Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bragarnik coge las riendas

El dueño del Elche pone a personas de su confianza al frente del recurso del «caso Fuenlabrada» y está supervisando todo desde Argentina

Alejandro Martínez, entre Patricia y Buitrago, ayer en la junta.

Alejandro Martínez, entre Patricia y Buitrago, ayer en la junta. e. c. f.

Christian Bragarnik está deseoso de trasladarse a Elche, pero no lo puede hacer porque se encuentra confinado en Argentina por la crisis sanitaria del covid-19. Al dueño de la entidad franjiverde le hubiera gustado estar en tierras ilicitanas en la recta final de la temporada en la que el equipo de Pacheta se está jugando el «play-off» de ascenso a Primera División y más todavía en los últimos días con toda la polémica que se ha montado en el denominado «caso Fuenlabrada».

Sin embargo, el inversor argentino está ejerciendo su papel de propietario, ha puesto al frente de todos los movimientos relacionados con el recurso presentado ante la Real Federación Española de Fútbol a personas de su confianza y está supervisando todo desde su país.

El abogado valenciano Alejandro Martínez, perteneciente al despacho Villena Asociados de Valencia, que fue el encargado de tramitar la compra de las acciones a Sepulcre, fue nombrado consejero cuando Bragarnik asumió la propiedad del Elche a finales del año pasado y ejerce el papel de secretario del consejo de administración; ha sido el encargado de redactar el documento de alegaciones que ha presentado el club ilicitano. Ricardo Pini, asesor y brazo derecho del dueño de la entidad franjiverde, también ha colaborado desde Argentina en la elaboración del recurso, mientras que el presidente, Joaquín Buitrago, ha sido otra de las personas que han participado en la redacción.

Papel testimonial de Patricia

Sin embargo, la directora general del club, Patricia Rodríguez, ha tenido un papel testimonial y según fuentes conocedoras del proceso, ha aportado la firma al documento y poco más.

A pesar de que Christian Bragarnik no se ha presentado todavía públicamente y no ha realizado ninguna declaración en Elche sobre su proyecto, sí que ha cogido las riendas del club en este asunto.

El inversor argentino, en una entrevista en su país señaló que el objetivo de llevar a la entidad franjiverde a Primera División era a medio plazo y que jugar el «play-off» de ascenso no era la meta para la presente campaña. Pero, al mismo tiempo, señaló que se les había presentado la oportunidad y que la intención era aprovecharla.

Bragarnik es consciente de la importancia, tanto a nivel deportivo como económico, que el Elche juegue las eliminatorias a Primera División. En caso de clasificarse finalmente recibiría unos ingresos extras de cerca de un millón de euros. Por ello, está poniendo todos los medios disponibles a su alcance y ha exigido un esfuerzo extra a sus personas de confianza para intentar que se haga justicia, que al Fuenlabrada se le dé el partido por perdido y que sea el equipo de Pacheta el que dispute el «play-off» de ascenso a la Liga de las Estrellas.

Subir a Primera División esta temporada significaría un adelanto significativo para su proyecto en el Elche y el inversor argentino no quiere dejar pasar la oportunidad que se le ha presentado.

Además de la compra del paquete de mayoritario de acciones a Sepulcre, Bragarnik ya apostó fuerte durante el pasado mercado invierno y depositó más de un millón de euros en LaLiga para poder ampliar el límite salarial, que permitió los fichajes de Dani Escriche, Josema Sánchez y, sobre todo, de Víctor Sánchez y de Jonathas de Jesús, que eran dos jugadores que podían darle un salto de calidad importante a la plantilla.

Ayer hubo junta de accionistas

Precisamente, ayer se celebró una junta de accionistas para capitalizar ese dinero aportado en enero y canjearlo por acciones, que era una de las obligaciones que requirió LaLiga para poder ampliar el límite salarial.

En la junta de accionistas de ayer, lógicamente, no estuvo presente Bragarnik al encontrarse en Argentina. Pero sí que acudieron, como se puede comprobar en la imagen de abajo, Alejandro Martínez y Julio César Giner, que también es consejero, los dos abogados valencianos que acompañan al inversor argentino en esta nueva aventura en el Elche Club de Fútbol.

En la asamblea estuvieron presentes el presidente, Joaquín Buitrago, y la directora general, Patricia Rodríguez. La junta de accionistas fue rápida, como explicó Buitrago a su conclusión, porque simplemente era para adoptar decisiones rutinarias como fue la obligación de convertir en títulos del club ilicitano el dinero depositado ante LaLiga durante el mercado de invierno.

Christian Bragarnik cuenta ya con prácticamente el 99% de las acciones de la entidad franjiverde. Es el dueño absoluto, aunque todavía le queda ir cumpliendo los compromisos de pago fijados a varios años en la compra del paquete accionarial mayoritario a Sepulcre, y tiene claro que el Elche es una gran oportunidad para darse a conocer y abrirse camino en el fútbol español y europeo. Por ello no ha dudado en ponerse al frente del proceso del «caso Fuenlabrada».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats