Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una charlotada en medio del caos

El desaguisado del «Caso Fuenlabrada» provoca la desesperación en el Elche, que ha cumplido en el campo y con el protocolo sanitario y, sin embargo, es el más perjudicado

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, y el presidente de la Federación Española, Luis Rubiales.

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, y el presidente de la Federación Española, Luis Rubiales. efe

Todo lo que está sucediendo con el «Caso Fuenlabrada» se asemeja más con una charlotada de un espectáculo circense que a una sociedad moderna y preparada del siglo XXI. El cruce de intereses y las guerras mediáticas tienen un claro objetivo: el negocio del fútbol del que todo el mundo quiere sacar tajada.

Resulta inverosímil que prácticamente dos semanas después de que saltase por los aires la finalización de la competición no se haya encontrado una solución coherente y justa. Y en medio está el Elche y ha llevado a rajatabla los protocolos sanitarios y, curiosamente, es el equipo más perjudicado de la situación.

La desesperación y, a su vez, indignación por el desarrollo de los acontecimientos se está apoderando del club ilicitano, que no entiende como todavía no se ha puesto fin a una película cuyo principal desenlace debe ser resolver la lucha por el ascenso.

El «Caso Fuenlabrada» tiene su problema en el origen y desde el primer momento las decisiones tomadas por las autoridades competentes han creado más problemas que soluciones.

Origen del problema

Suspender solo el partido Deportivo-Fuenlabrada de la última jornada fue un error

La decisión de LaLiga, Federación y Consejo Superior de Deportes de suspender solo el partido entre el Deportivo-Fuenlabrada de la última jornada de la liga regular fue el origen del problema. A partir de ahí se desencadenó todo el despropósito porque la competición quedó adulterada al tratarse de un encuentro decisivo, tanto para el desenlace tanto en la lucha por el descenso como por el «play-off». Desde el momento que se anunció se vio que podía generar un caos, como así ha sido. Además, que se dieron los resultados propicios para que el problema fuera mayor.

El Deportivo se vio descendido sin jugar y, aunque no dependía de sí mismo, lo ha aprovechado con una defensa a ultranza para intentar no bajar al pozo de Segunda B. Mientras que el Fuenlabrada se veía como el más beneficiado porque le bastaba un empate ante un equipo que no se jugaba nada.

Consenso roto

Los madrileños pasaron de acatar la propuesta de LaLiga

El anunció de LaLiga el pasado domingo de proponer que el encuentro entre gallegos y madrileños quedara suspendido definitivamente y que el Elche fuera el equipo que disputase la promoción de ascenso parecía que iba a ser la solución. Incluso, el Fuenlabrada aseguró que acataría la decisión.

Pero el consenso inicial quedó rápidamente roto a las primeras de cambio. La entidad madrileña cambió de opinión ante las críticas recibidas desde su propia plantilla y decidió seguir con su cruzada para ganar tiempo, que sus jugadores se recuperasen y, de esa forma, tener la posibilidad de disputar el partido. Algo que, con el paso de los días, ven más posible.

Rectificación

La cautelar del juez instructor da al Elche como equipo de «play-off» y Competición lo rechaza

El siguiente episodio de la película se produjo cuando el pasado jueves el juez instructor del expediente del «Caso Fuenlabrada» emitió un informe duro contra el conjunto madrileño y en el que proponía, como medida cautelar, para poder finalizar la competición, dar por perdido el partido al conjunto madrileño y que el Elche jugará las eliminatorias por el ascenso. Era la segunda vez que un organismo despejaba el camino del conjunto ilicitano.

Pero, al igual que con la propuesta de LaLiga, duró muy poco. Menos de 24 horas. Al día siguiente, el pasado viernes por la tarde, el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol, que fue precisamente el que había nombrado al juez instructor, decide rechazar sus propuesta, alegando que no se puede aceptar una medida cautelar que pudiera perjudicar al castigado sin una resolución. Más lío.

Más controversia

La Federación propone una Liga de 24 equipos y Racing y Extremadura piden una de 26

Por si faltaba poco, la Federación Española, que apenas se está pronunciando públicamente en todo este asunto, se descolgó también el pasado viernes, anunciando que iba a proponer a LaLiga que la Segunda División de la próxima temporada estuviera compuesta por 24 equipos. De esa forma, el Deportivo de La Coruña, que es el que más ruido está haciendo, y el Numancia no bajarían a Segunda B. Una propuesta difícil de llevar a cabo debido a lo apretado del calendario y si 42 jornadas ya son muchas, con 44 el problema se acrecentaría.

Además, el Racing de Santander y el Extremadura, los otros dos conjuntos que han descendido, salieron rápidamente a la palestra y dijeron que esa decisión no era justa y que o bajaban cuatro descendidos o ninguno, proponiendo una competición de 26 equipos.

La rocambolesca situación ha ido más allá y todos los equipos quieren aprovechar la incertidumbre para intentar sacar tajada. Incluso, el Rayo Vallecano de ascenso, así ninguno de los tres que tenían posibilidades antes de la última jornada (Fuenlabrada, Elche y Rayo) verían cumplido su sueño.

Incluso se ha comentado la posibilidad de que si no se juega la promoción que sea el Zaragoza el que ascendiera como tercer clasificado, o que no suba nadie y el Leganés permanezca en Primera, hasta que si el Fuenlabrada desciende de forma administrativa sea el Barcelona B el que suba a Segunda. Ver para creer.

Rocambolesco

El Fuenlabrada vuelve a entrenar con 8 futbolistas, quiere jugar y el Deportivo está de vacaciones

La última situación rocambolesca a todo este caos se produjo ayer. Después de regresar de A Coruña la mayoría de la expedición del Fuenlabrada que había dado negativo en los últimos controles, el conjunto madrileño volvió a entrenar y lo hizo con solo ocho futbolistas, que son los que están en condiciones y no tienen que cumplir aislamiento. Para completar, tienen que llamar a jugadores del filial, que, a su vez, también tienen que ser sometido a los oportunos test. Los fuenlabreños quieren jugar este miércoles 5 de agosto su partido aplazado y mientras los futbolistas del Deportivo no están entrenando y están ya de vacaciones.

Los franjiverdes piden un desenlace «rápido y justo»

La plantilla y el cuerpo técnico del Elche emitieron ayer un comunicado transmitiendo su «absoluta indignación» por la falta de soluciones. Califican la situación de «bochornosa» y recuerdan que "desde el último encuentro de la liga regular , el equipo ha seguido entrenando con la máxima profesionalidad y compromiso sin saber va a servir de algo o no». Los jugadores y entrenadores piden una solución «rápida y justa» y recuerdan que «existen situaciones contractuales de jugadores muy complejas». La plantilla muestra malestar porque ahora se hable de otras soluciones cuando LaLiga propuso Elche como equipo de «play-off.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats