El director deportivo del Elche CF, Nico Rodríguez, ha asegurado este miércoles que en el club no están preocupados porque empiece la competición el sábado y tenga aún la plantilla por completar. "La fecha del cierre del mercado es el 5 de octubre y estamos como todos los equipos atentos al mercado, que está muy complicado. La última semana van a haber muchos movimientos. Nunca nos habíamos marcado tener toda la plantilla para el primer partido, la fecha marcada es el 5 de octubre y, para entonces, confiamos en tener un equipos competitivo".

El técnico asturiano no quieres que la falta de efectivos sea una excusa para el partido del sábado frente a la Real. "Es cierto que tenemos alguna desventaja, pero las cosas han venido así y, por suerte, estamos en Primera División. Lo que queremos es tener el 5 de octubre una plantilla competitiva y que dé el nivel en Primera. Mientras tanto, no queremos excusas".

Nico Rodríguez no ha querido asegura que el entrenador, Jorge Almirón, vaya a tener su licencia a punto para poder sentarse en el banquillo, al igual que Sánchez Miño la doble nacionalidad argentina e italiana. "Son temas que llevan otros departamentos del club. Estamos en el proceso y dependemos de otros organismos que tienen que validar toda la documentación. Debemos ser cautos, pero, a la vez, tenemos confianza en nuestro departamento jurídico, que está haciendo bien su trabajo".

En los casos de Lucas Boyé y Jeison Lucumí, que siguen entrenando aparte por el protocolo anticovid-19, que les obliga, al venir de ligas extranjeras, a pasar dos test PCR con resultado negativo en 72 horas, el director deportivo franjiverde ha señalado que "mañana miércoles toda la plantilla pasará los tests habituales de 48 horas antes de los partidos y esperamos que ambos puedan estar disponibles". Los resultados se conocerán el viernes por la mañana y, como máximo, realizarán solo un entrenamiento con el grupo, aunque podrían entrar en la convocatoria para el estreno liguero.