El Elche sorprendió ayer cuando desveló que el primer fichaje se trataba del colombiano Jeison Lucumí, un futbolista desconocido para el gran público, que llega al Martínez Valero por petición expresa del nuevo entrenador, Jorge Almirón, que ya lo tuvo a sus órdenes hace dos temporadas en las filas del Atlético Nacional de Colombia.

Se trata de un jugador diestro, pero que domina las dos piernas. Su posición más habitual es la de extremo derecha, pero también puede actuar en la izquierda a pierna cambiada para perfilar el disparo con la diestra, incluso como delantero.

Será la primera vez que cruza el charco para jugar en el fútbol europeo. Tiene experiencia en Colombia y en México, donde la temporada pasada jugó cedido por el Tigres en el Querétaro. Sus buenas actuaciones le llevaron a ser pretendido también por el Atlas mexicano. Pero no superó la revisión médica por un desgarre muscular del que no se había recuperado. Ahora aseguran que ya está totalmente recuperado, aunque deberá ser examinado por los médicos del club ilicitano.

Lucumí comenzó a destacar muy pronto en el Atlético Cali de donde pasó al América. Formó parte de la selección colombiana sub'20 que participó en el Campeonato Sudamericano, en el que marcó cuatro goles en ocho partidos, y en el Mundial de 2015 en Nueva Zelanda, donde tuvo una actuación destacada. El Tottenham inglés se fijó en él y estuvo a punto de ficharle.

El nuevo futbolista franjiverde ha visto frenada su progresión en los últimos años por culpa de diferentes lesiones, aunque con Almirón en el Atlético Nacional mostró un buen nivel y, por ello, el ahora técnico del Elche lo ha recomendado y ha insistido mucho en su fichaje. Es un jugador rápido, con desborde y que le gusta disparar a portería a la mínima que pueda.

Otro de los aspectos que destacan los que le conocen es su tremenda personalidad y que no se arruga ante nada. Incluso ha tenido algún encontronazo con compañeros por su deseo de querer lanzar una falta. Llega a España por primera vez con 25 años para reforzar el juego exterior del conjunto ilicitano y competir por un puesto con Josan, en la banda derecha; y con Fidel, en la izquierda.