30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elche CF: Mejoría en tiempo récord

Escribá ha sacado al Elche del descenso y le ha cambiado la cara por completo al equipo en apenas 20 días - El técnico valenciano lo ha hecho en un momento crucial de la temporada en el que el conjunto franjiverde caminaba sobre el alambre con el peligro de una caída irreversible

Los jugadores del Elche
celebran el segundo gol
ante el Sevilla. matías segarra

Los jugadores del Elche celebran el segundo gol ante el Sevilla. matías segarra

El regreso de Fran Escribá al Elche provocó una gran ilusión entre la afición franjiverde. Si había un técnico capaz de revertir la agónica situación por la atravesaba el conjunto ilicitano ese era el entrenador valenciano. La misión no era fácil porque ni había confeccionado la plantilla, como en su anterior etapa, ni la situación era la misma.

Sin embargo, en apenas 20 días, Escribá ha sido capaz de sacar al Elche de los puestos descenso y de cambiar la cara por completo al equipo. Además, lo ha hecho en un momento crucial de la temporada, en el que el conjunto franjiverde caminaba sobre el alambre, con un calendario complicado y con el peligro de una caída que hubiera sido, prácticamente, irreversible.

Como el propio entrenador dijo el pasado sábado, tras la importante y brillante victoria frente al Sevilla, solo se ha dado un paso y queda todavía mucho trabajo por delante. Pero el técnico valenciano ha puesto, a las primeras de cambio, unos cimientos sólidos que pueden permitir la obra de otro milagro en el Martínez Valero.

El Elche sale del descenso nueve jornadas después con los goles de Raul Guti y Carillo INFORMACIÓN TV

Defiende y ataca mejor

Un conjunto equilibrado, ordenado y mucho más práctico

Desde el primer día, Escribá ha conseguido dotar al Elche de su sello. El conjunto ilicitano tiene un estilo reconocible y los propios rivales, como hizo Lopetegui en la previa del choque contra el Sevilla, ya reconocen la mejoría de los franjiverdes. Un equipo que defiende mejor a través de una presión adelantada en la salida del balón de los contrarios, con la defensa más adelantada y que, cuando no puede robar la pelota, dispone de las líneas muy juntas tratando de tapar cualquier vía de penetración de los contrarios.

El nuevo Elche de Escribá también es un conjunto mucho más práctico que con Almirón. No se complica a la hora de sacar el balón desde su área y su misión principal es que el esférico esté lo más alejado posible del área de Edgar Badia.

Además, a nivel ofensivo, sabiendo que su capacidad para dominar y controlar los partidos es reducida, intenta hacer daño a través de un juego directo, con transiciones rápidas por las bandas, con el desdoblamiento de los laterales y tratando de poner centros al área para aprovechar la altura y la capacidad rematadora de sus dos tanques: Lucas Boyé y Guido Carrillo. El Elche es un equipo de la zona baja llamado a defender más que atacar. Sin embargo, Escribá ha implantado orden, equilibrio, practicidad y una identidad propia jugando con dos delanteros.

Fiable como local

Dos victorias en dos encuentros en el Martínez Valero

Otra de las asignaturas pendientes que tenía el Elche eran los pocos puntos que había logrado en el Martínez Valero. Sin embargo, en los dos primeros partidos con Escribá en el banquillo han sido dos triunfos y no contra cualquiera. El primero, en el estreno del valenciano, fue ante un rival directo como el Eibar, en el que de ganar a no hacerlo significaba un abismo. Los franjiverdes obtuvieron la victoria, igualaron a puntos a los vascos y le ganaron el golaveraje particular. Y el segundo, el sábado ante un Sevilla, que, a pesar de no llegar en su mejor momento tras sus derrotas frente al Borussia de Dortmund , en Champions; y el Barcelona, en Liga y Copa; cuenta con una plantilla extraordinaria. Los hispalenses solo habían perdido esta temporada en Liga frente a los azulgranas, Real Madrid y Atlético de Madrid. El Elche ha entrado en ese selecto grupo de pocos elegidos.

Con Escribá, el conjunto ilicitano ha sumado los seis puntos que ha disputado como local. Una garantía de cara a partidos venideros en la recta final de la competición en la que tendrán que recibir a rivales directos como el Alavés y el Valladolid.

Calendario apretado

Poco tiempo para trabajar en los entrenamientos

El preparador valenciano ha revertido la situación en un tiempo récord y sin apenas tiempo para poder trabajar sus nuevas ideas durante los entrenamientos, porque ha tenido que afrontar un calendario muy apretado y complicado con el partido del Camp Nou que tuvo que disputar entre semana. Entre sesiones de recuperación y los días previos en los que no se puede cargar físicamente a los futbolistas, ha habido muy pocas sesiones en las que se haya podido aumentar la intensidad del trabajo.

Sin embargo, el nuevo cuerpo técnico ha implantado un día a la semana de doble sesión, algo que rara vez ocurría con Almirón. Cuando las semanas antes de los partidos son completas, Escribá intenta un día trabajar mañana y tarde con sus jugadores. Hoy la plantilla descansa y mañana martes lo volverá hacer.

Equipo competitivo

Ha conseguido plantarle cara a cualquier rival

El Elche de Escribá está demostrando ser un equipo muy competitivo que ha conseguido plantar cara a cualquier rival. Perdió en el Camp Nou frente al FC Barcelona, pero durante todo el primer tiempo fue capaz de frenar a los azulgranas e, incluso, jugarle de tú a tú ante que una genialidad de Messi rompió el partido. En Granada estuvo muy cerca de puntuar y cayó por la mínima. Ahora, los franjiverdes no dan por perdido ningún encuentro. La victoria frente al Sevilla también ayuda a que la plantilla se crea que está capacitada para cualquier cosas. Y cuando uno se lo cree es más fácil alcanzar sus objetivos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats