Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

El Elche dilapida su ventaja ante los recién ascendidos

Los franjiverdes han perdido frente a Ponferradina, Mirandés y Fuenlabrada. El equipo de Pacheta solo ha sumado 12 puntos de 30 posibles en los diez partidos disputados después del confinamiento

Jonathas reclama un saque de esquina durante el partido del viernes en Fuenlabrada.

Jonathas reclama un saque de esquina durante el partido del viernes en Fuenlabrada. LOF

El Elche va a llegar a la última jornada de la liga regular dependiendo de una carambola para poder cumplir el sueño del clasificarse para el «play-off» de ascenso. Los franjiverdes se la van a jugar con el Fuenlabrada, al que aventajaba en hasta siete puntos antes del parón y ahora está dos por delante, es decir ha sumado nueve puntos más. Y en menor medida, con el Rayo, con el que tenían tres puntos de ventaja después de la victoria en Vallecas, que fue el último partido antes de que se decretara al estado de alarma por las crisis sanitaria del coronavirus; y ahora tiene solo uno de distancia.

El conjunto de Pacheta no ha dado el nivel en la liga post-confinamiento y si ha llegado vivo al último partido ha sido más por deméritos de los rivales que por méritos propios.

Tres derrotas

Tres derrotasLos equipos modestos se le atragantan a los ilicitanos

El principal problema que ha tenido el Elche ha sido frente a los equipos modestos. La diferencia de presupuestos no han influido tanto en los resultados. Todo lo contrario. Los franjiverdes han sido capaces de vencer al Girona y empatar con el líder Cádiz, en dos partidos muy meritorios, pero sin embrago han perdido en sus visita a los campos de tres recién ascendidos a Segunda División como la Ponferrada (2-1), Mirandés (1-0) y el Fuenlabrada (3-1).

Además, contra el Extremadura, otros de los modestos que ha terminando descendiendo a Segunda B, tampoco fueron capaces de dar la talla y no pasaron del empate en un partido muy discreto en el Martínez Valero.

Contra el único rival recién ascendido que ha hecho los deberes el Elche ha sido ante colista Racing de Santander. Y fue con sufrimiento, remontando el encuentro de El Sardinero, en el que iba perdiendo 1-0 al descanso.

Mala dinámica

Mala dinámicaTres victorias, tres empates y cuatro derrotas

El conjunto ilicitano ha bajado de forma considerable sus prestaciones en la «nueva normalidad». De los diez partidos disputados solo ha sido capaz de conseguir tres victorias y tres empates. Es decir, 12 puntos de 30 posibles. Unos números muy pobres para un equipo que quiere luchar por el «play-off» ascenso.

Las crisis del coronavirus rompió la buena racha de los hombres de Pacheta, que en marzo se encontraban en el mejor momento de la temporada e iban como un tiro hacia la zona privilegiada de la clasificación. El parón no ha venido bien a los franjiverdes que, además de los discretos resultados, tampoco ha terminado de trasmitir buenas sensaciones, salvo en ocasiones puntuales, que han sido bastante pocas.

Sin embargo, sus rivales tampoco han estado para tirar cohetes y eso ha provocado que a llama del sueño se mantuviera y se sigue manteniendo viva hasta la última jornada. Prueba de ello es que el Fuenlabrada, que no contaba, gracias a una espectacular racha desde la llegada de Sandoval, que se produjo justo en el confinamiento, sea el equipo que mejor lo tiene para conseguir la plaza de promoción que resta.

Oportunidad perdida

Oportunidad perdidaMalos números a domicilio y no saber aprovechar el factor casa

El Elche, a priori, tenía un calendario bastante esperanzador en la miniliga tras la reanudación. El equipo de Pacheta debía disputar seis partidos en casa y cinco a domicilio, la mayoría de ellos frente a rivales de «poca» entidad. Pero los franjiverdes no han sabido aprovechar ni una cosa, ni la otra. El Martínez Valero ha sido una asignatura pendiente, sumando ocho puntos de 15 posibles. Es cierto que la derrota contra el Deportivo (0-1) fue totalmente inmerecida. Pero igual de cierto que la victoria ante el Girona (1-0) resultó injusta para los catalanes. Como local, el Elche ha ganado a Albacete y Girona, ha empatado con Cádiz y Extremadura y ha perdido con el Deportivo. Ahora no queda más remedio que vencer mañana al Oviedo para apurar las opciones que aún restan.

Y a domicilio los resultados tampoco han sido buenos. Cuatro puntos de 15 posibles, con las derrotas en Ponferrada, Miranda y Fuenlabrada, el empate en Las Palmas y la victoria en Santander también. Un bagaje bastante pobre para un equipo que quiere luchar por el ascenso, o por los menos disputar el «play-off».

Última jornada

Última jornadaQueda una bala y hay que luchar y confiar hasta el final

Sin embargo, a pesar de la discreta trayectoria post-confinamiento del Elche, como dijo Pacheta al término del encuentro del pasado viernes en Fuenlabrada, queda una bala y hay que intentar aprovecharla. Principalmente el gol de Rubén Castro, que permitía el empate de Las Palmas e impedía que el Rayo se pusiera por delante en la tabla, ha abierto las posibilidades. La misión es difícil, pero el Depor se juega la vida.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 963 030 967.

Compartir el artículo

stats