Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Elche es el gran perjudicado y LaLiga se mete en un buen lío

El club ilicitano vuelve a ser el daminificado de las decisiones de Tebas y el único que puede variar su clasificación si se juega el partido del Dépor y el Fuenlabrada

Los jugadores del Elche, después de marcar el primer gol, en el partido del lunes ante el Oviedo.

Los jugadores del Elche, después de marcar el primer gol, en el partido del lunes ante el Oviedo. antonio amorós

Sin comerlo ni beberlo. Cumpliendo perfectamente con los protocolos y haciendo sus deberes en el terreno de juego, el Elche se ha visto, otra vez, perjudicado por una decisión polémica de LaLiga.

Mucho se está hablando del descenso del Deportivo, del malestar del Numancia o de la indignación del Rayo. Pero el que más motivos tiene para poner el grito en el cielo por el desenlace de la última jornada de Segunda División y con el aplazamiento del partido entre el Deportivo y el Fuenlabrada no es otro que el conjunto franjiverde.

Es cierto que de haberse disputado todos los encuentros a la misma hora las circunstancias podrían haber sido otras. Sin embargo, gallegos, sorianos y vallecanos no dependían de ellos mismos y estaban en manos de los resultados de Albacete, Lugo y Elche.

La pataleta puede ser mayor o menor, pero ninguno va a cambiar sus destinos. El único que puede variar su final es el equipo de Pacheta que, ahora, si se confirma lo dijo ayer Javier Tebas y «cuando se den las circunstancias se disputará el Deportivo-Fuenlabrada», los gallegos no tendrán ninguna motivación. Incluso puede que no se presenten ya que aseguran que no van a disputar el partido de ninguna de las maneras. A los madrileños les vale con un empate para arrebatarle a los ilicitanos la sexta posición. Además, José Ramón Sandoval tiene, si finalmente se juega el 30 de julio, ocho días para preparar el encuentro, mientras que Pacheta no sabe qué hacer mientras con su plantilla, porque durante ese tiempo permanecerá la incógnita de si el Elche va a jugar o no la promoción de ascenso.

Descenso administrativo

En 2015, el Elche pagó sus errores y ahora puede quedar impune otra posible negligencia

El club ilicitano recibió hace cinco años un castigo sin parangón en el fútbol español. Fue el primer equipo en la historia que descendió administrativamente de Primera División, cuando había logrado la permanencia en el campo. La entidad franjiverde pagó una mala gestión de sus dirigentes.

Sin embargo, ahora, con muchas dudas sobre su manera de actuar y una posible negligencia a la hora de aplicar el protocolo anticovid-19, el Fuenlabrada puede ser el gran beneficiado. La suspensión de su partido frente al Deportivo se sabía desde un primer momento que le dejaba en clara ventaja. Aún así, tanto LaLiga, como el CSD como la RFEF decidieron que se disputase el resto de la jornada. Para nada se ha actuado con justicia y el damnificado, se sabía ya con anterioridad, vuelve a ser el Elche.

Responsabilidad

Los futbolistas y la entidad franjiverdes han cumplido a rajatabla el protocolo

En el Fuenlabrada ha habido hasta 12 contagios, algo que, al menos, aunque pueda parece circunstancial y motivado por la mala suerte o la casualidad, es sospechoso de que los jugadores, técnicos y auxiliares no han cumplido con las estrictas normas de comportamiento marcadas por la Patronal del fútbol. Mientras tanto, los futbolistas y el club ilicitano han cumplido a rajatabla el protocolo. Los jugadores apenas han tenido vida social al margen de sus familias. Han madrugado todos los días para entrenar. Del Martínez Valero han regresado a sus domicilios y poco más. Y ahora ven lo que ha ocurrido y tienen argumentos suficientes para estar indignados y decepcionados con las decisiones de LaLiga.

Prueba médicas

LaLiga es la primera que conoce los resultados de los tests, que realiza una empresa externa

Resulta también sospechoso que LaLiga no conociera los positivos del Fuenlabrada hasta poco antes de su partido en Riazor, cuando es una empresa externa, contratada por la propia Patronal del fútbol, la encargada de realizar los test y pruebas médicas. LaLiga es la primera en saber los diagnósticos para poder actuar en consecuencia. Sin embargo, el conjunto madrileño, aún conociendo ya algún positivo desde el sábado, viajó a A Coruña, no acudió a los vestuarios a preparar las equipaciones, como es perceptivo con bastantes horas de antelación a la celebración del encuentro; y no se movió del hotel. Todos los indicios apuntan a que buscaban la suspensión. Incluso, en un momento determinado, podía haber jugado el partido porque los contagiados eran seis jugadores y contaba con efectivos suficientes para disputar el encuentro.

En el Elche, Jony Álamo, que fue baja precisamente frente al Fuenlabrada por una amigdalitis, podría haber estado disponible para jugar ante el Oviedo. Sin embargo, como había pasado fiebre y no se había sometido a los test del sábado, cumpliendo el protocolo, el club ilicitano y Pacheta decidieron que no entrase en la convocatoria. Otro ejemplo más de la diferente manera de comportamiento entre un equipo y otro.

Más polémica

Jugar hasta el 11 de agosto añade otro problema con la vigencia de algunos contratos

LaLiga tiene un buen lío por delante si mantiene su plan de fijar el Deportivo-Fuenlabrada para el 30 de julio y las eliminatorias del «play-off» para el 2 y 5 y el 8 y el 11 de agosto. Ya hubo bastante polémica con los contratos de jugadores y entrenadores que expiraban el 30 de junio para la alargarlos durante el mes de julio. Se tuvieron que llegar a acuerdos, incluso algunos jugadores abandonaron sus equipos. Ahora, con la disputa de partidos hasta agosto, el problemas se acrecenta y, posiblemente, se tengan que renegociar de nuevo, lo que significa retrasar también los fichajes de futbolistas y entrenadores que terminan contrato.

Problemas de calendario

El inicio de la próxima temporada fijado para el 12 de septiembre se tendrá que retrasar

El lío de LaLiga no es solo para finalizar la presente temporada. El hecho de tener que jugar hasta el 11 de agosto obliga también a retrasar el comienzo de la próxima temporada, que estaba programado para el 12 de septiembre. El calendario ya estaba muy ajustado, con la celebración de hasta seis partidos en jornadas entre semana, y habría que condensarlo todavía más. Los futbolistas necesitan un periodo de vacaciones y una pretemporada. Por lo que hasta octubre, como muy pronto, no podría comenzar la nueva temporada. Tebas tiene un buen embrollo por delante y el gran perjudicado vuelve a ser el Elche.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 963 030 967.

Compartir el artículo

stats