El único remate que no paró Edgar Badia fue el gol de Griezmann en el minuto 2. Albert Gea/reuters

El nuevo Elche de Jorge Almirón cayó anoche por la mínima (1-0) en el Trofeo Joan Gamper ante un Barcelona plagado de estrellas después completar un notable trabajo defensivo, en el que volvió a destacar el recital de paradas de su portero Edgar Badia, convertido por derecho propio en el hombre del partido. Pese a la falta de rodaje del equipo y de contar tan sólo con 12 profesionales, los franjiverdes ofrecieron una imagen muy seria en un Camp Nou vacío e incluso pudieron empatar en el tramo final cuando el canterano Diego Bri remató solo ante Neto, pero el portero azulgrana rechazó su disparo.

Con los pocos mimbres de que dispone por el retraso en los fichajes, el técnico franjiverde Almirón hizo de la necesidad virtud y apostó por la lógica: defensa de cinco con los tres centrales del ascenso -Dani Calvo, Gonzalo Verdú y Josema- y dos carrileros ofensivos -Josan y Fidel-; doble pivote para Nuke Mfulu y el canterano Jony Álamo -que le ganó la partida a Víctor Rodríguez- y tres hombres en ataque con el interesante debut de Tete Morente más el legendario Nino y Pere Milla, el autor del histórico gol en Girona.

Muy pronto descubrió el Elche de qué va la Liga de las Estrellas: en el minuto 2 y desde bastante lejos del área, Messi filtró un gran servicio a la espalda de Josan que Alba convirtió en una perfecta asistencia para el gol de Griezmann (1-0). Antes de tomarle el pulso al encuentro y la categoría, el conjunto ilicitano ya iba por debajo en el marcador, pero no se descompuso, ni mucho menos.

Muy ordenado posicionalmente en defensa con un esquema de 5-4-1, el conjunto ilicitano evolucionaba en ataque al 3-4-3 para buscar sin complejos la portería de Neto, ayer titular en lugar de Ter Stegen. Aunque la presión adelantada del Barça impedía la salida cómoda del juego, el equipo de Almirón supo desplegarse con sentido para llegar por las bandas, aunque careció de mordiente en los metros finales.

Ofreció muy buenos detalles en su estreno como franjiverde Tete Morente, por delante de Josan, para buscar el espacio libre detrás de Alba y dejar algún centro y un disparo fuera interesantes. También se adaptó muy bien en su regreso a Primera Fidel en la izquierda. Y quien mejor dio la medida de su calidad volvió a ser el portero de Reus Edgar Badia, que impidió el 2-0 en un «mano a mano» ante De Jong tras error de Josema y poco después detuvo un gran tiro de falta de Messi.

Frente a un Barça plagado de internacionales y en el estreno de Koeman en el Camp Nou, los franjiverdes mantuvieron el tipo en todo momento en este primer acto, en el que llegaron a tener más del 40% de posesión frente al nuevo Barça del 4-2-3-1, que buscó la movilidad constante de sus hombres de ataque y la inspiración de un Messi necesitado de reconciliarse con el barcelonismo. Con todo, Alba fue su hombre más peligroso en esta fase con sus internadas por la izquierda.

Tras el descanso el Barça subió una marcha más y asedió al Elche, que comenzó a acusar cierto cansancio físico. Badia volvió a erigirse en salvador en una noche estelar con casi una decena de paradas de mérito y negó el gol una y otra vez a Messi por partida doble, Dembélé y Trincao.

Le faltó en este punto al Elche más capacidad para retener el balón y salir de la agobiante presión azulgrana. A falta de media hora para el final Almirón dio entrada a Víctor Rodríguez y el joven César Moreno para oxigenar el juego en el centro del campo y el equipo lo agradeció. Ya no sólo se defendía con orden y muy junto, sino que volvió a atreverse a pisar el área blaugrana. A Morente le sobró un regate ante Alba, Pere Milla no eligió bien en la siguiente acción de ataque y la mejor opción llegó en el minuto 80 tras una gran internada por la banda derecha de Josan, cuyo centro llegó a los pies del chaval Diego Bri, pero su remate lo rechazó Neto para impedir el empate.

Con esta oportunidad casi se cerraba la 55ª edición del Joan Gamper, en la que un Elche de circunstancias superó con nota su primer test serio a menos de una semana para que el sábado a las 18:30 debute en LaLiga Santander en casa ante la Real Sociedad.

Raúl Guti, cuarto fichaje para el «proyecto Almirón»

El centrocampista del Zaragoza Raúl Guti, de 24 años, será anunciado oficialmente en las próximas horas como el cuarto fichaje del Elche para su retorno a Primera el próximo sábado (18.30) en el Martínez Valero ante la Real Sociedad. El club franjiverde abonará unos cinco millones de euros a la entidad maña, que también se reserva un 20% de los derechos de un posible futuro traspaso. El jugador aragonés firmará por cuatro temporadas.