Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crónica

Remontada de «play-off»

El Elche juega con fuego y regala la primera parte, pero reacciona a tiempo en la segunda y los goles de Fidel, de penalti, y de Jonathas le dan la vuelta al partido

El Elche dio ayer en Santander un paso de gigante para disputar el «play-off» y seguir soñando con el ascenso a Primera División. Los franjiverdes sumaron tres puntos, tan vitales como obligatorios, frente a un Racing que certificó su descenso a Segunda B, y se colocan, a falta de cuatro jornadas para finalizar la liga regular, en una situación encomiable para alcanzar una de las seis primera posiciones.

El triunfo en El Sardinero no fue fácil y tuvo susto inicial. El conjunto de Pacheta jugó con fuego, regaló el primer tiempo y estuvo a punto de quemarse. El técnico del Elche acertó de pleno en los cambios en el descanso, dando entrada a Josan y a Víctor Rodríguez, que reaparecía tras la lesión, y el juego de los ilicitanos cambió de forma considerable, tuvo más velocidad, circulacion de balón y desborde por banda y, al final encontró el premio. Fidel, al transformar un penalti cometido sobre Juan Cruz, y Jonathas, en el perfecto cabezazo en plancha, después de un gran centro también de Fidel, obraron la remontada y terminaron de hundir a los racinguistas.

Pacheta apostó de salida por un once similar al que empató el pasado martes con el líder Cádiz. Siguió dando la confianza en la portería a San Román y le continuó ortorgando la manija del juego al juvenil Jony Álamo apoyado por Ramón Folch. Además, decidió escorar a Escriche a la izquierda, dejar a Iván Sánchez en la derecha y situar a Nino y a Jonathas en ataque.

La puesta en escena no fue del todo mala. Los franjiverdes tuvieron el control en los primeros minutos y Folch tuvo una buena oportunidad para marcar.

Pero a partir del minuto 15 el encuentro entró en un terreno soso y espeso en el que no pasaba nada. En una jugada aislada, poco después de la primera media hora de juego, la defensa del Elche no estuvo todo lo concentrada y tensionada de lo que era necesario. El Racing manejó el balón a su antojo en las proximidades del área y un centro terminó con un despeje forzado de Tekio, la pelota rebotó en David Rodríguez y se quedó muerta en el área pequeña. El exfranjiverde Guillermo la mandó al fondo de la red (1-0, m. 32).

Entonces entraron las prisas. Fue un golpe duro que podía haber dejado al equipo de Pacheta fuera del «play-off» y muy tocado animicamente.

Menos mal que había todavía mucho tiempo por delante. A raíz de encajar el gol, los ilicitanos metieron una marcha más, pero insuficiente y al descanso el marcador se mantenía inalterable.

Había que dar un golpe de timón y Pacheta lo dio. Quito a un desacertado Tekio y a Jony, que empezó bien, pero se fue diluyendo, y apostó todo a una carta con una defensa de tres (Gonzalo Verdú, Dani Calvo y Juan Cruz). La presencia de Víctor junto a Ramón Folch le dio otro aire al equipo y, sobre todo, la aparición por banda, principalmente de Josan por la derecha, y de Fidel por la izquierda dotaron a los franjiverdes de velocidad y desborde.

El Elche se volcó sobre la meta cántabra. Josan empezó a hacer de las suyas y un centro del crevillentino lo remató Jonathas con la mala suerte de que fue al cuerpo del portero. Fue el avisó.

En apenas 12 minutos el Elche le dio la vuelta al marcador. El árbitro decretó penalti por una caída de Juan Cruz en una acción en la que el defensor local estuvo muy torpe porque el madrileño estaba ya disparando. Tras cuatro minutos de tensa espera por la consulta del VAR la pena máxima se confirmó. Fidel demostró que los lanzamientos de once metros es su especialidad y estableció el empate .

La igualada seguía siendo insuficiente para las aspiraciones ilicitanas. Había que ganar. Y en el minuto 71 llegó el gol del triunfo. Nino demostró su intelegencia para leer el juego. Abrió un balón a la banda izquierda para Fidel y el onubense metió un centro medido al segundo palo, donde Jonathas se lanzó en plancha y con un perfecto cabezado mostró su calidad como killer del área y anotó el 1-2 (m. 71). El susto del primer tiempo dio paso a la alegría de la remontada y a la confinaza.

El Racing quedó sentenciado y el Elche supo manejar el marcador a favor en la recta final del choque. Con el tiempo prácticamente cumplido hubo un centro al área pequeña de Camus que hizo encogerse los corazones de todos los franjiverdes. Pero, afortunadamente, no tuvo consecuencias. La victoria y los tres puntos dejan al equipo de Pacheta con todo a su favor para alcanzar el sueño de disputar el «play-off» de ascenso.

La reaparición de Víctor contrasta con la lesión en el tobillo de Iván Sánchez

La reaparición de Víctor contrasta con la lesión en el tobillo de Iván SánchezLa gran noticia del partido de ayer en Santander fue la reaparición de Víctor Rodríguez, que apenas había jugado nueve minutos desde que llegó en enero. El centrocampista catalán aparece en el momento clave de la temporada y es una alegría enorme porque, si las lesiones le respectan, está llamado a ser el líder del centro del campo. La alegría de la vuelta del catalán contrasta con la lesión de Iván Sánchez, quien se lesionó en el tobillo y tuvo que ser sustituido por Fidel cuando apenas se llevaba media hora del encuentro. En principio, todo indica que no es grave.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats