Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Elche tiene todo a su favor

Los franjiverdes hacen sus deberes, vencen al Albacete y aprovechan la derrota del Rayo en Almería para volver a situarse en plazas de «play-off»

23

Elche 2 - Albacete 0

Había que ganar y el Elche ganó. Los franjiverdes hicieron sus deberes y superaron al Albacete y, además, se vieron favorecidos por los resultados de sus rivales. El Rayo Vallecano perdió (3-2) en Almería y Alcorcón y Tenerife empataron. Todo salió a pedir de boca.

De esta forma, a falta de tan solo dos jornadas para finalizar la liga regular, el equipo de Pacheta tiene todo a su favor para clasificarse para el «play-off» de ascenso a Primera División. Los ilicitanos han recuperado la sexta posición y con un empate el viernes (21 horas) en Fuenlabrada, que suma un punto menos, y venciendo en la última jornada al Oviedo, que podría llegar al Martínez Valero con la permanencia asegurada, sería suficiente para estar en la promoción de ascenso y seguir soñando.

El Elche era consciente de la importancia de su encuentro frente al Albacete y más después de conocer antes de empezar que el Rayo había perdido. Pacheta apostó por un once muy reconocible. Devolvió la portería a Edgar Badia, recuperó a Óscar Gil, que regresó tras su lesión, y mantuvo a Josema en el lateral izquierdo ante la baja por lesión de Juan Cruz. Además, alineó en el doble pivote a dos peloteros como Ramón Folch y Víctor. En la banda izquierda situó a Fidel y la única «sorpresa» fue ver a Escriche en la derecha en lugar de Josan. La dupla atacante fue Nino-Jonathas.

Los franjiverdes salieron dominadores, llevando la iniciativa y el control del balón, pero se encontraron con Albacete respondón, que a los ocho minutos pudo adelantarse en el marcador con un remate de Fran García, que se fue alto.

Jonathas, en dos ocasiones, y Nino también tuvieron las suyas.

A pesar de su dominio, el equipo ilicitano no terminaba de encontrar el camino. La expulsión de Manu Fuster en el minuto 24 ponía las cosas muy favor. Ver el trayecto tan despejado, curiosamente, atenazó a los hombres de Pacheta, a los que se le notó un tanto ansiosos de ver que tenían todo a su favor y que no podían fallar.

En algunos momentos, incluso, apareció el fantasma del encuentro contra el Deportivo, en el que también con un futbolistas más, el Elche terminó perdiendo al encajar un gol en una jugada aislada. Ayer pudo suceder en un remate de Acuña, que le dio al aire cuando estaba solo dentro del área pequeña.

Pacheta no lo veía claro y en el descanso realizó dos cambios. Quitó a Escriche, que había jugado demasiado por dentro en lugar de la banda, y colocó a Josan para ampliar el campo. Y viendo que a Josema le costaba doblar a Fidel en la izquierda, pasó al murciano a su posición natural en el centro de la defensa, retiró a Dani Calvo, que llevaba tarjeta, y puso a un lateral zurdo más específico como Andoni López.

El técnico franjiverde acertó de pleno en los cambios y en el comienzo del segundo tiempo se vio a un equipo con las ideas más claras y que llegaba con más facilidad. Y cualquier duda quedó rápidamente despejada. En el minuto 51, Víctor se sacó de la chistera un pase milimétrico al hueco, viendo que Josan entraba desde la derecha, el crevillentino se internó solo en el área y le pasó el balón para que Jonathas marcase a placer. En un primer momento el árbitro anuló la jugada por fuera de juego, pero tras consultar las imágenes en el VAR comprobó que era totalmente legal y el gol subió al marcador.

A partir de ahí desaparecieron los nervios, los agobios y la ansiedad porque el principal paso estaba dado. Además, el Albacete con un hombre menos estaba obligado a atacar, algo que favorecía claramente el juego de los franjiverdes.

Poco después del primero pudo llegar el segundo, pero en esta ocasión, también tras consultar el VAR, Jonathas sí que estaba en fuera de juego. Poco después, Fidel dispuso de una buena oportunidad para sentenciar, pero Pedro salvó bajo palos. Conforme fueron pasando los minutos, el Elche fue inteligente, se dedicó a mantener el balón, a circularlo de un lado para otro y a dejar que el encuentro avanzase ante un rival moribundo. Pero las alegrías también llegan acompañadas de ciertas dosis de sufrimiento y Álvaro Jiménez tuvo en sus botas el empate.

Sin embargo, las estrellas ayer estuvieron todas alineadas del lado ilicitano y fueron de color franjiverde. Quedan solo dos partidos y el equipo de Pacheta tiene todo a su favor para estar en «play-off».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats