Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Elche se encomienda al Depor

Los franjiverdes tiran por la borda su ventaja en cinco minutos tras encajar un gol en una falta mal defendida y en un penalti infantil de Jonathas que permiten el triunfo del Fuenlabrada

36

Las mejores imágenes del partido entre el Fuenlabrada y el Elche

El Elche no hizo sus deberes, cayó en Fuenlabrada, en un partido en el que tiró todo por la borda en los primeros cinco minutos de la segunda parte, en los que encajó dos goles: uno en una falta mal defendida y otro en un penalti cometido de forma infantil con unas manos innecesarias de Jonathas; y ahora depende de una carambola para clasificarse para el «play-off» de ascenso a Primera División.

Los franjiverdes necesitan ganar en la última jornada, el lunes (21 horas), al Oviedo, que llegará al Martínez Valero sin nada en juego después de que ayer asegurara su clasificación con su triunfo ante el Racing (1-0), y que el Fuenlabrada pierda en Riazor ante un Deportivo de La Coruña, que con su derrota contra el Mirandés (1-0) se ha complicado mucho la permanencia y necesita vencer de forma imperiosa a los madrileños para tener alguna opción.

La carambola no es fácil, pero tampoco es tan complicada. Las cosas estaban mucho peor para el equipo de Pacheta, que también dependía de que el Rayo que estaba ganando, pero un gol de penalti de Rubén Castro, en el minuto 90, cambió el negro futuro de los ilicitanos y abrió una ventana a la luz.

Y todo por una derrota que el Elche, en el global del encuentro, no mereció, pero cinco minutos le condenaron y dilapidaron la ventaja que tenían en la clasificación con el Fuenlabrada.

A pesar de que el empate era un buen resultado que hubiera dejado en la mano la promoción de ascenso -una victoria hubiese sido la clasificación matemática-, los franjiverdes salieron a ganar y tuvieron el partido bastante controlado durante los primeros 45 minutos.

Pacheta no quiso arriesgar con Ramón Folch ni con Fidel y apostó por su vieja guardia de Segunda División B. Manuel Sánchez, Josan, Iván Sánchez y el recuperado Juan Cruz fueron las novedades en el once inicial.

La mala suerte también se cebó con el canterano Óscar Gil, quien a los 20 minutos se resintió de su lesión y tuvo que ser sustituido por Tekio.

Durante los primeros 45 minutos ninguno de los dos equipos fue capaz de imponer su juego. El Elche trato de llevar el dominio a través de la posesión de la pelota y el Fuenlabrada con un juego directo buscando la envergadura de Ntuka, Jeisson y Anderson. Pero las defensas se impusieron a los ataques.

Los madrileños apenas crearon peligro en la primera parte sobre la portería de Edgar Badia y Nino e Iván Sánchez en los primeros minutos del primer periodo tuvieron las mejores oportunidades.

En el descanso se veía el futuro con optimismo porque el Elche vislumbraba el camino hacia el «play-off» y lo veía cerca.

Sin embargo todo cambió tras la reanudación. Primero una falta lateral lanzada por Iribas que no acertó a despejarla nadie y el balón le cayó a Gonzalo Verdú, con la mala suerte de que le rebotó en el pie y se quedó en bandeja para que Glauder rematara. Edgar evitó el gol con una parada espectacular, pero no pudo hacer el segundo milagro porque el rechace le cayó a Jeisson, que solo tuvo que empujar la pelota al fondo de la red.

Ahí se complicó el futuro franjiverde. Quedaba mucho tiempo por delante, pero Jonathas se encargó de ponerlo todavía más difícil. En una saque de esquina, el brasileño despejó el balón con la mano, en una acción muy recriminable y totalmente innecesaria, más con lo que se estaba jugando su equipo. El árbitro no lo dudó y señaló la clara pena máxima. El exfranjiverde Hugo Fraile no desaprovechó el regaló y transformó su décimo lanzamiento de once metros de la temporada.

Con el 2-0, el conjunto ilicitano lo tenía muy negro. El Rayo también estaba ganando a Las Palmas y dos rivales le habían superado en la clasificación. El sueño de la promoción de ascenso se esfumaba.

Había que jugársela todo a la desesperada. A Pacheta no le quedaba otra que arriesgar. Dejó una defensa de tres y apostó todo al ataque dando entrada a Escriche, Pere Milla, Claudio Medina y Andoni, para que centrase balones desde la izquierda.

En el minuto 72, unas manos de Iribas terminaron en penalti, previa consulta con el VAR. Jonathas redujo distancias e hizo albergar esperanzas en la recta final.

A pesar de la insistencia, solo hubo tiempo para que el equipo madrileño certificase su victoria con un postrero gol José Rodríguez en una contra ya en el minuto 94.

El Elche estaba muerto. El gol de Rubén Castro en Vallecas permite no estar enterrado y deja el corazón aún palpitando. Ahora hay que encomendarse a que el Deportivo le gane al Fuenlabrada.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 963 030 967.

Compartir el artículo

stats