Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La maldición de las lesiones se vuelve a cebar con Guido Carrillo

El argentino, que se ha perdido la mitad de la Liga, se tuvo que retirar en Huesca por problemas en el isquiotibial y está pendiente de pruebas

Guido Carrillo se ha lesionado de nuevo y su concurso en la recta final de la Liga se complica.

Guido Carrillo se ha lesionado de nuevo y su concurso en la recta final de la Liga se complica.

Un puñetazo al césped y mirada perdida en la grada después de tener que ser sustituido. Fue el fiel reflejo de la impotencia que mostró Guido Carrillo tras sufrir una nueva lesión el pasado viernes en el encuentro frente al Huesca.

La maldición sigue persiguiendo al delantero argentino, que fue uno de los fichajes estrellas esta temporada del Elche, pero al que los problemas físicos no le están dejando cumplir con las expectativas.

Desde mediados de febrero y hasta finales de marzo, el futbolista sudamericano parecía que había visto la luz y fue titular en cinco de los seis partidos disputados. Sin embargo, ha llegado abril y los contratiempos han vuelto a aparecer. Primero fue en Getafe cuando se tuvo que quedar en el banquillo por una indisposición. En el Coliseum pudo jugar el segundo tiempo y luego tuvo una amplia participación frente al Betis. En Huesca, Escribá, con la vuelta de Lucas Boyé tras cumplir sanción, decidió dejarlo en el banquillo. Con el partido con el resultado de 2-1, el técnico franjiverde decidió sacar a Guido Carrillo para buscar el empate. El atacante del conjunto ilicitano salió en el minuto 63 por Tete Morente, pero en el 76, solo 13 después, en una lucha por un balón, sufrió un «pinchazo» en la parte posterior del muslo derecho, en la zona del músculo isquiotibial, se tuvo que retirar y dejar su sitio a Nino.

El delantero argentino solo ha podido disputar esta temporada 18 de los 30 partidos que se llevan de Liga y uno de Copa. Acumula 855 minutos en la competición doméstica y 90 en la del KO, cuando estaba llamado a formar la delantera del conjunto ilicitano junto a Lucas Boyé. Algo que apenas ha podido hacer.

Primero sufrió una lesión de rodilla que le obligó a estar de baja cerca de un mes. Reapareció y volvió a recaer, estando en total casi dos meses en el dique seco.

Posteriormente, debido a la inactividad, cuando forzó sufrió una sobrecarga en el bíceps femoral. Después de tres meses de arrancadas y paradas a mediados de febrero comenzó a tener cierta regularidad, algo que agradeció tanto el futbolista como el equipo.

Pero ahora ha llegado una nueva lesión que le puede apartar en el momento decisivo de la competición. Carrillo está pendiente de pruebas médicas para saber el alcance de la lesión y si existe rotura en el bíceps femoral. Todos los indicios apuntan a que sí, por lo que, si se confirma, será baja, como mínimo, dos o tres semanas. Una ausencia muy importante con todo lo que hay en juego.

El caballo de batalla

El bíceps femoral está siendo el caballo de batalla en la plantilla del Elche en la presente temporada. Hasta ocho jugadores de la plantilla han tenido que parar por problemas en esa parte posterior del muslo. Además de Guido Carrillo también se han lesionado, con más o menos gravedad, Josema, Fidel, Diego Rodríguez, Tete Morente, Josan, Mojica y el canterano Jony Álamo.

Unos acusan los problemas musculares a lo atípico de la temporada. Otros a una deficiente preparación física. Lo cierto y verdad es que este tipo de lesiones se están acumulando en la plantilla franjiverde y están dejando fuera de juego a muchos jugadores importantes, que se han perdido partidos cruciales para el devenir de la competición. Ahora solo queda esperar que lo de Carrillo no sea grave y pueda volver pronto.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats