Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los aficionados franjiverdes claman otra vez contra Tebas

Los seguidores del Elche exigen a los dirigentes del club que tomen medidas legales para defender sus intereses

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, en una de las visitas a la Ciudad de la Justicia de Elche.

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, en una de las visitas a la Ciudad de la Justicia de Elche. antonio amorós

La afición del Elche ha vuelto a poner el grito en el cielo por lo que considera una nueva injusticia contra el club ilicitano. El centro de las críticas es de nuevo el presidente de LaLiga, Javier Tebas, que en tierras ilicitanas es considerado «persona non grata» desde el descenso administrativo de Primera División 2015.

Nada más conocerse que el partido entre el Deportivo y el Fuenlabrada era suspendido y sí que se celebraba el resto de la jornada, los seguidores franjiverdes mostraron su indignación por lo que consideraban una clara «adulteración» de la competición. Posteriormente, con el triunfo del equipo de Pacheta y el descenso del Deportivo, que dejaba al Fuenlabrada con el camino despejado para arrebatar al Elche su plaza de «play-off», la rabia y las protestas se acrecentaron.

Y ayer, con las declaraciones de Tebas, defendiendo a los jugadores del conjunto madrileño y asegurando que el partido aplazado estaba previsto disputarse, el enfado subió de decibelios. Incluso, el hashtag #JusticiaElche se convirtió en Treding Topic en Twitter en España.

La Federación de Peñas del Elche Club de Fútbol y varias peñas a nivel particular emitieron diferentes comunicados mostrando su indignación por todo lo sucedido en la última jornada de competición. Los peñistas indicaron su «total disconformidad y rechazo» a las medidas adoptadas por LaLiga.

La Federación de Peñas aseguró que el campeonato había sido «claramente adulterado, beneficiando a unos y perjudicando a otros», como el Elche. Por ello, el colectivo de aficionados «exige» al consejo de administración del club ilicitano «que tome las medidas legales oportunas para defender los derechos e intereses» de la entidad para «poder competir en igualdad de condiciones».

Por su parte, la directora general del club ilicitano, Patricia Rodríguez, comprende el enfado de su afición y asegura que desde el mismo lunes están recabando información y trabajando para intentar buscar justicia. «Nosotros también estamos muy afectados por todo lo sucedido porque el palo es muy gordo», comentó.

«Entendemos que nosotros hemos cumplido todo a rajatabla y con buenos resultados. Lo que tenemos lo hemos ganado en el campo y no podemos ni debemos ser los máximos perjudicados de esta situación», explicó la directora general de la entidad franjiverde.

Quien parece que no está dispuesto a cambiar de opinión y a castigar al Fuenlabrada es Javier Tebas. El presidente de LaLiga defendió que los jugadores del conjunto madrileño que viajaron a A Coruña «no habían dado positivo y estaban en perfecto estado para poder jugar». En declaraciones a Cuatro, Tebas aseguró que la última jornada «no se va a repetir» y que el partido entre el Deportivo y el Fuenlabrada «se va a intentar jugar en el momento en que los jugadores estén mínimamente disponibles». No obstante, señaló que los inspectores de los clubes tendrán que determinar si se ha cumplido el protocolo.

La entidad franjiverde es optimista y aún confía en que le den el partido por perdido al Fuenlabrada

El lunes hasta altas horas de la madrugada y durante todo el día de ayer martes la actividad de los dirigentes del club ilicitano fue frenética. La directora general, Patricia Rodríguez, y el presidente, Joaquín Buitrago, estuvieron en contacto permanente con el máximo accionista Christian Bragarnik, que se encuentra en Argentina. La intención era recabar toda la información posible de lo sucedido y de los movimientos del Fuenlabrada con el protocolo sanitario para presentar una protesta y una reclamación ante LaLiga. Por su parte, la dirección deportiva, encabezada por Nico Rodríguez, también realizó varios movimientos para tratar de esclarecer un asunto que, al menos, consideran como «raro» y en el que el Elche es el gran perjudicado porque es el único equipo que puede cambiar su clasificación y se puede quedar sin disputar el «play-off» de ascenso, si finalmente se disputa el encuentro entre el Deportivo y el Fuenlabrada. Desde el club ilicitano se mostraban ayer relativamente optimistas porque consideran que el conjunto madrileño había cometido una negligencia y no había cumplido el protocolo. Y eso era una razón de peso para que LaLiga actúe y, al final, le dé por perdido el encuentro frente a los gallegos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats