Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crónica

Pequeño paso adelante

El Elche suma un trabajado punto en Las Palmas e impide a los canarios meterse de lleno en la lucha por el «play-off»

Sumar siempre es bueno y más en un estadio siempre difícil como es el de Gran Canaria. Aunque el empate de ayer frente a Las Palmas puede sacar al Elche de las plazas del «play-off» de ascenso y puede parecer insuficiente, tal y conforme se está poniendo la competición y con la enorme igualdad existente, sobre todo por alcanzar el sexto puesto, que es el «único» que parece en estos momentos no tiene todavía nombre, el punto es bueno y, aunque pequeño, es un paso hacia adelante.

Además, la igualada frena las posibilidades de los canarios, que de haber ganado, se hubiesen situado a solo dos puntos de los ilicitanos y se hubieran convertido un aspirante más.

Sin hacer un partido brillante, los franjiverdes se hicieron acreedores de este premio menor. El Elche volvió a confirmar que es un conjunto que compite siempre y que es capaz de dar la talla ante todo y ante cualquier rival.

Pacheta no lo tenía fácil para hacer el once inicial con las bajas de Óscar Gil, Tekio y Mfulu, los tres futbolistas que habían ocupado el puesto de lateral derecho esta temporada. El técnico burgalés fue valiente, mantuvo la defensa de tres centrales y apostó por Josan como carrilero derecho. El crevillentino cumplió con creces en una posición muy poco habitual, aunque, como era de esperar, no tuvo tanta llegada hasta la línea de fondo.

El Elche entró bien en el partido y uno de sus principales objetivo, como dijo el entrenador en la previa, era intentar quitarle el balón a Las Palmas. Los ilicitanos lo consiguieron en el primer cuarto de hora de juego, incluso Iván Sánchez tuvo un disparo a los cinco minutos para poder inaugurar el marcador.

Sin embargo, con el avance del partido, el equipo de Pepe Mel pasó a tener el control y más llegada al área contraria.

Los canarios sabían que podían hacer daño por su banda izquierdo debido a que los franjiverdes no disponían ni de un lateral, ni de un carrilero habituado a jugar en esa posición. De la Bella, Benito Ramírez y Narváez intentaron percurtir por esa posición. Pero esa obsesión también le vino bien al Elche porque durante el primer tiempo Pedri, el joven y talentoso jugador de Las Palmas que ha fichado el Barcelona, apenas apareció.

Un centro de De la Bella al que no acertaron a rematar ni Rubén Castro ni Narváez fue el primer aviso canario a los 19 minutos. Y en el 29, tras una pérdida de balón en el centro del campo -ese fue uno de los principales problemas que tuvieron los de Pacheta- Rubén Castro sacó a relucir su calidad y con un disparo raso y ajustado al poste sorprendió primero a Dani Calvo, que vio como el balón le pasaba por debajo de las piernas, y luego a Edgar Badia que, a pesar de su estirada, no pudo evitar el gol (1-0).

El Elche entró en una fase en la que lo estaba pasando muy mal. Sin embargo, esa suerte que le ha perjudicado en momentos claves de encuentros anteriores se volvió de su parte. En el minuto 38, Juan Cruz intentó un centro al área, le salió mal y sin aparente peligro, pero la pelota se envenenó y se colo en la meta de Josep, ante la desesperación de los jugadores locales (1-1).

Rubén Castro, el otro ilustre delantero de Segunda División junto a Nino, volvió a marcar al filo del descanso, pero la jugada fue invalidada por fuera de juego.

El inicio del segundo tiempo fue de claro dominio de los pupilos de Pepe Mel. El Elche tuvo media hora de mucho agobio en la que apenas podía salir de su campo con el balón controlado. Ruiz de Galarreta, en un disparo que se fue alto; Benito Ramírez, en un lanzamiento que salió justo en el lateral de red; Rubén Castro, con otro gol anulado, también de manera justa; de nuevo Rubén Castro con un chut dentro del área al que respondió Edgar Badia con una gran intervención; y Pedri, que participó más en el juego cuando dejó más la banda derecha y se metió por centro y tuvo la mejor ocasión cuando se plantó solo ante el meta franjiverde y su remate salió rozando el poste; pudieron empatar.

El ímpetu local se agota en el 74

La falta de acierto canario y las buenas intervenciones de Edgar Badia dejaron con vida a los ilicitanos. Curiosamente, a partir del minuto 74, tras la oportunidad de Pedri, la pólvora de Las Palmas se agotó. A partir de ese momento, el agobio de los ilicitanos ya no lo fue tanto. Pacheta intentó refrescar el equipo dando entrada a Jonathas y Pere Milla por Nino, que no tuvo su mejor tarde, y por Fidel, que ya estaba cansado. El brasileño aportó más voluntad que eficacia y el catalán no mejoró las prestaciones del onubense. Aún así, la distribución de la pelota por el campo estuvo más repartida.

En los últimos 15 minutos, el técnico del Elche quiso que su equipo tuviera más el balón y puso a Ramón Folch en lugar de Manuel Sánchez e hizo debutar al canterano Jony Álamo, que mostró un gran desparpajo y quiso siempre la pelota.

Incluso los franjiverdes tuvieron las dos mejores ocasiones. Un centro-chut de Josan, que también se envenenó, aunque sin la fortuna de Juan Cruz en el primer tiempo -hubiera significado todo un drama para los canarios si ese balón también hubiese entrado- y, sobre todo, un remate de cabeza de Jonathas que se fue alto.

Pero el Elche ya había agotado su dosis de fortuna en la primera media hora de la segunda parte cuando peor lo pasó. Aunque el fútbol, a veces es caprichoso -que le pregunten al Deportivo cómo se llevo la victoria del Martínez Valero-el triunfo del Elche hubiera sido también injusto.

Al final, el reparto de punto fue el premio más adecuado para ambos y, sobre todo, para el equipo de Pacheta, que superó el duro varapalo del martes contra los gallegos y logró un punto, que, de momento, a expensas de lo que hagan Rayo y Alcorcón, que se enfrentan entre ellos el lunes, y el Mirandés, que recibe hoy al gallito Almería; le puede valer para continuar, una semana más, en la zona privilegiada de la clasificación.

Pero, al margen del empate, lo más importante es que se volvió a corroborar que este Elche sabe competir y que, si no cambian radicalmente las cosas, va a estar luchando hasta las últimas jornadas por alcanzar el sueño de disputar las eliminatorias por el ascenso a Primera División.

El martes (21.45 horas) llega al Martínez Valero el líder Cádiz, que puede perder su posición de privilegio si el Zaragoza vence el lunes al Huesca. Y luego quedaran cinco jornadas apasionantes para seguir soñando.

Jony muestra desparpajo en su debut y Dani Calvo ve tarjeta y será baja frente al Cádiz

Jony muestra desparpajo en su debut y Dani Calvo ve tarjeta y será baja frente al CádizUn nuevo canterano tuvo ayer la oportunidad de debutar ayer con el primer equipo del Elche. Jony Álamo, que la semana pasada renovó su contrato hasta 2023, por fin jugó con la primera plantilla después de mucho tiempo entrenando. El centrocampista de 18 años salió en el minuto 76 y demostró desparpajo con el balón y no se achicó a pesar de su debut. Por su parte, el central Dani Calvo vio la quinta cartulina amarilla y será baja el martes frente al Cádiz. Con la ausencia del oscense, Pacheta no podrá seguir con la defensa de tres ante a los gaditanos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats