias charlas con la directora general, Patricia Rodríguez, optó por cumplir los deseos de los futbolistas.

Pasadas las diez de la noche, según avanzó Cope Elche y pudo confirmar este periódico, comunicaron a los jugadores que hoy jueves se tramitarán todos los documentos para que ya no estuvieran en el ERTE y que debían presentarse al horario estipulado en el estadio Martínez Valero para continuar con los entrenamientos individualizados.

En la entidad franjiverde han entendido que con el equipo en la sexta posición de la clasificación y con plaza provisional para disputar el «play-off» de ascenso a Primera División, tensar la cuerda con la plantilla podría significar meter una bomba dentro del vestuario cuya explosión haría añicos el buen proyecto y la buena temporada que está realizando el Elche.

Los futbolistas se plantaron ayer porque consideraban que, principalmente desde que habían vuelto a los entrenamientos el pasado viernes, no estaban siendo tratados de forma justa, incluso que estaban siendo humillados porque ellos son los principales protagonistas y, sin embargo, otros miembros del club como el cuerpo médico y el cuerpo técnico, al igual que los utilleros, sí que habían salido del ERTE.

Sin acuerdo en la propuesta

Además, a la plantilla tampoco le había gustado la propuesta que le había planteado el club para intentar abandonar el expediente regulador de empleo y la consideraban, incluso, «peor» que la que habían trasladado a finales de marzo antes de entrar en esta situación.

A pesar de que la directora general defendió que los jugadores solo entrenaban 45 minutos al día y que con eso cumplían con el 30% estipulado, los futbolistas aseguraban que su trabajo estaba siendo prácticamente el mismo que el que realizaban cuando estaban en competición y que todos los días acudían al estadio Martínez Valero y que lo único que cambiaba era que se marchaban a ducharse a sus casas dentro del protocolo que marcaba LaLiga.

Muchos equipos, tanto de Primera como de Segunda División, habían alcanzado acuerdos para una rebaja salarial, pero en el caso del Elche no se había producido. Antes del ERTE, el club mantuvo de forma intocable una reducción del 20%, mientras que los jugadores partían de un 12% para negociar y encontrar un punto de encuentro. Y con la vuelta al trabajo, la plantilla estaba dispuesta a reducir un 2% sus emolumentos anuales si se reanudaba la competición y la entidad recibía todo el dinero de los derechos televisivos, mientras que el Elche quería una rebaja mucho mayor.

Al final no ha habido acuerdo, pero el club ha tomado la decisión de frenar el tsunami que hubiera significado el plante de los jugadores y, a partir de ahora, intentará que haya un entendimiento satisfactorio para las dos partes.

Las claves:

Pacheta resulta clave: No quería que el vestuario se le fuese de las manos

La intervención del entrenador ha resultado fundamental para que el club cambiara su opinión inicial. El técnico pretendía de todas formas mantener el buen ambiente en el vestuario.

Proyecto ilusionante: Bragarnik sueña con luchar por el ascenso

El máximo accionista del Elche sabe que el equipo tiene posibilidades de luchar por el ascenso y no quería que esta situación influyera en la buena dinámica y en la buena temporada.

Agravio comparativo: Cuerpo técnico y médico ya habían salido del ERTE

El club ya había tomado la decisión de sacar al cuerpo médico y al cuerpo técnico del ERTE porque su jornada laboral se había ampliado. Sin embargo faltaban los jugadores que son los protagonistas fundamentales.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats