Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Elche, un «pobre» en la mesa de los ricos

Los franjiverdes, con el quinto límite salarial más bajo de Segunda, son el único equipo entre los seis primeros que a principio de temporada no tenía el ascenso como objetivo prioritario

Jonathas da las gracias a Nino por el pase del segundo gol que el brasileño marcó al Albacete.

Jonathas da las gracias a Nino por el pase del segundo gol que el brasileño marcó al Albacete. antonio amorós

En el mundo del fútbol el dinero no lo es todo. Cuando empieza a rodar el balón las diferencias se igualan y son once contra once, en un terreno de juego en el que influyen muchas más cosas que las cantidades que cobra cada futbolista. De la Segunda División siempre se ha dicho que es muy igualada y en muchas ocasiones los equipos más poderosos no terminan de lograr el ansiado ascenso. El mejor ejemplo es el Atlético de Madrid de la temporada 2000-2001, que tuvo que esperar otra campaña más para retornar a Primera, o Las Palmas y el Málaga el año pasado.

Sin embargo, a mayor presupuesto, mayor posibilidades de confeccionar plantillas más amplias y de más calidad que permiten marcarse objetivos más ambiciosos.

Mayores presupuestos

Girona, Rayo, Huesca y Almería partían como claros favoritos

Cuando comenzó la temporada y se conocieron los primeros límites salariales -dinero con el que cuenta cada club para las nóminas de futbolistas y cuerpo técnico- y después del mercado de invierno, en el que se terminaron de ajustar, todos señalaban a Girona (29,2 millones), Rayo Vallecano (21) y Huesca (17) como los grandes favoritos junto al Almería (18,8), que había llenado el estadio Juegos del Mediterráneo de petrodólares con la llegada del jeque árabe como nuevo dueño.

Luego había una serie de denominados aspirantes: Deportivo (13,4), Las Palmas (12,4), Sporting (11,3) o Tenerife (10,2) llamados a luchar también por la parte alta de la clasificación. Otros como Málaga (9,9), Cádiz (9,7), Albacete (9,3), Oviedo (8,8) y Zaragoza (8,1), que intentaban no llamar mucho la atención, pero que en su interior se veían capacitados para estar en la zona noble de la tabla.

Y, por último, partía un grupo de nueve equipos: Lugo (6,1), Alcorcón (6,1), Extremadura (6,1), Racing de Santander (5,8), Elche (5,6), Numancia (5,2), Mirandés (5), Fuenlabrada (4,4) y Ponferradina (4,2) cuyo objetivo era la permanencia e intentar terminar lo más arriba en la clasificación y, si sonaba la flauta, intentar soñar con acercarse al «play-off», en el que a dos eliminatorias, todo puede pasar.

Líder y ya ascendido

El Cádiz aprovecha su espectacular inicio de Liga

Las expectativas se han ido cumpliendo a medias, aunque en la mayoría de casos se ha impuesto el poderoso caballero don dinero. El Cádiz, gracias a un arranque de Liga espectacular, en el que se situó al frente de la clasificación y marcó una distancia considerable, ha obtenido el premio del ascenso, a pesar de que en la segunda vuelta y en la etapa post-confinamiento no ha estado demasiado fino.

Ahora queda por dilucidar quién le acompaña en el ascenso directo. El Zaragoza se ha derrumbado y Huesca, Almería, incluso el Girona, tres de los favoritos, están al acecho. Si no lo consiguen tendrán la oportunidad en el «play-off».

Opciones de ascenso

Gran trabajo de Pacheta y de una plantilla que ha ido mejorando en las últimas tres temporadas

Entre medio de esos peldaños reservados para los ricos de Segunda División se ha colocado el Elche. Los franjiverdes cuentan con el quinto límite salarial más bajo de la categoría y, sin embargo, a falta de solo dos jornadas para finalizar la liga regular, ocupan la sexta posición y dependen de ellos mismos para disputar las eliminatorias por el ascenso.

El conjunto ilicitano partía como «pobre», a pesar de su grandeza histórica. Los problemas económicas que viene arrastrando, que le llevaron al descenso administrativo de Primera en 2015 y que estuvieron a punto de llevarlo a la desaparición, condicionan seriamente su límite salarial. El Elche tiene un presupuesto global de 10 millones de euros, pero cerca de la mitad de esa cantidad está destinada a pagos obligatorios de sus muchos compromisos de deuda . Todo ello hace que su límite salarial fuera en verano de apenas 5,1 millones - el cuarto más bajo- y que en enero subiera un poco hasta los 5,6 -mejorando un puesto- después de la venta de Gonzalo Villar y de las aportaciones de su anterior máximo accionista, José Sepulcre, como del nuevo dueño Christian Bragarnik.

A pesar de ello, los franjiverdes están por delante en la clasificación del Rayo, que ha destinado casi cuatro veces más a su plantilla y es una de las decepciones de la Liga, o de otros aspirantes al ascenso al inicio de temporada como Deportivo, Las Palmas, Sporting, Tenerife, Málaga, Oviedo o Albacete.

El espectacular trabajo de Pacheta, de sus jugadores y todo el cuerpo técnico, médicos y auxiliares; unido, primero con la buena base de la plantilla que venía de Segunda B con Jorge Cordero de director deportivo, la mejora que tuvo la temporada anterior y la aportación en los fichajes de la presente campaña con la llegada de Nico Rodríguez a la dirección deportiva, junto a sus ayudantes Sergio Mantecón y Dani Carmona, ha permitido al Elche, por méritos propios, tener licencia para soñar y llegar a la penúltima jornada de liga con serias aspiraciones de clasificarse para el «play-off» y poder optar al ascenso a Primera División.

Curiosamente, el conjunto ilicitano se va a jugar buena parte de sus aspiraciones en el encuentro de este viernes (21 horas), en el estadio Fernando Torres, contra el Fuenlabrada, un recién ascendido, que está debutando en la presente en la categoría de plata y que tiene el penúltimo límite salarial más bajo de la categoría. Otro claro ejemplo de que el dinero no lo es todo en el mundo del fútbol y que los pobres también, si hacen las cosas bien, pueden sentarse a comer en la mesa de los ricos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats