Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Absuelven a Sepulcre de fraude fiscal y falsedad en el "caso Welby"

La sentencia considera probado que el expresidente del Elche falseó facturas por medio millón de euros por obras no realizadas en el Martínez Valero para pagar a jugadores y técnicos en la temporada 2008/09, pero el delito ya ha prescrito

El expresidente del Elche José Sepulcre, el pasado 30 de enero a las puertas de los juzgados. ANTONIO AMORÓS

El juzgado de lo Penal número 1 de Elche ha absuelto al expresidente del club franjiverde José Sepulcre y al empresario Serafín Ernica de los delitos contra la Hacienda Pública y falsedad en documento mercantil en el caso del supuesto pago de medio millón de euros a la empresa Welby Control en 2009, propiedad del segundo, por unas obras en el estadio Martínez Valero que nunca llegaron a realizarse.

La sentencia considera probado que se emitieron facturas falsas para pagar a los jugadores y al entrenador David Vidal, pero absuelve a los acusados a haber prescrito el delito.

La causa de la que queda exonerado Sepulcre enjuició el supuesto fraude al fisco de ese medio millón de euros, al considerar la Fiscalía que no había sido declarada la cantidad ni por el administrador de Welby Control, Ernica, ni por Sepulcre, quien señaló durante la vista oral celebrada el pasado 12 de febrero que no se quedó ni un solo euro a título personal de ese dinero, aunque sí admitió que se habían inventado estas facturas para obtener dinero en efectivo con el pagar en «B» a parte de la plantilla del equipo en la temporada 2008/09.

El caso ahora cerrado forma parte de una pieza paralela que se juzgará en la Audiencia Provincial de Alicante y en la que ambos están acusados de un delito de apropiación indebida.

En su escrito de acusación, la Fiscalía consideró autor a Sepulcre y cooperador necesario a Ernica del supuesto delito contra la Hacienda Pública, en concurso con otro por la presunta falsificación de facturas, por los que pidió cuatro años de prisión y multa por el triple de la cuantía presuntamente defraudada, es decir, una sanción de 1,5 millones de euros. También planteó una indemnización conjunta y solidaria a Hacienda de 207.987 euros.

La sentencia dictada este viernes considera probado que en el curso de las actuaciones de investigación tributaria sobre el Elche Club deFútbol sobre el Impuesto de Sociedades 2008 e IVA cuarto trimestre de 2008, la Agencia Tributaria comprobó que el club se dedujo una serie de facturas de la mercantil Welby Control SL, ascendiendo las mismas a 504.536 euros, dinero que salió de las arcas del Elche en virtud de la autorización de la única persona que podía darla, Sepulcre, por su condición de presidente de la entidad.

Ese dinero fue a la mercantil Wellby Control con el fin de abonar unas obras teóricamente realizadas por esta empresa en el estadio Martínez Valero, pero que nunca las ejecutó.

El fallo mantiene que Sepulcre ordenó la retirada del dinero mediante la emisión de pagarés, «sin que haya quedado acreditado que el expresidente franjiverde se beneficiase de la salida de las arcas del club del importe de 504.136 euros o que lo incorporase a su patrimonio como rendimiento de su trabajo como máximo mandatario de la entidad».

Una vez extraído de la cuenta de Wellby Control, ese medio millón de euros fue devuelto a las arcas del Elche con el objetivo de pagar en efectivo al jugador David Amaya y al entrenador hasta la temporada 2008/2009, David Vidal, entre otros miembros de la plantilla que no se concretan en la resolución judicial.

El juez también refleja que no ha quedado acreditado que Welby Control se constituyera con el único objetivo de emitir las facturas falsas al Elche para que el club se dedujese del Impuesto de Sociedades y en el IVA gastos y cuotas de IVA soportado ficticio y así poder detraer la cantidad de 504.136 euros de las arcas de la entidad.

La sentencia refleja que los hechos probados son constitutivos de falsedad en documento mercantil, pero exime de responsabilidad criminal a los acusados al apreciarse la prescripción de ese delito continuado.

Durante el juicio, Sepulcre reconoció que las facturas por las obras no realizadas se emitieron para conseguir pagos a jugadores, muchos de los cuales cobraban en efectivo.

El dinero se sacó de una cuenta del empresario Juan Carlos Ramírez -entonces accionista del Elche y actualmente del Hércules- y se ingresó en las arcas del club franjiverde.

En cuanto al delito contra la Hacienda Pública, el fallo exonera al expresidente -al igual que a Ernica- porque «no existe prueba directa o indicio alguno en virtud del cual pueda desprenderse que el acusado Sepulcre ha hecho suyo o ha incorporado a su patrimonio el importe de 504.136 euros, máxime cuando los estatutos del club Elche Club de Fútbol impiden que el cargo de Presidente sea retribuido».

Contra esta sentencia, que impone las costas de oficio, se puede interponer recurso de apelación ante el mismo juzgado en el plazo de 10 días para su posterior resolución por la sección Séptima de la Audiencia Provincial con sede en Elche.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats